Las tierras altas de Escocia son la extensión en donde se ubica Speyside, región remota y de difícil acceso pero con un componente esencial y característico en la elaboración de The Glenlivet: agua rica en minerales. Este lugar fue el elegido por George Smith para construir y mantener en secreto su primera destilería y tesoro mejor guardado hasta nuestros días.

La fama que alcanzó The Glenlivet fue tan venerada por muchos que hasta el rey Jorge visitó la destilería antes de que ésta se legalizara, comprobando su pureza y calidad.

Así fue como en 1824 -hace casi 200 años- que George Smith obtuvo la licencia para destilar whisky, y por esta razón es que aquella destilería que fundó es considerada hasta nuestros días como la primera en producir legalmente el destilado.

PUBLICIDAD

6 características que distinguen su proceso de elaboración:

  1. Consistencia: la cebada que se utiliza ha sido cosechada en el mismo campo por más de treinta años.
  2. Agua rica en minerales extraída del pozo Josie’s Well.
  3. Añejado en barricas de madera de roble de Oregón.
  4. Destilado en alambiques de cobre en forma de linterna.
  5. Selección a mano de todas las barricas que se utilizan para madurar The Glenlivet.
  6. Es la única destilería con licencia de tener un “Sma’ Still” -que recrea las técnicas que se utilizaron desde la fundación de The Glenlivet- y que mantiene un enlace con el pasado de la industria.

 

Y a ti, ¿cuál es el The Glenlivet que te define?

The Glenlivet Founder’s Reserve. Es el integrante más nuevo de la familia. Este particular whisky no cuenta con añada, por lo que se embotella cuando el líquido ha alcanzado su punto de maduración y sabor idóneo. Las notas de este whisky son particularmente afrutadas: naranja, pera y manzana caramelizada.

The Glenlivet 15 Old French Oak Reserve. Este whisky es cremoso y con notas a mantequilla en nariz. Es mucho más profundo; aunque en paladar se sigue sintiendo afrutado, su acabado tiene notas a almendras y especias. Este single malt se madura en barricas de roble francés, que ayudan a intensificar los sabores del whisky.

The Glenlivet 18. Es un single malt de color dorado profundo y con aromas a frutas y caramelo. En paladar es afrutadopero con notas a especias. The Glenlivet 18 se añeja en barricas de roble europeo y americano escogidas personalmente por el master distiller.

The Glenlivet 21. Uno de los whiskys más maduros y de color cobrizo. En nariz, sus aromas son a fruta seca y a jerez, ya que el tiempo que ha pasado en barrica lo ha vuelto más profundo. Sus notas en paladar son a jengibre y canela y su acabado es a avellana. Whisky de producción limitada.

The Glenlivet XXV. Este single malt es de un profundo color naranja, casi rojo. Los aromas son a chocolate oscuro y a pasas. En paladar es sedoso, suave y con notas a canela, dejando una sensación en la boca redonda, rica y de sabores balanceados.

 

 

Siguientes artículos

¿Lujo digital o ‘physical’?
Por

El impacto de digital en el viaje del consumidor de lujo mexicano va más allá del e-commerce, internet o las redes socia...