El director general del British Butler Institute a nivel mundial, Gary Williams, es considerado una celebridad en el mundo de la mayordomía. Y esto no es fruto de la casualidad, es resultado de su sólida convicción por brindar un servicio que sobrepase la excelencia.

Desde muy joven tuvo inquietud sobre temas relacionados con el servicio. Pero no fue hasta que vio la película “The remains of the day” protagonizada por Anthony Hopkins y Emma Thompson, que se sintió totalmente convencido de ser mayordomo. Así lo reveló durante una charla exclusiva con Forbes Life.

A pesar de la aspereza que muestra la cinta alrededor de la vida de un mayordomo, Gary Williams se sintió fascinado por la idea de desarrollar capacidades diversas. Aquellas que le permitieran brindar una atención personalizada sin comprometer su decoro.

Para lograrlo, comenzó su entrenamiento formal en el entonces conocido Ivor Spencer International School para Administración de Mayordomía en Dulwich, Londres. Tras completar exitosamente el programa y siendo el mejor de su clase, Gary Williams fue asignado a su primer trabajo en el Hotel Ritz de la capital inglesa.

Ahí, recuerda, fue responsable de supervisar todas las suites de lujo, y atender las peticiones y requerimientos de la realeza, primeros ministros, jefes de Estado, estrellas de cine, músicos y muchas otras personalidades.

Después se desempeñó como jefe de mayordomos para una de las familias más prominentes de Inglaterra, encargándose de la Casa Real de Studley en North Yorkshire. A lo largo de su vida ha trabajado para muchos clientes distinguidos alrededor del mundo, incluyendo oligarquías chinas y rusas, directivos de la industria británica e internacional y multimillonarios.

Gary Williams

Gary Williams y Monserrat Barros, fundadora de Hospitality & Butler, quien también se unió a la celebración de St. Regis Mexico City como trainer.

Cosmopolita y altamente calificado

Evita mencionar los nombres de sus clientes, pues asegura que la discreción, la lealtad y el espíritu de servicio son rasgos clave para el buen desempeño como mayordomo. Además de estos valores, un profesional de la mayordomía debe poseer habilidades superiores y un cúmulo importante de conocimientos.

Ello, no para responder a las necesidades de los huéspedes, más bien para anticiparse a sus requerimientos, precisa Gary Williams. Un mayordomo debe estar dispuesto a tomar un avión privado en cualquier momento para obtener objetos deseados por los clientes y organizar todo lo concerniente a trayectos urgentes.

También debe saber de alta gastronomía, mixología, alta costura, arte floral, doblar una camisa de seda, organizar un equipaje… Y algo muy importante: administrar recursos y gestionar personal. Un mayordomo es un persona distinguida, cosmopolita y polifacética como lo es Gary Williams.

Para él, México es uno de los lugares en el mundo con el mejor servicio. Porque, desde su perspectiva, hay una preocupación genuina en la hotelería de lujo por capacitar al personal para proveer experiencias que dejen una huella profunda en el huésped. “Que los haga sentir bajo el confort de un hogar”.

Muestra de ello es el hotel St. Regis Mexico City, que mantiene vivo el legado de John Jacob Astor IV con la mayordomía como servicio insignia. Ahora, claro, con una visión contemporánea. “Es maravilloso haber sido invitado como trainer y celebrar el aniversario de la cadena en la capital mexicana”, dijo el célebre mayordomo.

Te puede interesar: El hotel St. Regis Mexico City apuesta fuerte por el turismo chino

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí