Todos los amamos, pero no todos queremos lo mismo. Aunque en algunos casos la vida útil de estos juguetes ronda apenas un par de años, eso no ha impedido que algunas marcas de lujo desarrollen versiones exclusivas de objetos de uso cotidiano. Seleccionamos tres de los gadgets más raros y bellos sobre la faz de la tierra para distinguirse del 99% restante.

 

SMARTPHONE PREMIUM

PUBLICIDAD

El Vertu Signature Touch es el smartphone más exclusivo que existe. Fabricado a mano en Inglaterra con un marco de titanio pulido, pantalla de cristal de zafiro, cuero auténtico o piel de cocodrilo, este Android es uno de los más poderosos debajo del cofre (procesador Snapdragon 810, 64 GB de almacenamiento expandible y 4 GB en RAM) y, además, uno de los más seguros pues encripta todas las comunicaciones de su propietario. Para aquellos que piensen que no es lo suficientemente excepcional, basta con presionar el botón de rubí en uno de sus costados; comunica inmediatamente con un concierge personal que cumplirá los deseos de su poseedor en cualquier parte del mundo. El precio del Signature Touch es de 6,500 libras (unos 160,000 pesos), aunque hay otros modelos a alegir que parten de las 3,950 libras (poco más de 100,000 pesos).
www.vertu.com

1a

CÁMARA ESTRATOSFÉRICA

La Hasselblad Lunar no sólo es un equipo compatible con óptica profesional o compacta que además tiene un diseño sublime, el cual lleva al límite la integración de ergonomía y estilo, también está inspirada en la primera cámara en ir al espacio: la Hasselblad 500C. Esta nueva versión es una cámara mirrorless de 24 megapixeles que puede grabar video en Full HD y además está empacada en un cuerpo de metal con elementos de cuero auténtico con un detalle de rubí. Pero hay una versión más rara, la Limited Edition, con combinaciones negro/plata, negro/dorado o rojo/dorado, de las que sólo se  hicieron 200 unidades. Una de ellas puede adquirirse por sólo 10,000 dólares.
www.hasselblad.com

3

SONIDOS CELESTIALES

Si Dios usara audífonos, utilizaría unos electroestáticos, los únicos capaces de entregar la calidad de sonido más cercana a la perfección. En los dominios del hombre, hay pocas compañías con las credenciales para crear una pieza de tecnología tan impecable como la fabricada por Stax, la firma  japonesa con casi 80 años de tradición, responsable de los Stax SR-009. Estos “earspeakers”, como los denomina la compañía, tienen un precio inicial de 4,450 dólares, aunque hay que tener en consideración que también se necesita un DAC, un pequeño aparato que se encarga de convertir la señal  digital análoga, es decir, interpretar los complejos datos binarios de los archivos digitales para convertirlos en sonido con la mayor fidelidad posible. No hay problema: por 2,150 dólares más, Stax garantiza la máxima pureza sonora.
www.staxusa.com

2

 

Siguientes artículos

Uruguay en 72 horas
Por

Un recorrido exprés para conocer lo mejor de este país sudamericano. Playas, casinos, hoteles boutique, carne premium y...