La moderna ciudad al oeste de Canadá siempre se ha considerado uno de los destinos predilectos para los viajeros durante el invierno, pero su variedad de actividades y oferta natural ha roto con ese concepto instalándose en el verano cada vez con más fuerza.

A tan sólo unas horas de Whistler, uno de los mejores resorts de esquí en américa del norte, y con unos paisajes que al cubrirse de blanco podrían haber sido sacados de un cuento navideño, es natural que se haya encasillado dentro de esta época del año. No obstante, durante el verano Vancouver es uno de los destinos más versátiles, sobre todo para los aficionados de las actividades al aire libre.

A continuación, nuestra guía de viaje para disfrutar del calor al norte del continente americano.

 

Capilano Suspension Bridge

Capilano Suspension Bridge

Qué hacer

Scenic Rush – Es una experiencia de manejo a través de la carretera que va a Whistler. De un lado se observa el mar mientras que del otro está el bosque. En la experiencia se puede elegir entre manejar un Ferrari, un Lamborghini, un Audi R8 y un Nissan GTR.

Sea to sky gondola – Es el nuevo parque natural que tiene una de las góndolas más rápidas que te lleva desde la base de la montaña hasta la cúspide (885 metros por encima del nivel del mar) en 10 minutos. Al estar en la cúspide se puede apreciar una de las vistas más bellas de Vancouver en donde se une el turquesa de los fiordos, el verde de los pinos y el marino del mar. Ya sea que se disfrute en el observatorio, el puente suspendido o el restaurante.

Museo de antropología UBC – En uno de los edificios más galardonados de la ciudad se exponen piezas históricas y artísticas de la costa noroeste entre las que hay puertas talladas, grandes canoas y postes tótem esculpidos. Las obra más impresionante es la llamada “El cuervo y los primeros hombres” de Bill Reid, el artista aborigen creó una gigante escultura hecha a partir de una sola pieza de madera.

Capilano suspension bridge – Es un parque que abrió en 1889 y que cuenta con uno de los puentes suspendidos más largos del mundo, con una longitud de 140 metros y una altura de 70 metros sobre un cañón natural. Además, aquí se encuentran algunos de los árboles más antiguos, con más de 1,000 años de existencia, los cuales se pueden conocer a través de puentes suspendidos y escaleras hasta llegar casi hasta la punta de los mismos.

Osos en Grouse Mountain

Osos en Grouse Mountain

Sea planes – Canada Place es la edificación frente a la bahía en donde hay atracciones como la experiencia Fly Over Canada y también es el centro de convenciones. De aquí salen los aeroplanos que pueden o sobrevolar la costera o llevar a las personas a la Isla Victoria.

Fly Over Canada – se trata de una experiencia en 4DX realizada por los creadores del Soarin en los parques de Disney. Este simulador hace un recorrido a través de todos los territorios canadienses y lo muestra en una pantalla de media esfera para que los visitantes estén inmersos en la proyección que combina juegos de temperatura, aire y música.

The Butchart Gardens – Considerados unos de los jardines botánicos más bellos del mundo que lleva más de 100 años aumentando su colección de flores y plantas. Tiene distintas secciones como el jardín de flores, el jardín japonés y el italiano. Más de un millón de camas de flores y 900 distintas variedades prometen enamorar a quien lo visite.

Granville Island – En medio de la ciudad se encuentra esta pequeña isla a la cual se llega a través de un taxi acuático. En ella se encuentran concurridos restaurantes a la orilla del mar, cafeterías, teatros y músicos que ambientan las calles. Lo más destacado es el Public Market en donde hay desde fruta fresca hasta exclusivas boutiques de moda y joyería. El mercado se distingue por tener productos locales como dulces con mieles de sabores hechos en casa; artesanías de los primeros pobladores; jabones y lociones orgánicas: cervezas y vinos locales; o artículos de decoración hechos a mano.

 

Opus Hotel

Opus Hotel

Dónde hospedarse

Rosewood Hotel Georgia – Con 5 estrellas Forbes está ubicado en un edificio histórico restaurado, el cual solían visitar las divas del cine como Marlene Dietrich. Aquí se ha instalado el lujo contemporáneo que distingue a esta cadena. Vale la pena recorrer con calma el lobby, en el cual se encuentran interesantes piezas de arte que van variando, prometiendo una experiencia diferente en cada visita.

Opus Hotel – Este hotel con 4 estrellas Forbes es uno de los más trendy de la ciudad. Sus habitaciones se basan en conceptos de personajes, por lo que cada piso es distinto en cuanto a colores, decoración y la música que se coloca en la Tablet ubicada en cada cuarto. Tienen un Jaguar a disposición de los clientes para que los lleve a cenar o de compras, previa reservación.

The Sutton Place Hotel – Con una decoración al estilo de Louis XI es uno de los hoteles más elegantes. Ubicado en la calle Robson, la avenida de compras de lujo de la ciudad, cuenta con un Shopper Program para adquirir bonos en las tiendas cercanas.

Wedgewood Hotel  – Este hotel tiene una excelente ubicación porque está justo en Downtown Vancouver. El hotel es pequeño, sólo 83 habitaciones, y es uno de los más lujosos de Vancouver. Las habitaciones son de las pocas en la ciudad en tener un balcón privado. Los acabados en las zonas comunes son de madera de cerezo y candelabros de cristal de Murano.

Shangri-la Hotel Vancouver – Se trata de la torre más alta de la ciudad (hasta el momento, ya que la Trump Tower será más grande). Para apreciar la vista panorámica de la ciudad y de Stanley Park las habitaciones tienen ventanales de piso a techo

Paleta de cordero con semilla de calabaza y mandarina en Hawksworth Restaurant

Paleta de cordero con semilla de calabaza y mandarina en Hawksworth Restaurant

 

Dónde comer

Blue Water Café – Uno de los restaurantes más visitados, aquí se sirven los mejores mariscos, fresca pesca del día y un amplio menú de sushi y raw bar que incluso se prepara en vivo en el salón. Lo que no puede faltar es la fuente de mariscos al centro, como entrada, y una botella de vino, ya que el propietario es uno de los mayores coleccionistas de vino del país.

Hawksworth Restaurant – Considerado el mejor restaurante de Vancouver, se encuentra al interior del Hotel Rosewood Georgia. Su técnica de alta cocina contemporánea utiliza ingredientes locales y orgánicos. Para conocer de todo un poco vale la pena probar su Tasting Menu con un maridaje de su experto sommelier.

La Pentola – Al interior del Opus Hotel y a un lado del bar del hotel, que es uno de los más visitados por la noche, aquí preparan pasta hecha a mano y tienen una excelente carta de cocteles. Su menú  italiano incluye vegetales cosechados por ellos mismos, carnes de granjas sustentables e ingredientes básicos como burrata, aceitunas y prosciutto importados de Italia.

Miku – Una excelente opción para los amantes del sushi. Con una espectacular vista a la bahía de Vancouver, aquí la barra siempre está en acción, preparando platillos al momento y a manera de espectáculo. Uno de los más vistosos es el sushi flameado con carbón.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Obsesiones: lujo, tradición y un icónico trench coat
Por

Cada mes elegimos los objetos y accesorios que han robado nuestra atención. En esta ocasión fuimos deslumbrados por un c...