Velocidad, máxima velocidad. No es la definición de la Fórmula 1, sino de la vida de los magnates asociados a este deporte.

La Fórmula 1 es una pasión que ha convertido en millonarios a sus principales actores a ambos lados de la cámara: a los pilotos, frente al objetivo, pero también a los empresarios que han desarrollado su carrera a la sombra de la fia, la organización que gobierna la Fórmula 1. El ejemplo extremo lo encontramos en una figura tan legendaria como polémica: Bernie Ecclestone, quien ha sido presidente y CEO de Formula One Management y Formula One Administration desde su fundación hasta su dimisión el año pasado por la implicación en el escándalo del supuesto soborno por 33 millones de euros al banquero alemán Gerhard Gribkowsky.

Tras pactar con la fiscalía del distrito de Múnich el pago de 74 millones de euros en 2014, el empresario evitó su imputación y su más que probable paso por la cárcel. Puede parecer una cantidad desorbitada para muchos, pero para él, con una fortuna superior a los 3,000 millones de euros según Forbes, no supuso nada en comparación con su millonario divorcio de la croata Slavica Malic, madre de sus dos hijas —Petra y Tamara— a quien pagó 800 millones de euros para poder casarse con la brasileña Fabiana Flosi, 45 años más joven que él.

Flavio Briatore, director deportivo del equipo de Fórmula 1 de Renault desde 2002 hasta 2009, tampoco es ajeno a los escándalos. El 21 de septiembre de 2009 la fia le apartó de manera definitiva de la Fórmula 1 tras el accidente de Nelson Piquet Jr., a quien presuntamente obligó a empotrar su coche en la carrera de Singapur en 2008 para favorecer la victoria de Fernando Alonso. Aunque hoy sigue luchando por volver a los boxes, su patrimonio no se ha visto mermado y se estima en torno a los 275 millones de dólares. Los pilotos Michael Schumacher —que actualmente se recupera de sus lesiones tras un accidente de esquí en los Alpes franceses (con 780 millones de dólares)—, Fernando Alonso (220 millones), Kimi Raykkonen y Eddie Irving (ambos con 180), y Lewis Hamiltong con Jenson Button (ambos con 110) completan este panorama de un deporte millonario.

 

sepang-f1-facts

 

La velocidad en cifras: correr es fácil, competir no

Mientras algunas escuderías pequeñas tienen presupuestos cercanos a los 80 millones de dólares, otras como Mercedes, Ferrari, Williams o McLaren, son capaces de gastar casi 300 millones. El elemento más caro de un coche de Fórmula 1 es el motor —con un coste aproximado de 7.7 a diez millones de dólares— , pero también los diversos componentes que pueden hacer que el precio de un modelo se duplique y hasta se triplique.

El factor Midas

A pesar de las polémicas, la F1 sigue siendo un espectáculo muy rentable para el país que se convierte en sede de uno de sus grandes premios. El informe Formula Money, elaborado, entre otros, por Christian Sylt, colaborador de Forbes USA, revela, por ejemplo, que en Malasia el número de turistas que ha visitado el país desde que organiza el Gran Premio ha aumentado en un 351%.

Tras bajarse del podio

Oculto por la selva tropical, Sense, A Rosewood Spa® en Mayakoba se ubica en su propia isla, apartado del resto del resort. Es el lugar indicado para descubrir cómo la cultura Maya empleaba los elementos naturales para lograr bienestar y equilibrio.

Refugio de cinco sentidos (5 horas)

Un tratamiento diseñado para relajar hasta el último tendón después de una competición tan exigente. Eleva el espíritu, balancea el alma y aminorar cualquier dolor muscular. Este retiro dura todo el día e incluye un tratamiento corporal Sense, un masaje de 90 minutos, facial y spa manicure o pedicure.

 

Yas Marina Hotel por Rob Alter

Yas Marina Hotel por Rob Alter

 

Las citas vip

Además de un deporte de riesgo, la Fórmula 1 es también un gran escaparate. Los mejores premios para ver y dejarse ver son los de Abu Dhabi —450 millones de dólares costó construir el autódromo Yas Marina Circuit, que permitió que el emirato se convirtiese en sede de F1—, Mónaco y Montreal.

La temporada de la F1 consta de 19 fechas. Sólo el costo del desplazamiento de un equipo pequeño (unas 40 personas) asciende a tres millones y medio de dólares. En el caso del público, el presupuesto se dispara si se quiere asistir a alguno de los grandes premios en una suite privada. El precio de una suite para 30 personas en el gp de México que se celebrará entre 2015 y 2019 desde el 30 de octubre y el 1 de noviembre llega casi a los dos millones de pesos (1,932,000), es decir, 64,400 por persona; en el caso del gp de Mónaco, el precio sube a los 94,500 pesos.

 

 

Siguientes artículos

Deseos parte V: Joyas dignas de una reina
Por

Con incrustaciones de diamantes, piezas diseñadas en oro blanco y sofisticados diseños, estas son algunas de las joyas q...