El “maridaje” entre el universo gastronómico y los NFT es imparable. En diferentes puntos del mundo se cocinan más iniciativas asociadas con esta tecnología de formas muy diversas. Una de ellas es la colección de 114 Non Fungible Tokens de los dibujos en los que Ferran Adrià refleja su teoría de la evolución culinaria.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

Cabe recordar que las “Fichas No Fungibles” son un activo criptográfico que está certificado como único e irrepetible. En ese entendido, cada NFT de la colección es una copia digital de cada dibujo que el revolucionario chef español realizó en 2013, “tratando de plasmar la genealogía de los inicios de lo gastronómico y romper, con ellos, el relato habitual sobre el origen de la humanidad”.

Los dibujos de Ferran han sido expuestos en galerías consolidadas y ferias de arte internacionales en Nueva York, Miami, Madrid y Buenos Aires, por mencionar algunas sedes. Ahora, cada NFT emitido por la multinacional española Telefónica es acompañado por un certificado de autenticidad, registrado en la llamada blockchain, que permite atribuir y demostrar la propiedad del contenido.

Lee también:

Pedro Friedeberg: Genio atemporal que irrumpe en el criptoarte

Consigna: La plataforma mexicana de venta y compra de arte

Foto. Elevate6, Pexels.

Las evidencias recogidas en el certificado sirven para demostrar la propiedad de las imágenes en caso de publicación no autorizada de ellas, ya que el comprador tendrá la propiedad del NFT, “pero no la propiedad intelectual y de explotación del dibujo”.

La colección se comercializa por medio de la web elBullifoundation o directamente en OpenSea, que es el marketplace más utilizado para el intercambio de este tipo de activos. El costo por NFT es de 0.1846 Ether (criptomoneda nativa), que equivale aproximadamente a 10,485 pesos mexicanos.

Entre otras cosas, proporciona acceso, en exclusiva, a elBulli1846, con sede en Cala Montjoi, Girona, antes de su apertura oficial (a mediados de 2023). Pero, ojo, no se trata de un restaurante; es, en palabras de la fundación, “un lab expositivo para generar conocimiento relativo a la eficiencia en innovación, tanto básica como aplicada”. Los fondos recaudados se destinarán a este propósito, que tiene como eje de acción la experimentación.

“La evolución de la humanidad va ligada a la evolución de la cocina y de la tecnología, y en esta colección de NFT reunimos todos esos elementos para promover la innovación como elemento transformador de la sociedad”.

Dijo el chef Ferran Adrià durante el anuncio.

MÁS QUE COLECCIONABLES

Otras figuras de la cocina parece que también han visto en los NFT la posibilidad de progreso colectivo. El célebre Tom Colicchio, fundador de Crafted Hospitality, y el ex Top Chef, Spike Mendelsohn, lanzaron su primera colección CHFTY Pizzas. Ellos han reconocido públicamente que comenzaron a explorar estos terrenos tecnológicos cuando la pandemia de Covid-19 empezaba a poner en jaque a la industria de restaurantes en Estados Unidos. Esto, con miras a tender una red de colaboración.

¡Descubre!

Forno di Casa: Autenticidad italiana en Ciudad de México

La colección CHFTY Pizzas comprende 2,777 imágenes de perfil, cada una con la ilustración de una porción de pizza antropomórfica y caricaturesca con rasgos aleatorios, que actúa como un pase de admisión a una comunidad Web3 en torno a los creadores culinarios y sus seguidores. Asimismo, desbloqueará beneficios futuros, como la transmisión de masterclass y eventos en vivo. Lo obtenido en la venta y reventa contribuirá con una parte de los fondos a Big Green DAO, la organización autónoma descentralizada, establecida por Kimbal Musk, “dedicada al cultivo de alimentos para mejorar la seguridad alimentaria y salud mental”.

Por otra parte, Ruth McCartney, empresaria de medios digitales, y David Skinner, chef del restaurante
Eculent (en las afueras de Houston), crearon Gourmet NFT: un espacio en el cual los profesionales de la gastronomía puedan vender recetas individuales directamente a los amantes del buen comer, y éstos, a su vez, puedan experimentar, en exclusiva, su propuesta culinaria. “Siempre pensé que era terriblemente injusto que los chefs no recibieran regalías y derechos residuales a menos que se tomaran la molestia de escribir un libro de cocina”.

El argumento de McCartney está acompañado por una nota que indica que los cocineros tendrán control total sobre cuántas recetas NFT acuñan, y los datos se cifran en enlaces seguros a los que nadie puede acceder sin credenciales verificadas.

Proteger la propiedad intelectual es, sin embargo, un trayecto sinuoso. Aún no logra distinguirse bien cómo Gourmet NFT y otros proyectos garantizarán que las ganancias arriben a los bolsillos correctos. En esta línea, cabe recalcar que poseer una ficha no fungible no es un derecho de autor sobre el contenido en sí; es sólo una prueba de propiedad en el ámbito digital.

Foto. Andō, Hong Kong.

Descubre también:

Tres restaurantes mexicanos son reconocidos entre los mejores steakhouses del mundo

DE SUBASTAS Y OTRAS ESTRATEGIAS

Es claro que las vivencias gastronómicas son inherentes a los NFT, y el ingenio al respecto también está al alza. Gourmeta (la plataforma cofundada por el capital de riesgo blockchain con sede en Hong Kong, Kenetic y la empresa Ioconic de activos digitales con sede en el Reino Unido) realizó las primeras subastas de tokens de alta cocina.

Los postores ganadores obtuvieron acceso especial a una “experiencia memorable” en Andō y Mono, dos de los mejores restaurantes en Hong Kong, con Estrella Michelin, que colaboraron en el desarrollo del concepto de los activos. Es el primer paso que dio la compañía que busca expandirse globalmente. A corto plazo, Gourmeta planea lanzar proyectos en Singapur, Londres y Nueva York.

El concepto de tokens de Gourmeta fue creado en colaboración con los restaurantes con estrellas Michelin Andō y Mono, en Hong Kong.
Foto. Andō, Hong Kong.

Por su parte, FlyFish Club, cofundado por el empresario estadounidense e influencer Gary Vaynerchuk, ya se ha convertido en todo un referente. Será el primer restaurante al que sólo se podrá ingresar con membresía NFT. Aunque abrirá en 2023, los tokens prácticamente se agotaron durante la venta pública en enero de este año. Estará ubicado en Nueva York y “será un espacio íntimo con techos altos, vistas especiales e instantes seleccionados en todo momento”. Mientras tanto, realiza una serie de activaciones: desde fiestas privadas temáticas en yates de lujo, catas de vino y pop-ups, hasta demostraciones virtuales de cocina.

Vaynerchuk, paradójicamente, ha predicho desde hace tiempo un retroceso en el mercado de NFT. Al cierre de esta edición, los medios especializados daban cuenta de un desplome en el volumen de negociación de estos activos y los precios de las criptomonedas. Lejos de ser negativo, esto provocará que sólo permanezcan en pie aquellos proyectos que aporten un valor social significativo que vaya más allá de lo monetario. Usted, ¿qué opina?

Artículo originalmente publicado en nuestra edición impresa en Forbes México. Junio 2022.

Síguenos en:

Instagram

Facebook

Twitter

 

Siguientes artículos

Coque restaurante
Coque, un restaurante español de vanguardia
Por

Este spot pretende renovar la escena gastronómica de Madrid a través de una experiencia original que cautiva los sentido...