Los hoteles Westin apuestan por el bienestar como su nuevo concepto en temas de hospitalidad. Por lo tanto, durante todo el año se suman a una reforma global en la que todos sus servicios tienen ese mismo eje rector.

El movimiento llamado Westin Well-Being parte de la idea de ver a este grupo no sólo como una cadena de hoteles sino de ofrecer una experiencia distinta enfocada para los viajeros que cuidan de su cuerpo. Por lo tanto, han creado programas y amenities diseñadas para las personas que se han unido a la tendencia mundial de cuidarse más, de comer mejor, de minimizar el estrés y de hacer más ejercicio.

La cultura fit es algo que hoy en día va en aumento. La exigencia de productos naturales, la búsqueda de espacios para hacer ejercicio a pesar de la falta de tiempo y la re-adopción de tratamientos que más que ser de belleza sean de cuidado de la salud, es sin duda algo que ha puesto a varios proveedores de servicios repensar sus estrategias y seguirle el paso a esta nueva forma de vida que cada vez va en mayor aumento.

PUBLICIDAD

 

wesde.149566_ub

 

En el caso de los hoteles Westin se ha implementado a través de dos servicios clave. El que llaman RunWestin consiste en un run concierge que es un guía para que las personas salgan a correr a rutas trazadas cerca del hotel en compañía de este entrenador. Además, tienen el programa de gear lending con el que el hotel cuenta con ropa deportiva y tenis de New Balance para prestar a los huéspedes y hacerles más fácil seguir con su rutina de ejercicio sin necesidad de cargar de más en su equipaje.

El segundo de los servicios es el de comida con el que se unen a la tendencia de superfoods que hoy en día está en boga y ofrecen bufets y menús con el objetivo de acercarse a las personas que cuidan su alimentación. Los platillos de alto nivel nutricional también están pensados para ser energéticos, como smoothies de espinaca, kale y plátano o muffins con semillas de chía y linaza.

 

smoothies

Más información:

@Westin

 

Siguientes artículos

Jumby Bay, el vivir en una isla propia
Por

Una isla en Antigua a la que sólo se llega en bote constituye el súmmum de lo exclusivo. Si hay niños, el programa Rose...