Con el turismo incrementando alrededor del mundo, los más innovadores están constantemente buscando nuevas formas de reinventar la industria hospitalaria, desde lujosas villas que te permiten soñar bajo el agua, hasta catamaranes que funcionan como suites.

Por: Kristin Tablang

Traducción: Manuel Borbolla

Una de las propuestas más actuales, Drisftscape, imagina un ecológico y autosuficiente recinto comprendido de una flota de aerodeslizadores, diseñados para darle al huésped la posibilidad de explorar lugares inaccesibles y no turísticos sin dañar el medio ambiente.

“Emprender una aventura, dejar todas las comodidades a un lado, y sorprenderse persiguiendo lo desconocido ha sido una urgencia fundamental del ser humano durante la historia,” HOK, dijo el arquitecto internacional e ingeniero detrás del proyecto. “Por tanto, comenzamos a buscar la forma de complacer esta necesidad, de una forma totalmente inmersiva y única de experimentar este sorprendente mundo en el que vivimos desde todos sus lados.”

Driftscape-HOK-Canyon-View-1200x777

Finalista de A Radical Innovation Award, los módulos de forma ovalada hechos de polímeros resistentes de alto impacto y aleaciones aeroespaciales, opera utilizando tecnología de Dron. Apodada “Driftcraft”, el módulo autónomo de 250 pies cuadrados tiene espacio suficiente para dos huéspedes, una cama con mesas ajustables a los lados y un baño de tres piezas. “Los mecanismos de agua y deshechos no serán distintos a los ya existentes en otras aeronaves, pero a menor escala,” recalcó HOK.

Equipado con soportes neumáticos auto ajustables y retractables permiten a las cápsulas postrarse sobre cualquier terreno sin lastimarlo, las paredes translucidas permiten al huésped una vista de 360 grados.

Driftscape-Flying-Hotel-Concept-HOK-Interior-1200x777

 

Una instalación interactiva mostrará las capacidades de la unidad y proporcionará información acerca de actividades disponibles en el complejo nómada. Los viajeros podrán trazar sus propias excursiones de dos o tres días desde la comodidad de su Driftcraft, que será monitoreada desde un centro de control remoto.

“La personalización es la clave para la experiencia Driftcraft,” dijo la compañía. “Los huéspedes podrán crear sus rutas deseadas con el comando central, que les avisará de cualquier delimitación.” Algunas de las posibles aventuras incluirían elevarse sobre el Serengueti, deslizarse sobre el Gran Cañón y navegar por la Pearl Waterfall en China.

Las suites transportables serán complementadas por una cápsula de 2,500 pies cuadrados llamada “Oasis”. En su interior contará con servicios y amenidades como un restaurante, un patio y una sala común.

Driftscape-Flying-Hotel-Concept-HOK

 

Aunque aún no existe un modelo tangible, esta idea se puede volver realidad muy pronto. “De la investigación realizada sabemos que la tecnología estará disponible en cualquier momento,” afirmó la compañía, citando al Ehang 184, un vehículo aéreo autónomo impulsado por electricidad. “Se espera esté disponible para uso comercial en los siguientes cinco años.”

Aun así, quedan muchos problemas por tratar. “Habrá futuros retos respecto a las regulaciones aeroespaciales,” confesó la firma. “Sin embargo, pruebas rigurosas y elementos de seguridad que eliminan errores de operación ayudarán a aliviar la preocupación y abrir el camino para su uso generalizado.”

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

 

Siguientes artículos

Turismo de lujo, la nueva visión de Ixtapa Zihuatanejo
Por

Un nuevo desarrollo turístico en Ixtapa Zihuatanejo se ha anunciado. Éste contará con una inversión de 300 millones de d...