¿Unas vacaciones en la casa de Ted Turner —aún decorada según las indicaciones de Jane Fonda, ex-mujer del magnate—, amanecer dando a una jirafa los buenos días en plena sabana africana o sujetar dos placas tectónicas en Islandia? Navegamos por las experiencias de viaje presentes en la cuarta edición de ILTM Américas para confirmar que el lujo ya no se mide en pesos, sino en emociones.

No podemos olvidar aquello que nos inspira a explorar. Es un instinto primario que, por fortuna, aún conservamos. Hasta que nuestro cerebro no esté configurado como la placa base de una computadora seguiremos sintiendo esos cortocircuitos deliciosamente irracionales a la hora de empre der un viaje. El olor de un jabón de tocador realizado con plantas locales, las almohadas mullidas y bordadas con un ‘Buenas noches’ —uno de los detalles distintivos de Rosewood Mayakoba que tocan la fibra sensible del huésped—, mariachis y fuegos artificiales a la luz de las velas para que acompañen un cumpleaños lejos del hogar, todo son recuerdos. Todo son emociones.

Hay quien querrá revivir las escenas de la película Bajo el sol de la Toscana en la villa Il Falconiere, en Cortona (Italia), que pertenece a la familia Baracchi desde 1989 y posee un restaurante con una estrella Michelin. Otros preferirán viajar al valle del Rift en Etiopía, como Tom Marchant, para descubrir un oasis natural intacto completamente virgen, “y los cocodrilos más grandes que se puedan imaginar, son casi prehistóricos”. ¿Qué queremos vivir? Es la pregunta del millón. Para los jugadores del mercado del turismo de lujo hay una cita irrevocable en el mes de septiembre en Fairmont Mayakoba.

Las playas pierden su atractivo a pesar de su seductor color turquesa —que no es más que una absorción selectiva de las distintas longitudes de onda del espectro visible o, comúnmente llamado, luz— y las hamacas lucen inexplicablemente vacías. La adrenalina toma asiento en las salas de conferencias con el único objetivo de sumar cuantas más citas posibles en la agenda del día. Quince minutos para seducir. Quince minutos para desplegar los encantos de un destino y posicionarse en lo más alto de la  lista de quien compra experiencias de viaje para ejecutivos con agendas imposibles. Deborah Yager-Fleming, CEO y socia de Acqualina Resort &  Spa en Miami, presenta una aplicación multi-generacional desarrollada especialmente para el hotel mientras María Elena Gamboa, Senior Manager de American Express para Latinoamérica, comenta que aquí halla a los proveedores de lujo más sobresalientes de la industria.

En su cuarta edición, ILTM Américas vuelve a reunir a David y a Goliat —al proveedor y al comprador— bajo un mismo techo en un evento de cuatro días de duración. Los agentes de viajes ahora son asesores de tiempo. Ellos gestionan la vida y recuerdos de los viajeros.

 

Los tres gurús

Durante la ceremonia de apertura percibimos más caras nuevas que  la edición pasada y sus organizadores confirman la cifra: 20% más de asistentes que en 2014. En esta ocasión, ILTM convocó a tres ponentes para la apertura de la feria. Greg Lindsay, autor del libro Engineering Serendipity y co-autor de Aerotropolis, afirmó: “Cuando urbanizas una población te haces rico y cuando te haces rico puedes viajar más”. A lo largo de su presentación divagó sobre cómo será el mundo que habitaremos mañana y señaló a la hipermovilidad como una de las tendencias que definirá el futuro de las ciudades. ¿Cómo evolucionará el viajero? Según Lindsay la tecnología y el urbanismo formarán parte de la ecuación en las travesías. Se buscará un nuevo tipo de lujo: una experiencia urbana única. “Existen grandes oportunidades para los operadores de viajes: nuevos servicios y vivencias que atiendan a este mercado de viajeros cosmopolitas.Mientras, las ciudades tendrán que lidiar con infraestructuras nuevas que permitan atender a un mercado global”.

Alex Banayan, nombrado en la lista 30 Under 30 de forbes Estados Unidos y el autor más joven en publicar un libro en Crown Publishers, analizó en Success, The Next Stage el patrón que comparten las personas que han alcanzado el éxito. “Para llegar al siguiente nivel en la industria de los viajes de lujo necesitamos cambiar el esquema mental, tenemos mucho que aprender de otras industrias”. Ahora el consumidor compara servicios entre compañías que pertenecen a sectores distintos. La competencia es más grande porque las marcas han de luchar no sólo con los de su misma especie, sino con oponentes más grandes y más rápidos. Un hotel ya no compite contra otro hotel, sino que compite como concepto de marca contra cualquier otra con la que el consumidor quiera comparar sus aciertos y errores. El cofundador de Black Tomato, Tom Marchant, nunca pensó que iba a dirigir una empresa en este sector. A él simplemente le apasionaba viajar. En la ponencia Building a Business Through Storytelling resumió la cultura de creación de historias para cautivar a los viajeros y las razones para hacer negocios con este objetivo.

