No es en vano los fanáticos del tabaco siempre vuelvan a enamorarse de los habanos hechos el la isla de Cuba, los cuales resaltan por una característica inigualable, la perfección, conseguida por la experiencia de miles de años de los trabajadores de la aromática planta.  A continuación una guía a través de su proceso artesanal y las mejores marcas que existen en el mercado. 

La industria de los habanos, con sede principal en cuba, se ha propuesto desde sus inicios satisfacer los gustos más exigentes de los amantes y conocedores del tabaco. Hoy la isla cuenta con la fabricación de más de 700 vitolas de gran calidad.

Desde el 2011 las ventas de los cigarros cubanos no han dejado de generar grades ingresos para la industria tabacalera, pero ¿por qué los cigarrillos largos de esta región se han posicionado como los mejores dentro del mercado? Esto se debe a una perfecta combinación del clima, la tierra, la hoja de tabaco y a los trabajadores -a los que se les pude llamar artesanos- y quienes tienen gran experiencia. La calidad y el cuidado en cada uno de sus productos se definen como las claves del éxito de los habanos.

A continuación te prestamos un vistazo detrás de la industria del habano en Cuba.

La tierra y el clima

Es acertado afirmar que en ninguna parte del mundo se cultiva tabaco como el que hay en Cuba. El especial clima y magnífico suelo de la región, la han convertido en la cuna del tabaco. Y aunque las bondades naturales de esta tierra son amplias, solamente algunos lugares dentro de la isla son calificadas como de gran calidad para el cultivo de la planta de tabaco.

Plantíos de tabaco en Cuba

Plantíos de tabaco en Cuba

Vuelta Abajo es una región dentro de la isla a la que se le considera como la mejor tierra para el cultivo del habano, ya que es uno de los pocos lugares en donde brotan todos los tipos de hojas que se utilizan para el proceso de creación que se le invierte a cada uno de los habanos. Hay otros lugares importantes para el cultivo de tabaco como Pinar del Río, Semi Vuelta, Vuelta arriba y Partido, pero Vuelta Abajo vuelve a resaltar por tener un pequeña parte de tierra que goza de vegas finas, las cuales aportan la mayoría de las capas utilizadas para crear el exterior de los llamados puros que se fabrican dentro del país.

La planta de tabaco y su crecimiento 

Durante 1907 botánicos de origen cubano se encontraban investigando el tabaco negro de la región, y como parte de su investigación se dieron a la tarea de crear una nueva y mejor variedad de semilla de tabaco a la cual le otorgaron el nombre de Havanensis; esta semilla produce una planta que anualmente crece uno o dos metros y se caracteriza por ser poco ramificada, tener un sólo tallo y brotar hojas enteras.

Más tarde, alrededor de la época de los 40, se creó otra variedad de de semilla llamada criollo (para tabaco), y a continuación se desarrolló la  semilla corojo especialmente utilizada para envolver el tabaco. Así mismo en el año 2006 se crearon distintos híbridos que ahora son más resistentes y tienen como característica especial dar hojas extras.

Hoja de tabaco volado

Hoja de una planta de tabaco

Todas las variedades de semillas se pueden cultivar en el sol o en la sombra, y dependiendo de su crecimiento y ubicación se define para que parte del proceso será destinada cada hoja.

Las hojas que crecen bajo el solo son cuatro:

  • Hoja volado: esta es la hoja inferior de la planta y se utiliza para desarrollar sabores ligeros.
  • Hoja seca: este tipo de hoja es la que se encuentra a la mitad de la planta y comúnmente se utiliza para crear sabores aromáticos de fortaleza mediana.
  • Hoja Ligero: esta hoja es la que se ubica a lo alto de la planta, tiene gran intensidad de sabor y es más resistente que las otras.
  • Hoja de medio tiempo: estas hojas son más pequeñas y se encuentran en la parte superior de la planta; las hojas de medio tiempo se utilizan en habanos de ediciones limitadas ya que tienen diferentes métodos de fermentación y sabores únicos.

