Centroamérica emerge con propuestas de diseño que han alcanzado la solidez y cuentan con la estabilidad necesaria para dar el siguiente gran paso.

Por: Marcelino Pacheco

Llamarles emprendedores no sería suficiente para definir cómo estos pioneros de la moda están cambiando el panorama de un sector económico que solía tener poca competencia en cuanto a capitales de la moda. Tal es el caso de J. Lang en Costa Rica, uno de nuestros talentos en la mira.

Jennifer Lang, abogada de profesión, encontró en 2008 su verdadera pasión al crear un proyecto en el que fusiona sus intereses y pasiones: el arte y la moda.

Con altos estándares de calidad, diseño y fabricación, el objetivo de Lang es proyectar la imagen de Costa Rica a nivel internacional como un país exportador de diseño.

Las piezas de la firma conjugan líneas minimalistas, materiales selectos y manufactura artesanal, que respaldan la exclusividad de las propuestas. Recientemente, Jennifer dio los siguientes pasos para su consolidación con la apertura de su showroom en Escazú y también se presentó en Mercedes-Benz Fashion Week Panamá con su colección Costa Rica in Bloom para Primavera-Verano 2017.

Para Lang la ruta a seguir es clara y se basa en el trabajo. “En la medida en que se desarrolle una fuerte industria de la moda, estaremos contribuyendo a su vez en la creación de empleos y en el fortalecimiento de muchas otras pequeñas empresas afines”, señala.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Los mejores hoteles en la industria del turismo de lujo este 2017
Por

Cada año, durante Virtuoso Travel Week, el evento de turismo de lujo con 29 años de tradición, se realiza una mención es...