Cualquiera que conduzca un todo terreno sentirá el poder de la seguridad en sus manos. Pero tal vez eche de menos la velocidad asociada a un auto deportivo. Ponemos a prueba la nueva GLC de Mercedes-Benz para verificar que subir una pendiente de 70% no es incompatible con pisar a fondo el acelerador.

La velocidad obsesiona a los pilotos dentro y fuera de la pista. Todos ellos guardan en sus garajes joyas de colección o máquinas que hacen suspirar a cualquier mortal. Y muchos coinciden en una misma marca. Fernando Alonso posee el revolucionario Mercedes-Benz SLR McLaren 722 Edition. Sebastian Vettel el SL65 AMG Black Series, un obsequio tras ganar el GP Abu Dhabi en 2009, y sueña con tener entre sus manos el volante del Mercedes 300 SL Gullwing, alias ‘alas de gaviota’.

Kimi Raikkonen conduce el CLK DTM AMG Coupé, del que sólo vieron la luz 100 unidades —su motor 5.4 con 582 CV es la envidia de los demás pilotos— y Jenson Button atesora el C63 AMG DR 520, una edición limitada a 20 autos solamente vendidos en el Reino Unido. El más fiel a la casa de la estrella, obviamente, es Lewis Hamilton, que usa un GL 420 a diario y además tiene el mismo SL65 que Vettel. ¿Por qué todos tienen un auto de la estrella alemana?

En un artículo publicado por el Museo Fangio (Centro Cultural y Tecnológico dedicado a Juan Manuel Fangio) leemos: “El equipo Mercedes-Benz fue siempre muy organizado. Todo detalle se analizaba minuciosamente. Antes de una carrera Fangio recibía de Neubauer una carpeta conteniendo los horarios de cada actividad, régimen de temperaturas y de lluvias, entre otros detalles.

En boxes, cada auto tenía su equipo de mecánicos. Neubauer no toleraba un error. Cuando en carrera las máquinas pasaban frente a los boxes, el deber de los mecánicos era observar cada uno un detalle: uno ruedas traseras, otro delanteras, otro sonido del motor, otro escapes, todo”.

La fama precede a la marca de la estrella. Y su desarrollo técnico también. Por eso las declaraciones de Thomas Weber, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Investigación del Grupo y de Desarrollo de Mercedes-Benz Cars, durante la presentación en Suiza de la nueva GLC no nos sorprenden. “Este modelo es fruto de una evolución lógica de nuestra reconocida filosofía de SUV. Conjuga máximo confort de conducción con un cariz deportivo. Convence en carretera y fuera de ella”.

Definitivamente la marca está virando el diseño de sus nuevos productos hacia un escenario más lujoso, y el segmento SUV ha sido el primero en ser puesto a prueba. “Nuestra filosofía de diseño se basa en la claridad sensual y una imagen mucho más deportiva”, nos explica Gorden Wagener, responsable de Diseño de Daimler AG. La casa alemana busca encarnar el lujo moderno en cada uno de los detalles.

Desde el pespunte visto y cuidadosamente rítmico de los asientos interiores hasta el volumen exterior con líneas cóncavas y sensuales. “Para nosotros, inteligencia y emoción van siempre de la mano. Quisimos dotar a la nueva GLC de una alta carga emocional y, al mismo tiempo, mejorar su funcionalidad: más espacio para los ocupantes y el equipaje”.

El cambio de paradigma en el ámbito del diseño no se aprecia solamente en el exterior del vehículo, sino también en el habitáculo del GLC. “El nuevo lenguaje formal conjuga claridad sensual con deportividad y dinamismo, y es una nueva interpretación del lujo moderno. Si miras al segmento SUV y su evolución verás cómo de dinámica se ha vuelto la categoría hoy en día.

En general, la sociedad está volviéndose más deportiva”, afirma Martin Bremer mientras observamos la variedad de opciones con que se puede personalizar el interior. “Los materiales que utilizamos dan información en la superficie. Por ejemplo, los elementos cromados son detalles que el ojo aprecia, si estuviesen realizados en plástico el ojo no los valoraría, no ‘le emocionarían’”.

15C499_05

Nuevas nomenclaturas

A partir de los modelos 2016, Mercedes-Benz usará estas nomenclaturas más claras y lógicas— para identificar autos de todas las clases a nivel mundial. Comienzan con la categoría de las nuevas SUV´s derivadas de la Clase G. Un ejemplo: la Clase ML ahora se denomina GLE debido a que la plataforma (chasis) es un Clase E y con carrocería de SUV.

3

GLC

Antes denominada GLK, su renacer le ha aportado un motor de 2.0 litros de cuatro cilindros y 241 hp. Conserva la potencia y mejora el consumo de combustible —reducción del 19%— porque su peso es 80 kilogramos menor. Alcanza de 0 a 100 km/h en 9.2 segundos. Con un diseño más clásico que el GLE, sigue manteniendo líneas sofisticadas y atemporales. Reseñable: su paquete de seguridad con los sistemas Distronic Plus y Pre-Safe. En nuestro país ya están presentes la GLC 300 Off-road
(649,000 pesos), Sport (729,000), Edition 1 (870,000). Además, por primera vez en este segmento, habrá un modelo híbrido enchufable, el GLC 350 e 4MATIC.

GLE

Antes ML, presume una silueta más aerodinámica. En México encontramos el Mercedes-AMG GLE 63 en 1,660,000; el GLE 500 Biturbo en 1,280,000; el GLE 400 Sport en 1,065,000 y el GLE 350 en 919,000 pesos.

El primer conductor del mundo fue una mujer

En 1888, la esposa de Carl Benz —inventor del Patent-Motorwagen Typ III, el primer vehículo motorizado— se convertía en la primera conductora del mundo al recorrer al volante de un triciclo por las calles de Mannheim con destino a Pforzheim (poblaciones ambas en Alemania) para “visitar a la abuela”. Bertha, la única persona que creía en el invento de su marido, quería hacer publicidad de él.

En 1886, Carl Benz registró el nacimiento del automóvil en Alemania. La patente No. 37,435 enunciaba el primer coche propulsado por motor de combustión interna.

En 1886, Carl Benz registró el nacimiento del automóvil en Alemania. La patente No. 37,435 enunciaba el primer coche propulsado por motor de
combustión interna.

Sobre el terreno

Forbes viajó en julio de este año a Suiza para probar sobre el asfalto urbano y terrenos inhóspitos rurales las bondades de los primeros modelos GLC de Mercedes-Benz que vieron la luz. Las capacidades todo terreno son una de las características distintivas de la generación, pero hemos de destacar su control de pendientes y sistema de visión 360 grados. El interior tiene un diseño completamente nuevo con materiales nobles, la consola central es más armónica y sencilla, la iluminación interior aumenta gracias al techo panorámico y la silueta exterior muestra su lado más aerodinámico olvidando las líneas rectas anteriores.

15C516_09

 

 

Siguientes artículos

El auto show de Detroit mostró muchas novedades
Por

El Auto Show de Detroit comenzó este lunes por la mañana, y con la apertura llegaron los galardones.