En cambio las plantas de tabaco que crecen bajo la sombra son las más caras de producir y normalmente se usan para la envoltura del tabaco ya que son más largas y finas. Cabe decir que dependiendo de la altura de las hojas éstas cambian de color, por eso es que hay una gran variedad de hojas de envolturas.

Proceso de cultivo

Anualmente sólo se da una cosecha para producir el tabaco de los habanos de alta gama, dado que ésta dura alrededor de nueve meses en completarse. Durante este tiempo los plantíos requieren un cuidado extenso.

Cada año la Estación de Investigación de Tabaco en Cuba distribuye semillas de tabaco a los productores. Se calcula que por hectárea se plantan alrededor de 30 mil semillas.

La preparación del suelo es hecha a mano cada 15 de septiembre como tradición de la región. Las semillas en la actualidad primero se plantan en una especie de envase de plástico que contiene tierra y son puestas sobre distintos fertilizantes y agua; después de algunos días éstas se colocan dentro de la tierra.

Conforme comienza a crecer la planta, manualmente se le quitan los brotes y las raíces que crecen a los lados. En esta etapa es sumamente importante el riego constante. Cuando la planta toma un buen tamaño y distintas tonalidades, se comienzan a recoger las hojas de abajo hacia arriba, este es un proceso que puede llegar a tomar días. Una vez que se tienen las hojas éstas se secan en curaciones de granero y algunas son puestas al sol durante una semana aproximadamente.

Secado de la hoja de tabaco

Secado de la hoja de tabaco

Después del secado de las hojas éstas se vuelven a humedecer y separar por tamaños; las hojas que sirven para el relleno del habano son sometidas a un proceso de fermentación de un máximo de 50 días, lo que ayuda a reducir la acidez, el alquitrán y la nicotina de las hojas.

Una de las cosas más importantes antes de comenzar a armar los puros es dejar que las hojas envejezcan. La hoja de envoltura generalmente envejece un año -solamente más si el puro es edición limitada-, la hoja volado envejece un año, la seca dos y la ligero tres.

Una producción digna de llamarse artesanal

Existen distintas maneras de armar habanos, pero antes de esto las hojas de tabaco vuelven a ser humedecidas para evitar rupturas; además es necesario que antes de la producción un personal capacitado pueda lograr la mezcla exacta de sabor, tamaño, y color que cada vitola requiere. Estas mezclas sólo son conocidas por Habanos S.A (Cubatabaco) quienes son dueños de los campos, salas de tratamiento y fábricas.

Lee también: Cuba: el nuevo destino de hoteles de lujo estadounidenses 

La mayoría de los habanos son hechos a mano, aunque algunos ya se empiezan a realizar por medio de maquinas. Una de las etapas más importantes de armar un puro es realizar su envoltura, aquí el trabajador -al que también se le puede llamar artesano- sostiene el relleno y con sus propias manos va envolviendo la hoja especial para este proceso utilizando poca presión. Después, él mismo recorta los bordes, ajusta la tapa y el largo del habano para proceder a etiquetar.

Proceso de envoltura del habano

Proceso de envoltura del habano

Antes de envolverse es importante saber que cada habano pasa por un proceso de control de calidad donde se juzga su técnica, peso, aroma, sabor, rigidez, longitud, apariencia y tamaño. En la actualidad los puros también son fumigados  para matar bacterias y pequeños animales que comúnmente se pueden encontrar dentro del tabaco. Así mismo desde el año 2005 los habanos se congelan con el mismo propósito de salubridad e higiene.

Las mejores habanos en el mercado

A Habanos S.A se les define como el monopolio tabacalero de Cuba. Esta compañía posee todas las marcas de cigarros hechos en la región, ellos son los responsables de la exportación de los puros y también son dueños de las franquicias de venta de puros llamada La casa del Habano. Para proteger la falsificación de sus marcas Habanos S.A sólo exporta sus productos a ciertas tiendas de cada país. La empresa también realiza ventas por pieza a quienes no son distribuidores autorizados.

