Nuestro thrillionaire favorito tiene récords por cruzar el Atlántico y el Canal de la Mancha de formas insospechadas. Esto es lo que acelera su pulso.

 

Por Natalie Robehmed

PUBLICIDAD

 

Desde hacer kitesurf en el Canal de la Mancha hasta atravesar el Atlántico a bordo de un globo, el hambre de aventura de Richard Branson es tan insaciable como su hambre de negocios.

El fundador de Virgin Group ha comenzado múltiples compañías y puesto su marca en ferrocarriles, cruceros y aerolíneas para conquistar aire, mar y tierra. Ahora ha volteado su mirada a la última frontera: el espacio. Su Virgin Galactic –38% propiedad de Aabar, la firma de inversión con sede en Abu Dhabi– ha levantado unos 390 millones de dólares (mdd) para privatizar los viajes espaciales y, finalmente, llevar a ciudadanos comunes (a cambio de una fuerte suma de dinero) a un paseo fuera de la órbita de la Tierra.

“El espacio siempre me ha fascinado. Cuando era niño, mirando a las estrellas me parecía imposible resistirme a pensar en lo que hay allí y en si alguna vez sería capaz de experimentar yo mismo una visita al espacio”, explica Branson, de 64 años.

Virgin Galactic sufrió un grave retroceso en noviembre de 2014, cuando un piloto murió en un accidente durante un vuelo de prueba. Branson dice que está orgulloso de cómo el equipo Virgin Galactic se ha unido tras lo que describió como un “accidente profundamente triste”.

Branson no es ajeno a desventuras graves en los negocios y los viajes. Es recordado por volcar su barco en el Atlántico –y ser rescatado– al intentar el cruce más rápido de ese océano en 1985, mientras que sus tres intentos de dar la vuelta al mundo en globo fracasaron.

“Todo empresario exitoso habrá experimentado reveses y fracasos, y si dicen que no, mienten”, dice Branson, cuya fortuna se calcula actualmente en 4,900 mdd. “Virgin ha tenido algunos negocios tremendamente exitosos y algunos que no han funcionado. Virgin Cola me viene a la mente, el producto no era lo suficientemente distinto de Coca-Cola.”

Este thrillionaire (juego de palabra producto de thrill, emoción, y billionaire, multimillonario) tiene algunos consejos para los aventureros.

“Lo importante es tomar lo que has aprendido de la experiencia y aplicarlo a tus emprendimientos en el futuro” aconseja Branson. “Trata el fracaso como una lección sobre cómo no perseguir un objetivo, y luego utiliza ese aprendizaje para mejorar tus posibilidades de éxito cuando lo intentes de nuevo. El fracaso es el final del camino sólo si tú decides que así sea.”

En cuanto a la aventura, Branson dice que “nunca” la dejará. Aún hace kitesurfing todos los días en su casa de Necker Island en las Islas Vírgenes Británicas y no tiene intención de parar.

“La vida es la máxima aventura y tengo la intención de empujar mis límites durante muchos años más.”

Le preguntamos al actual titular de cuatro récords mundiales de aventuras por mar y aire cuáles han sido sus viajes más emocionantes, éstas fueron sus respuestas:

1. Cruzar el Atlántico en Globo

“Mi buen amigo Per Lindstrand y yo nos convertimos en el primer equipo en cruzar el Atlántico en un globo de aire caliente en 1987”, recuerda el multimillonario.

2. Virgin Atlantic Challenger

Dice Branson: “En 1986, como parte de un equipo que intentaba romper el récord mundial del cruce más rápido del Atlántico, zarpamos desde Estados Unidos a bordo de un barco especialmente diseñado llamado Virgin Atlantic Challenger II. Nos tomó dos intentos romper el récord. El primer Virgin Atlantic Challenger terminó hundiéndose y fuimos rescatados en helicóptero, pero romper el récord en el segundo intento hizo que valiera la pena.”

3. Hacer kitesurfing en el Canal de la Mancha

En 2012, Branson logró cruzar el Canal de la Mancha haciendo kitesurfing. “Actualmente tengo el récord mundial Guinness como la persona más grande en  cruzar el Canal de la Mancha en un vehículo anfibio. Como amantes del kitesurf, mi hijo Sam y yo decidimos cruzar en un kiteboard y ambos terminamos con nuevos récords mundiales en el proceso.” (Su hijo Sam tiene el récord de la travesía más rápida en kitesurf.)

4. Desafío Virgin Strive

“El verano pasado mi hijo Sam y mi sobrino Noah emprendieron una excursión desde Londres hasta la cumbre del Monte Cervino, en los alpes italianos. Me uní al equipo casi al final del increíble viaje, antes de que la aventura terminara con Sam siendo rescatado en helicóptero en la cumbre debido al mal de altura. Am mí me han rescatado en helicóptero muchas veces, así que supongo que es algo que corre en la sangre de la familia.”

5. Ulusaba

“Siempre que voy al Ulusaba Game Reserve, una de las propiedades de Virgin Limited Edition en Sudáfrica, me siento como si estuviera constantemente en una aventura. Es uno de los lugares más hermosos que he estado y no hay momento en que no puedas ver fauna y paisajes impresionantes”, dice Branson.

 

Siguientes artículos

The Iconoclasts de Prada recrea el misticismo del Feng Shui
Por

La casa italiana presenta su tercer capítulo durante la semana de la moda de París, bajo un concepto inspirado en esta f...