Cada seis meses los principales diseñadores exponen sus nuevas ideas y tendencias en las semanas de la moda, acentuando la importancia de esta industria millonaria. No obstante, aunque ciudades como Nueva York, París y Milán se roban cámara, la importancia de los fashion weeks sobrepasa a las grandes capitales y se instala en lugares menos conocidos por su impacto en la moda. ¿Cuál es su verdadera influencia social, económica y cultural?, ¿por qué son trascendentes más allá de imponer tendencias?

Para comprender su importancia y cómo se ha extendido la tendencia a distintos rincones al rededor del mundo es necesario retomar sus inicios, pues la semana de la moda no es algo nuevo, ésta existe desde 1943. La primera se llevó acabo en Nueva York para desviar la atención de la moda francesa. Este momento se volvió fundamental para la moda americana, ya que empezaron a crear sus propias tendencias, sin tener que depender de lo que se estaba viendo en París. La organizó la publicista de moda Eleanor Lambert y desde entonces las revistas comenzaron a tener a más diseñadores de moda de Estados Unidos en sus publicaciones. Fashion Week se celebra cada seis meses desde ese entonces.

La semana de moda de Milán fue fundada por la Cámara de Comercio Italiana en 1958, la de París en 1973 por la Federación de la moda francesa y  la de Londres en 1984 por el Consejo Británico de la Moda.

En el libro Behind The Runway, Matt Lever dice que los diseñadores se gastan alrededor de 200,000 y 1,000,000 de dólares por desfile y que le pagan alrededor de 100,000 dólares a artistas importantes para que asistan a sus shows y obtengan mayor exposición. Se tardan alrededor de tres semanas en preparar los lugares donde serán presentados los desfiles y hay una gran cantidad de gente trabajando detrás de ellos.

La Corporación de la Ciudad de Nueva York de Desarrollo Económico reportó que en el 2012 Fashion Week contribuyó 850 millones de dólares a la economía local. Esto es más que el Abierto de EUA, el maratón de Nueva York y el Súper Bowl.

La industria de la moda en Nueva York emplea a más de 184,000 personas, lo que representa un 5.4 por ciento de la fuerza laboral de la ciudad; paga 11.6 mil millones en salarios, y genera 1.4 mil millones en ingresos fiscales anuales. En lugares como Milán y París también representa una gran influencia económica, ya que los hoteles tienen su mayor ocupación y se incentiva la economía local. En París se generan alrededor de 430 millones de dólares en ventas de ropa después de la semana de la moda. Es un gran beneficio ya que la gente de la ciudad donde se presente, consigue más ofertas de trabajo y los negocios locales: como hoteles, transportes, restaurantes incrementan sus ventas.

Fashion Week Londres

Fashion Week Londres

 De acuerdo con la Corporación de la Ciudad de Nueva York de Desarrollo Económico la Semana de la Moda genera un estimado de 532 millones en gastos directos del visitante (6 millones de dólares a hoteles).  En promedio, cada asistente gasta 650 dólares durante el evento de ocho días.

Impacto social

A las semanas de la moda acuden alrededor de 100,000 personas. Sin embargo, hoy en día las redes sociales han adquirido mayor fuerza en su difusión, en Instagram tiene 31.6 millones de publicaciones.

Aunque hay cuatro ciudades importantes: Nueva York, Londres, Milán y París, la semana de la moda se presenta en muchas partes del mundo, en donde diseñadores tienen la oportunidad de resaltar internacionalmente. Una de las semanas que más ha llamado la atención por sus atrevidas propuestas es la de Brasil, que cada vez tiene más atención internacional.

466

Fashion Week Brasil

En otros países donde se presenta se encuentra: Japón, África, México, Australia, Israel, Corea, Argentina, Holanda, Nueva Zelanda, Austria, Pakistan, Panamá, Bielorusia, Polonia, Portugal, Canadá, Rusia, España, El Caribe, China, Suiza, Suecia, Turquía, Colombia, Croacia, Los Emiratos Árabes, Ucrania, Dinamarca y Chile, entre otros.

También te puede interesar: Los fashion shows más llamativos de la NYFW 

Te presentamos algunas de las semanas de la moda que no son conocidas, pero que logran impulsar el talento, la economía y la cultura de sus países, lo que los pone en la mira a través de la moda, para así lograr que otros lugares del mundo los volteen a ver y puedan iniciar algunos tratados de comercio, turismo e intercambios de cultura que impulsen su economía no solamente el diseño.

Serbia

Esta semana de la moda especialmente se lleva a cabo para lograr el intercambio de ideas, creatvidad y talento. Tiene como socios a otros 16 países de Europa, por ello los diseñadores serbios pueden exponer su talento a más personas y en más lugares del mundo. Además cuenta con talleres educativos, exhibiciones y competencias para estudiantes de moda.

Brasil

La semana de la moda en Brasil es la más importante de Latinoamérica, esto se debe a la gran creatividad del diseño que existe pero también a las top models originarias de este país, como Gisele Bunchen o Adriana Lima, quienes le han dado más importancia. Se hace para darle un mayor impulso al talento del país, por ello también se incluyen otras actividades, como puestos de libros, exposiciones de arte, comida y bebida.

Su tema principal es la sostenibilidad y la preocupación por el medio ambiente, también por esto es una semana que ha llamado mucho la atención. Toda la escenografía es reciclable y se reutiliza en las siguientes ediciones. De igual forma la energía utilizada es biodegradable.

África

La semana de la moda del continente africano no se limita a un país, en cambio conjunta el talento de varios y se lleva a cabo ens una de las cuatro capitales de la moda (París, Milán, Nueva York y Londres) durante todo un día. Aquí se presenta a los talentos de todas las regiones del gran continente y con ello se busca fomentar la cooperación económica entre las naciones de todo el mundo al mismo tiempo que promueve a los diseñadores y a las marcas de África.

Seúl

Esta semana de la moda busca que todo gire en torno al consumidor, en una industria elitista como lo puede llegar a ser la moda. Fueron de los primeros países en realizar la nueva tendencia de que cuando la ropa se presente en la pasarela pueda ser comprada inmediatamente. Las marcas coreanas están respondiendo a un ritmo rápido y  a los mercados más juveniles, por lo que esta semana se centra principalmente en la comercialización global y la accesibilidad.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

El secreto detrás de los mitos y leyendas de terror
Por

Historias de fantasmas, vampiros famosos y hombres lobo atemorizan los sueños y viven en los cuentos desde antes de lo q...