Con una presencia de 3,500 asistentes, el picnic colectivo, Le Dîner en Blanc, fue una clara muestra de unión y civismo urbano, cuya finalidad fue resaltada: la apreciación de los espacios públicos más emblemáticos del país.

Para proyectar una imagen positiva y segura de la ciudad de México, entusiastas e invitados a esta iniciativa de talla internacional se dieron cita junto a la imponente Fuente de Tláloc realizada por Diego Rivera en el Museo del Cárcamo de Dolores, ubicado en la segunda sección del emblemático Bosque de Chapultepec.

En punto de las 6:20 de la tarde y sin saber hacia dónde se dirigían, los invitados abordaron los tradicionales autobuses que los llevarían a vivir una experiencia única. Situados en distintos puntos de la ciudad, estos fueron coordinados por líderes voluntarios quienes se sumaron a este logro colectivo.

Después de un breve lapso de tiempo, el esperado lugar secreto recibió a todos los asistentes con su encanto natural, mientras que la repentina ola blanca de personas se veía venir con sus respectivas mesas, sillas, mantel, vajilla y cena.

12241659_1099411930071342_6224352053701333043_n

Portadores de un inigualable espíritu de unión y dispuestos a disfrutar una velada inolvidable, la noche fue marcada cuando uno de los asistentes aprovechó esta ocasión para entregar el anillo de compromiso a su novia y pedirle matrimonio entre gritos y aplausos de los asombrados testigos; ella aceptó.

Durante la cena, una banda de músicos se hizo notar a la par del sonido de unos violines. Para dar paso al momento más significativo de la noche, el encendido de las luces de bengala y el brindis, la fuente se iluminó e inmersos en una atmósfera llena de amor y de gran unidad, se sintió un poco la nostalgia y los abrazos entre amigos, parejas y familiares.

Otro de los momentos sorpresivos de la noche, fue la intervención de un coro que interpretó el “O Fortuna” de Carmina Burana desde lo alto del lugar, causando un sentimiento de conmoción en todos los asistentes.

Desde su inicio, Le Dîner en Blanc México ha logrado con gran éxito uno de sus objetivos, dar muestra de la riqueza arquitectónica de México así como de una sana convivencia entre personas de distintos ámbitos.

12115472_1099412050071330_6538994286033009503_n

Por su esencia no lucrativa, este evento creado en París desde hace 27 años lleva al frente a sus exclusivos patrocinadores, Moët & Chandon y American Express, quienes demuestran su compromiso con México al celebrar el éxito, la exclusividad y el glamour al apoyar esta inigualable experiencia.

Para concluir la velada, en punto de las 11 de la noche el evento finalizó cuando todos los asistentes regresaron al autobús que los llevó a su punto de reunión inicial.

Como también ya es tradición, el espíritu de celebración y magia continuó en el after party American Express by Cîroc que se llevó a cabo en el Joy Room de Antara Fashion Hall, al cual se dieron cita alrededor de 1200 asistentes.

Para esta edición, el tema del after party giró en torno a una de las fotos parisinas más famosas de la historia, El Beso en el Hotel de Ville, trama muy a doc con el toque francés que predomina en la naturaleza de Le Dîner en Blanc.

Para mayor información:

mexicocity.dinerenblanc.info

@DinerEnBlancMx

 

 

 

Siguientes artículos

Él es quien encabeza a Facebook en México
Por

Tras su paso por Yahoo! y Google, Jorge Ruíz Escamilla, el director general de Facebook México, es un veterano de la ind...