La bicicleta eléctrica que ha sido un éxito en Europa llegó a México este año con una presentación en el pasado e-prix de la CDMX y una estrategia de e-commerce que pretende crecer a puntos de venta físicos en poco tiempo.

Richard Thorpe, ingeniero y diseñador de los autos usados por el equipo de carreras de Fórmula 1 en McLaren, decidió recrear el concepto de las bicicletas eléctricas. Su meta era combinarlas con tecnología automotriz y un diseño sofisticado para que se pudieran soportar largos trayectos, ofrecer al público un transporte sencillo, tener una potencia suficiente para desplazarse en las grandes ciudades y un peso mínimo para transportarla con comodidad. Con ello en mente abandonó su posición en McLaren y tomó su experiencia diseñando autos ligeros de carreras para trasladarla a los vehículos de dos ruedas. Asimismo, estaba en contra del concepto que se tenía de las bicis eléctricas, que eran poco estéticas y pesadas, él quería desarrollar una que se disfrutara al volante y a la vista.

El resultado fue Gocycle en 2002. No obstante, el concepto no pudo salir al mercado en Londres sino hasta 2008, ya que se requirieron varios años de pruebas para perfeccionar el producto. La bicicleta que lleva el nombre G1 fue la primera que presentaron (y obtuvo el premio a la mejor bicicleta eléctrica en EuroBike 2009) y en 2012 le siguió G2, que también se llevó el mismo premio. La primera funcionaba bien para trayectos cortos, pero su evolución se posicionó como una gran aliada para distancias largas. En 2015 volvieron a romper el molde y presentaron G3  – con un precio de 4,499 Euros – la cual es el modelo Premium de la firma con tres velocidades y una nueva luz delantera (DLR) que permite hacerse visible de día e iluminar por la noche. A finales del verano de este año se estará lanzando internacionalmente el más reciente modelo, GS.

Algo muy importante es el peso de la bicicleta, de 16 kg (incluyendo la batería), pues junto con su maleta no supera los 23 kg, que es el peso permitido en los aviones. Esto para que sea posible viajar con ella como un medio de transporte “para llevar”. Incluso viene con una maleta incluida para que documentarla no sea un problema. Para lograr este peso Thorpe creó Karbon Kinetics Limited, la empresa dedicada a la investigación, desarrollo y comercialización de vehículos eléctricos ligeros.

La bicicleta se conecta por Bluetooth a tu Smartphone a través de una aplicación. En ésta es posible programar el estilo de conducción deseado, que bien pude ser City, Eco y On Demand, o también permite personalizar un tipo de manejo de acuerdo al grado de resistencia deseado y la asistencia del motor en comparación al esfuerzo físico. Aunque en el manubrio se pude ver cuánta carga le queda a la batería (a través de unos discretos focos LED), éste también se puede consultar en la App. En el teléfono también es posible aprender otros aspectos del rendimiento, como las calorías que se queman, el odómetro y la velocidad.

La batería tarda 5.5 horas en cargarse por completo, tiene un rango de hasta 64 kilómetros y alcanza 25 km/h. No obstante, lo anterior depende del tipo de uso que se le dé a la misma. La bicicleta puede utilizarse solamente con el motor, con una combinación que el motor asiste el pedaleo manual para hacerlo más fácil, o como una bicicleta regular únicamente con pedaleo, es por ello que el grado de asistencia puede modificar el tiempo de duración de la batería y los kilómetros de autonomía. Lo bueno es que no es necesario que ésta llegue a 0% para cargarse y puede hacerse tan fácil como conectar un celular a la luz, sin necesidad de instalaciones especiales.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí 

 

Siguientes artículos

El SIAR anuncia su edición 2017 en México
Por

Ya casi todo está listo para la edición 2017 del Salón Internacional de Alta Relojería en la Ciudad de México, el cual s...