Estas son algunas de las mejores marcas que ofrece este monopolio tabacalero:

Cohiba

Cohiba es considerada una de las mejores casas de puros de Cuba, ya que desde sus inicios en la época de los 60 sus habanos solamente eran destinados para personalidades del gobierno interno, o invitados. En 1982 Cohiba se da a conocer en distintos países a nivel internacional, poniéndose a la disposición de los amantes del tabaco.

Línea clásica de Cohiba

Línea clásica de Cohiba

Los puros de Cohiba se fabrican en la llamada fábrica “El Laguito”, en donde utilizan hojas tabacaleras de la zona de Vuelta Abajo. Dicha marca cuenta con 4 líneas distintas: La Clásica compuesta por 6 vitolas que van de sabor medio a fuerte, la Línea 1942 de intensidad media, la Línea Maduro con intensidades de medias a fuertes y la Cohiba Behike que se denomina como la más exclusiva de la marca y es de intensidad fuerte.

Montecristo

Montecristo es una de las más famosas y apreciadas marcas de habanos, de hecho hay quienes toman los puros de esta marca como referencia para calificar a los demás. El nombre de estos cigarrillos largos proviene de la novela El Conde de Montecristo escrita por Alejandro Dumas ya que ésta se le leía a los trabajadores de la fábrica.

 

Línea Open de Montescristo

Línea Open de Montescristo

Montecristo se encuentra compuesta por una Línea Clásica de vitolas numeradas del 1 al 5 que ahora contienen dos vitolas más, la Edmundo y la Petit Edmundo, que van de sabores fuertes a medios. Así mismo Montecristo tiene su Línea Open de menor fortaleza y una concentrada en puros de tamaño menor en comparación con los clásicos. Todos los habanos de Montecristo están hechos totalmente a mano o con tripa larga.

Romeo y Julieta

Romeo y Julieta es una marca creada en 1875 y como su nombre lo insinúa toma ciertas inspiraciones de la dramática novela del reconocido autor Shakespeare. Dicha marca alcanzó gran reconocimiento a nivel internacional ya que fue probada por grandes personajes históricos, como Winston Churchill.

Se calcula que en la historia de producción de Romeo y Julieta se han utilizado alrededor de 20 mil anillos distintos.

Habanos de Romeo y Julieta

Habanos de Romeo y Julieta

Esta marca de habanos tiene distintas líneas de características aromáticas realizadas con hojas de la región de Vuelta Abajo. La vitola más conocida de Romeo y Julieta leva el hombre de Churchill’s, de los cuales ya hay una gama de cortos y otra de gruesos. Todas las líneas de esta marca se realizan a totalmente a mano o con tripa larga y sus sabores son de intensidades medias.

Lee también: La firma relojera que une la cultura de Cuba y Suiza

Hoyo de Monterrey

Hoyo de Monterrey debe su origen a la plantación tabacalera del mismo nombre ubicada en San Juan y Martínez en la región de Vuelta Abajo. Hoyo de Monterrey se caracteriza por tener una excelente calidad y opciones aromáticas y de sabores más ligeros, ideales para seguir disfrutando el lujo de fumar un habano.

Puro de Hoyo de Monterrey Edición limitada

Puro de Hoyo de Monterrey Edición limitada

Las vitolas más reconocidas de la marca son la Double Corona, Serie Epicure, Petit Robustos y la línea de calibres finos llamada Le Hoyo. Los habanos de Hoyo de Monterrey también son hechos totalmente a mano o con tripa larga.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Los nuevos competidores de la Alta Relojería
Por

Capta nuestra atención el auge que comienzan a tener las casas relojeras relativamente nuevas, mismas que han empezado a...