Javier Marín celebra tres décadas de carrera artística con una nueva fundación cuyo objetivo es impulsar y guiar a talentos emergentes para que no se pierda la vocación de los jóvenes y puedan triunfar en el terreno del arte. 

Hace poco más de un año, Javier Marín lanzó oficialmente la fundación que está enfocada en ayudar a los jóvenes artistas. Se basa en el concepto de ser una guía que permite a quienes van saliendo de la escuela encaminar su obra para convertirse en artistas profesionales. Con el nombre de Encuentros busca crear el apoyo que evite que se pierdan talentos importantes por distintos temas, desde económicos hasta la falta de dirección. «Siempre me ha preocupado apoyar distintas causas, ya que si te sumas con un esfuerzo, aunque sea muy pequeño, puedes cambiar el destino de una persona y salvar una situación de desventaja. Siempre he sido muy sensible a esto y quería formalizarlo y focalizarlo a los intereses que a mí me tocan más», comenta.

Aunque la fundación hoy día cuenta con distintos programas, es el que sirve de guía para los jóvenes en el que se han enfocado más con el objetivo de que el arte en México siga creciendo y realizando propuestas que superen fronteras. «Yo detecté por experiencia propia que hay un periodo entre que sales de la escuela y te lanzas al mundo profesional en que eres muy vulnerable. Ahí se pierden muchas vocaciones y talentos (…) porque falta un buen consejo, un apoyo pequeñito», cuenta quien realizó el retablo mayor y el presbiterio de la Catedral Basílica de Zacatecas.

BUCHANANS

Haciendo una visión en retrospectiva a la trayectoria y los éxitos que ha tenido y contrastándola con sus planes futuros nos confiesa qué consejo le daría al Javier Marín de hace 30 años. «Le diría que siguiera con su pasión, su emoción, su corazón. Ser artista es algo muy personal que viene desde adentro y a veces hacemos como que no lo escuchamos y nos vamos por cosas a lo mejor más prácticas. Pero no, hay que seguir siempre escuchando lo que te apasiona en la vida. Si haces eso tienes un camino exitoso garantizado. Yo hice un poco eso, lo fui descubriendo en el camino y ahora lo tengo muy claro. Me hubiera brincado todos esos años que tuvieron que pasar para descubrir esa fórmula y si alguien me la hubiera dicho saliendo de la escuela hubiera sido muy importante para mí», confiesa.

Como un esfuerzo más para impulsar la fundación, Marín se alió con Buchanan’s, con quienes realizó su más reciente obra. Es la primera vez que se relaciona con una marca. Para esta alianza el artista realizó tres estuches conmemorativos para Buchanan’s 18 en madera y piel con la imagen de una de sus piezas más significativas. Esta se plasmó a través de fotografías trabajadas con efectos y colores, de manera que tuviera dos vistas. La primera es la imagen tal cual del busto y al mover la caja la gráfica se transforma en una pieza abstracta. Las tres cajas fueron subastadas en una gala organizada por la firma de whisky, propiedad de Diageo, fundada en 1879 en Escocia.

Encuentra la entrevista completa en la edición de junio, Iconos Masculinos 3.0, de Forbes Life. 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Carrito de super estacionado
‘Tienditas’ de la esquina, en riesgo de desaparecer por supremacía de los súpers
Por

El consumidor mexicano está modernizado sus compras mediante el canal en línea y está dejando de comprar físicamente en...