Suites que dan vista a las más bellas postales del mar de Cortés y el océano Pacífico conjugadas con una emblemática colección de arte contemporáneo internacional tendrán una misma sede: Los Cabos, Baja California.

Un destino inspirado en el entorno de uno de los ecosistemas más codiciados por la riqueza de su fauna marina es el que la cadena internacional JW Marriott eligió para ubicar su más reciente apertura.

Frente al denominado “acuario del mundo” el arquitecto Jim Olson, de la firma Olson Kundig originaria de Seattle, se encargó de dar vida a este proyecto, que además de la hospitalidad y belleza arquitectónica que distingue a estos hoteles, incluye una colección internacional de arte.

Situado en gran cercanía con la playa y el aeropuerto Internacional de Los Cabos, este complejo de lujo aloja 299 suites y habitaciones, albercas, cinco restaurantes, un spa y centro fitness, así como un club de playa y espacios para realizar reuniones. Además, al interior de este resort se encontrará el Griffin Club, un lujoso hotel boutique que mantiene un concepto más íntimo.

25

Un complejo arquitectónico de lujo

Se prevé que el nuevo JW Marriott Los Cabos Beach Resort &Spa esté listo para el otoño de 2015. Este proyecto reúne a través de la arquitectura, arte y naturaleza las tradiciones, cultura y clima locales, a fin de respetar y resaltar esta localidad.

Su idea era crear estructuras que “emergieran del entorno”, por lo que los edificios fueron diseñados para “camuflajearse” con la arena y mezclarse con el contexto del desierto, la flora y la luminosidad de este sitio.

anfiteatroOK

Un acercamiento al arte

Este destino tiene una sorpresa preparada para todos aquellos amantes de la cultura y el arte, ya que en su interior acogerá una selecta muestra de arte contemporáneo internacional, la cual estará constituida por obras de reconocidos exponentes de las artes plásticas como: el escultor mexicano, Jorge Yazpik;  el pintor de Puerto Rico Ángel Otero; y el escultor de origen austriaco, Jan Hendrix, entre otros.

Paradas gastronómicas

Las propuestas culinarias no faltarán en este recinto, pues se tiene planeada una diversidad de restaurantes de autor, especialidades y bares, a fin de consentir hasta los más exigentes paladares. Entre ellos se encuentran el Nak Grill And Bar, en donde desde las 11 am se pueden deleitar los sentidos con un menú de comida casual junto a la alberca.

También una de las recomendaciones es visitar Café des Artistes, dirigido por el chef Thierry Blouet y que estará por primera vez en esta playa, aquí se puede encontrar una reinterpretación de la cocina mexicana y francesa en un elegante ambiente estilo mexicano. Asimismo visitar P’yote Rooftop Bar, en el que se pueden probar los Mezcalinis originales de este chef, entre otros tragos preparados con esta bebida nacional y disfrutar de la vista desde la terraza superior del hotel.

Para quienes desean divertirse de noche, Niparaya JW Bar es la opción. Este lugar es el punto de reunión para admirar el paisaje y la colección de arte, además de que aquí se podrán encontrar tapas, sashimis, cocteles y una amplia carta de vinos provenientes de Baja California.

Entretenimiento, relajación y espacios para reuniones

Para aquellos viajeros que buscan la armonía entre cuerpo y alma, el Jasha Spa (diseñado por el mexicano Ersawe), brinda en sus 12 salas de tratamiento una gran oferta de servicios de entre los que se encuentran: baños de relajación, terrazas privadas, alberca de la vitalidad, saunas, jacuzzis, salón de belleza y cuentan además, con un espacio para recrear el ritual prehispánico del Temazcal. Mientras que en el Mihma Fitness, está dotado con equipo de clase mundial y presenta un acceso a la cancha de tenis.

 

Relajación sobre diseño

Para aquellos viajeros que buscan la armonía entre cuerpo y alma, el Jasha Spa (diseñado por el estudio de diseño mexicano Esrawe), brinda en sus 12 salas de tratamiento una gran oferta de servicios de entre los que se encuentran: baños de relajación, terrazas privadas, alberca de la vitalidad, saunas, jacuzzis, salón de belleza y cuentan además, con un espacio para recrear el ritual prehispánico del Temazcal. Mientras que el Mihma Fitness Center, está dotado con equipo de clase mundial y presenta un acceso a la cancha de tenis con vista al mar.

El Griffin Club se trata de un espacio exclusivo al interior del gran resort. A manera de hotel boutique, éste tendrá su propia entrada y espacios particulares solo para los huéspedes de esta propiedad. Entre ellos se encuentra una sala de cine, salón de juegos, alberca y áreas de Jasha Spa reservadas. Tiene su propio centro de negocios con salas de juntas y salón de conferencias.

 

playaOK

 

Para mayor información:

espanol.marriott.com

@JWMarriott

 

 

Siguientes artículos

Waterloo, recuerdos de la guerra que dio fin al imperio Napoleónico
Por

A 200 años de la batalla que concluyera con las guerras europeas, se llevó a cabo una ceremonia para recordar el enfrent...