La cirugía estética ha perdido popularidad abriendo camino a los tratamientos que no requieren de bisturí. Éstos toman más fuerza y a su vez impulsan el crecimiento de esta industria que se nutre de nuevas técnicas, tecnologías y expectativas.

De acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) en 2016 se realizaron 923,243 procedimientos en México, conjuntando los quirúrgicos (488,043) y los no quirúrgicos (435,200). Esto coloca a México en el quinto lugar en el mundo en cuanto al número de tratamientos realizados en el país, debajo de EE.UU., Brasil, Japón e Italia.

México se ubica en la posición número siete del mundo en cuanto a procedimientos no quirúrgicos. De éstos, los inyectables más utilizados en el país son la Toxina Botulínica (186,521 en 2016) y el Ácido Hialurónico (94,118). En cuanto a los tratamientos para cuerpo, los dos más solicitados son los tratamientos anti celulitis (19,754) y la depilación (17,646).

El rejuvenecimiento facial sin cirugía es uno de los fuertes del país, de hecho, en el ranking mundial está en la quinta posición con 86,471 procedimientos el año pasado. Este es el top 5 de los tratamientos de este tipo que más se solicitan:

  • Estiramiento cutáneo no quirúrgico – 25,932
  • Microdermoabrasión – 19,118
  • Exfoliación química – 13,366
  • Foto-rejuvenecimiento – 11,797
  • Rejuvenecimiento microablativo– 7,304

No obstante, la cirugía estética sigue siendo un tema recurrente en México, ya que de acuerdo a ISAPS, en 2016 se estima que se realizaron 209,953 cirugías de rostro en el país, siendo la cirugía de párpados la más solicitada (54,608 procedimientos), seguida de la rinoplastia (45,278). En el cuerpo, los mexicanos presentan mayor interés por la Liposucción (69,445) y en segundo lugar el aumento de busto a través de silicón (58,252 cirugías).

Al respecto, conversamos con el Doctor Javier Hernández Balmori, Director General de Balmori Aesthetics & MedSpa, quien nos dio una mirada más profunda sobre las innovaciones de la industria, hacia dónde caminan las tendencias de wellness y el futuro del consumidor de tratamientos de belleza.

 

¿Cómo ha crecido la industria de la belleza en el último año? El 2017 qué ha significado para esta industria en cuanto al mercado y las innovaciones científicas y tecnológicas

La industria de la belleza, junto con la de tecnología, son las que han presentado avances de manera exponencial en los últimos años. En cuanto a la industria de belleza, específicamente hablando de los procedimientos no invasivos, cada vez son más comunes debido al acceso que tienen las personas a ellos, el escaso o nulo tiempo de recuperación, el tiempo tan corto en el que se realizan y los cambios naturales que estos tienen.

Actualmente, la gente ha adquirido más conciencia en cuanto al cuidado personal, el uso de cremas preventivas y correctoras, el uso de protección solar y el utilizar los tratamientos no quirúrgicos como un medio de prevención de envejecimiento.

 

¿Cómo se ve el futuro de la industria de la belleza en cuanto a tendencias y avances?

Muy cambiante. Hace un par de años, por ejemplo, las cirugías para aumento de mamas era una de las principales. En el año 2016, las reducciones mamarias tuvieron más demanda que la colocación de implantes.

Un ejemplo en el ámbito no invasivo, es la cantidad de toxina botulínica que se necesita para un resultado deseado. Antes, los pacientes querían tener la frente y entrecejo completamente inmóvil, actualmente se coloca menos toxina para tener un resultado más natural y conservador. La tendencia actual es esa.

En cuanto a los avances, al ser una industria tan demandada, estos son muy rápidos, la forma de colocación, la tecnología de los materiales, los efectos en el paciente han ido mejorando debido a estos avances.

 

¿Cómo considera que ha dividido el mercado para los tratamientos no quirúrgicos vs los que sí requieren cirugía? 

Los no quirúrgicos han aumentado. Los pacientes actualmente buscan tratamientos que no requieren de tiempos de recuperación prolongados, que no requieren de anestesia y que no les quitarán más de una hora del día para poder realizárselos, además buscan resultados más naturales y no el típico “¡Te pusiste BotoxÒ!”. Más bien buscan el: “¡Qué bien te ves! ¿Qué te hiciste?”

 

¿Cuáles son las principales problemáticas que ven en las personas que trabajan mucho y padecen de estrés laboral?

La falta de tiempo para ellos mismos. Existen dos condiciones diferentes en esta pregunta.

El “trabajar mucho” significa una falta de tiempo para la esfera biopsicosocial. Un punto importante aquí es el ser como individuo. Una persona que dedica gran parte de su tiempo al trabajo, toma tiempo de las otras esferas. La principal aquí es la biológica, al verse afectada, la persona presenta manifestaciones orgánicas expresadas en falta de sueño (afecta regeneración celular), dieta desbalanceada (afecta el aporte adecuado de nutrientes), irritabilidad (afecta el área social) entre otras.

En cuanto al estrés, se define como la tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves. El estrés disminuye la regeneración celular, teniendo como consecuencia un envejecimiento prematuro a nivel de todos los órganos incluyendo el más extenso, la piel.

 

¿Cuál es el tratamiento más innovador con el que cuentan? ¿En qué consiste? 

Una parte muy importante de nuestra misión es el capacitarse constantemente. No sería adecuado señalar un tratamiento específico cuando nuestra prioridad ha sido la educación continua para estar a la vanguardia en todos y cada uno de los tratamientos que ofrecemos.

Te podría platicar de nuestra más reciente adquisición, que, sin duda, es uno de los aparatos más innovadores que existen en el mercado. El Venus LegacyÒ es una radiofrecuencia multipolar combinada con campos electromagnéticos pulsados siendo el tratamiento ideal para pacientes que buscan moldear el contorno corporal, mejorar la flacidez de la piel, disminuir el tejido graso, disminuir la celulitis y tratar líneas finas de expresión en tratamientos faciales.

 

¿A quiénes le recomiendan someterse a un tratamiento de rejuvenecimiento y a quienes no?

Todos nuestros tratamientos son personalizados. Antes de realizarse cualquier procedimiento evaluamos al paciente a través de una historia clínica completa para saber si son candidatos o no. Si el paciente es apto para los tratamientos, el siguiente paso es evaluar las expectativas que tiene el paciente, es decir, los cambios que está buscando, el tiempo en el que los desea y el compromiso que tienen para hacerlo. Con estos dos elementos, es suficiente para saber si un paciente es apto para los tratamientos de rejuvenecimiento.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

La letra se vuelve arte en la exposición del MAM
Por

El Museo de Arte Moderno presenta una exposición diferente, “La letra con arte entra. La tipografía en la colecció...