Ellos han conseguido sobrepasar las fronteras, cuentan con una amplia red de distribución y apuestan por convertirse en una marca que representa un estilo de vida. La industria de la moda se reconfigura y desvela promesas de los negocios que demuestran que la vanguardia surge por debajo del trópico de cáncer. Freda Salvador es uno de estos talentos en la mira.

Por: Marcelino Pacheco

Esta marca de calzado entrelaza la creatividad de la diseñadora salvadoreña Cristina Palomo-Nelson, descendiente de una familia dedicada a la fabricación de calzado y la visión de la diseñadora estadounidense Megan Papay, que en conjunto dieron vida a Freda Salvador.

Su valor agregado se centra en la calidad y el confort, que están garantizados por su manufactura ubicada en Elda, España, y sus diseños versátiles que se adaptan al guardarropa femenino con un precio competitivo.

Lee también: Las diseñadoras salvadoreñas que inician su expansión internacional

Estas características les han abierto las puertas de las departamentales y boutiques en la Unión Americana, que conforman su red de distribución más grande y que también incluye su flagship store en San Francisco y un punto de venta compartido con la diseñadora de bolsas Janessa Leoné, en Los Ángeles.

La dupla, que opera con financiación propia, incrementó su gama de productos y adoptará la modalidad buy now, wear now, por lo que su Website ha sido renovado para que el usuario tenga una mejor experiencia de compra.

Asimismo, se aventuraron en un road trip para llegar a mercados potenciales con una tienda rodante llamada Diego, que brinda visibilidad a su propuesta.

Por si fuera poco, prevén el lanzamiento de una línea de marroquinería y su incursión en el segmento masculino.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

En este hotel podrás dormir en sábanas de oro
Por

Dormir cómodo es una de las mejores experiencias que se puede tener. Para que eso suceda hay factores muy importantes qu...