Beach Chairs

¿Wifi? No, gracias

Volvamos a descubrir el mundo sin la ayuda de la tecnología o una guía, sino a través de la gente y cultura local. “Es la forma en la que solíamos viajar, very old school!”, afirma Marchant. Recorrer las calles como un turista cuya nariz no ve más allá de la lista con los tres restaurantes recomendados —ya tengan estrellas Michelin o no— y los monumentos habituales es desperdiciar tiempo y dinero. Con Black Tomato quiso recuperar la magia del viaje, del descubrimiento. Su compañía crea experiencias a medida para consumidores que buscan algo ya no catalogable como lujo, sino como auténtico.

Para todos los agentes de viajes con quienes conversamos la definición de lujo está cambiando. “Es lo único, lo irrepetible” o “lujo no implica que sea caro”. Es ser el primero en vivir un momento, cazar una emoción, sellar un instante. Pero el problema es que estamos siempre disponibles. “Algunos de los mejores viajes han sucedido cuando me he quedado sin señal en el celular. Nos enfocamos tanto en él que todo lo demás pierde sentido”, afirma Marchant. Los viajes de aventura comenzaron a ser una tendencia en los años 80 y a comercializarse en los 90. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), suponen el 40% de todos los viajes y mueven 263,000 millones de dólares (mdd) anuales.

Ladder House Master Bedroom

Construir el lujo

Conversando con el co-fundador de Black Tomato, analizamos las claves para construir un negocio en el sector de los viajes de lujo. El primer requisito que pone sobre la mesa es generar confianza. “Para que alguien gaste varios miles de dólares en un viaje ha de confiar realmente en tu recomendación”. Y ello está ligado irremediablemente con el segundo requisito, construir empatía, palabra que la Real Academia Española de la lengua define como “identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro”. Difícil, pero no imposible. También es fundamental no delegar nada relativo a la calidad del servicio. “Y buscar siempre nuevos horizontes, creer absolutamente en tu trabajo. Hay que obsesionarse con lo que haces”.

¿Interesa ser emprendedor en este sector? ¿cuáles son sus cifras? Hyatt parece tenerlo claro. Acaba de inaugurar en Playa del Carmen (Cancún) su primer Grand Hyatt con un diseño de la firma Sordo Madaleno. “Llegamos a esta ubicación para cambiar la perspectiva del destino y posicionarlo entre los viajeros premium. Somos la primera marca internacional en llegar aquí con un Plan Europeo”, afirmó Juan Mercadante, gerente general del hotel. El grupo sigue construyendo Hyatt Mayakoba, el cuarto complejo hotelero en el paraíso con mayor biodiversidad de Quintana Roo.

La empresa de estudios de mercado IPK International —firma de consultoría considerada como el mayor proveedor del mundo de datos del turismo— contabilizó en 2014 un total de 46 millones de viajes internacionales de lujo, lo que significa un incremento del 48% respecto a la cifra registrada en 2010. El turismo de lujo se ha disparado. Ha crecido el doble respecto al total de los viajes internacionales, que aumentaron un 24% en el mismo periodo. Simon Mayle, director de Eventos de ILTM Américas, sostiene la tesis. “Se espera que los viajeros mexicanos estén gastando 7,000 mdd en el extranjero en 2017. En una industria con alto crecimiento los agentes de viajes necesitan encontrar las vivencias más exclusivas”.

CUNPC_Pool sunset

Tendencias en #LuxuryTravel según Tom Marchant

Pop-up. Como los bares temporales que ya hemos visto en algunos hoteles. Esta tendencia va en aumento. “Las estructuras temporales proporcionan una experiencia que nadie más volverá a vivir”. Por ejemplo, construir un glaciar sólo para observar una aurora boreal. Pre y post travel care. “Nos enfocamos siempre en lo que hacemos cuando llegamos a un lugar, pero ahora importa lo que puedes hacer una vez que te has ido o antes de llegar. Involucrar la tecnología para preparar el viaje antes y después. Aún hay bastantes oportunidades en esta área”. El consumidor curioso. “Cada vez veremos más viajeros que son espontáneos y flexibles. Eso nos obliga es ser más dinámicos a la hora de proponer itinerarios o actividades”. Prever múltiples opciones y combinaciones es la clave para atraerlos.

Il Falconiere

¿Qué es ILTM?

International Luxury Travel Market (ILTM) es un portafolio de eventos creado para los negocios de turismo de lujo. Se accede sólo por invitación y reúne los destinos más buscados en todo el mundo. Los expositores muestran sus mejores productos de viaje y los compradores adquieren paquetes a través de citas programadas. Cuenta con las siguientes ediciones anuales: ILTM Américas, ILTM Cannes, ILTM Japón, ILTM África, Travelweek Sao Paulo by ILTM, ILTM Asia.

En el último año, el portafolio de ILTM ha reunido a 2,810 compradores con 2,810 expositores, generando un total de 135,800 reuniones de negocios que han dado lugar a un estimado de más de 200 millones de dólares en negocios de viajes de lujo.

Iltm.com

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.