Muchas veces vandalizado, al graffiti actualmente se le ha posicionado como uno de los principales exponentes del arte contemporáneo.

Aunque para muchos el arte sólo se reduce a las manifestaciones que podemos encontrar en las galerías o museos, lo cierto es que existen otras formas de expresión que van más allá de las cuatro paredes.

Disfrutar de espacios abiertos y apreciar el arte urbano, ha ayudado en muchos casos a personas de todo el mundo a generar un cambio positivo, convirtiendo a este espacio en una sede en efervescencia creativa y de interacción humana.

Esta modalidad de pintura libre realizada en las paredes es más conocida como un emblema que surge en la ilegalidad, sin embargo se ha fortalecido tanto, que ya es un movimiento que se evidencia con cotidianeidad en las ciudades modernas y que cada vez evoluciona más hacia una expresión artística.

Existen festivales alrededor del mundo que impulsan la formación de nuevos artistas y que abren las puertas al arte urbano, como es el caso del Festival Asalto y La Escocesa en España; Board Dripper y Meeting of Styles en México; Nuart Festival, en Noruega; Buscando la Raíz y Casa y Calle, en Costa Rica,  por nombrar sólo algunos.

 

El mural más grande de Latinoamérica

Según Federico Peixoto, documentalista que se encuentra trabajando dentro de esta escena en Centroamérica, ha confirmado que actualmente, el mural más grande de esta zona es el realizado por el artista, Mush en San José, Costa Rica.

Este muralista urbano, que ha experimentado con aerosoles desde el año 2000, es parte de colectivos como PSK (Pintores Sin Kontrol), THC (Ticos Herbalistas Crew), Fungi Color, FDG (Fabrica De Graffiti) y Bio Fluo Graff Central, todos situados en San José.

Este grafitero inició a plasmar su mayor creación el 4 de junio de 2015 y se espera que esté listo a mediados del mes de julio del mismo año. Mural-Allegro, como lo ha nombrado, está considerado actualmente como el más grande de Centroamérica diseñado por un solo artista.

Este se encuentra ubicado en la plaza comercial del proyecto Condominio Allegro, a fin de que se pueda rescatar este predio olvidado de la ciudad y acercar el arte urbano al público.

10500423_786520991406240_615587770992744177_n

Arte urbano, un reflejo social

Este tipo de expresión artística ha nacido a partir de diversos fines, entre los que han predominado temas sociales, de protesta y políticos. Sin embargo, algo que se debe rescatar es que ha roto con paradigmas en tanto a estética como a lienzo, aunado a la  la creatividad y al talento que se encuentra en cada artista.

Incluso hoy en día ilustradores y diseñadores gráficos han potencializado sus habilidades para adoptar esta tendencia y aprovecharla como forma de darle vida a una diversidad de espacios públicos, como edificios, puentes y estacionamientos, y así darle una nueva perspectiva a “la selva de concreto”.

Otro de los objetivos del arte urbano, es que permite atribuir un valor al edificio o estructura en que fue plasmado, pues de esta manera, se tendrá la garantía de que va a atraer la atención de la gente que pase por esa vialidad.

 

 

Siguientes artículos

Salvatore Ferragamo personaliza un clásico
Por

La casa de moda italiana ofrece por tiempo limitado un servicio exclusivo para sus más leales clientes en México, en el...