Cuando ocurre alguna catástrofe, los niños suelen salir muy afectados, y esto se debe a que muchas veces no entienden lo que está pasando a su alrededor. El paso más importante es explicarles lo que está ocurriendo y evitar que estén expuestos a imágenes fuertes o noticias muy duras. 

Enseñarle a los niños que el sismo fue un fenómeno de la naturaleza es la pieza principal para ayudarlos a comprender la catástrofe ocurrida el pasado martes 19 de septiembre. Para todos aquellos que padres y madres de familia que no sepan cómo lidiar con el miedo y la ansiedad que puedan reflejar sus hijos debido a que ellos mismos la experimentan, en Forbes Life decidimos crear una guía para los más pequeños.

Entrevistamos a dos psicólogos especializados en niños para que nos dieran su perspectiva y, además, nos recomendaron 2 libros que podrán servir como la herramienta principal para cuidar sus mentes. Además, nos compartieron una serie de consejos para que los adultos logren liberar un poco la carga emocional que pesa sobre sus hombros.

Ismael González, psicólogo especializado en niños, nos comparte: “Los adultos tienen que trabajar las emociones y no transmitirlas a los niños, ya que ellos son como esponjas y hay varios casos de niños ansiosos porque ven a sus papás de esa manera”.

PUBLICIDAD

Algo que el psicólogo destaca es la importancia de invitarlo a que se expresen, a que no se guarden lo que están sintiendo y pensando. Ya que conseguir que pongan en palabras lo que les pasa, para él son muy útiles las técnicas de arte terapia, ya sea con acuarelas, crayones, barro y hasta con los mismos pies para que puedan expresar todo lo que está pasando.

“Muchas veces cuando pasa una situación así los niños sienten que puede ser por su culpa. Me comentaba una mamá, de uno de mis pacientes, que su niño estaba enojado porque justamente en el momento en el que fue el sismo él estaba con la muchacha que hace el quehacer en su casa y su mamá y hermano estaban haciendo las compras, ahí fue cuando les agarró el sismo. Entonces me comentó que el niño estaba triste porque su mamá ‘no le dijo que iba a temblar’. Los niños tienden a sentirse muy abandonados, culpables o culpabilizar a otros y por eso es importante darles la información necesaria para crear conciencia en ellos sobre lo que está pasando”, nos comparte Ismael.

También entrevistamos a María Elena García Cornejo, psicóloga educativa especializada en niños y adolescentes, y nos comentó: “Algunos papás me han contactado para decirme que sus hijos están muy afectados, que lloran mucho o que si la mamá sale los hijos la llaman constantemente, esto se debe a que son como esponjas emocionales y se dan cuenta de que los adultos están alterados y que rompieron con la rutina, no están yendo a la escuela y que hay mucha desorganización”.

De igual forma, María Elena cree que si para los adultos es difícil, para los niños puede ser mucho peor. “Lo primero que los padres pueden hacer es empezar a preguntarles qué les preocupa, y darles la seguridad de que están ahí para responderles acerca de los sismos y sus consecuencias, o los huracanes, y todo lo relacionado con desastres naturales”, explica.

“Se necesita mucha paciencia y tolerancia porque van a estar muy demandantes durante un tiempo y es necesario que respiren profundo con el abdomen”. María Elena García Cornejo

La experta comenta que dependiendo de lo que hayan vivido y de la etapa de desarrollo en la que se encuentren se les pueden dar diferentes estrategias. “Los niños menores a 5 años perciben un gran miedo e impotencia, ya que no entienden y no saben lo que pasa. Niños de 6 a 10 años sienten mucho miedo porque tienen mayor comprensión de lo que sucedió”, nos comenta María Elena. Además, agrega que lo más importante en estos momentos es ser paciente y respetar las emociones de los niños, si algún menor siente la necesidad de llorar o gritar es muy importante dejarlos, ya que están pasando por un momento muy difícil. No hay que evitar el llanto, el mejor consejo es consolarlos, apoyarlos y explicarles con cariño.

Por otro lado, la organización internacional dedicada a salvaguardar el bienestar de los más pequeños comparte un paso a paso para ayudarlos a superar esta época difícil.

 

Libros de apoyo para ayudar a los niños en momentos de crisis

Los especialistas nos comparten estos textos que podrán servir a los padres a explicarle a los pequeños lo que está sucediendo.

Trinka y Juan, El día que la tierra se movió. Chandra Michiko Ghosh Ippen, Melissa Brymer y Jennifer Grady

Este libro fue diseñado para los niños que han vivido algún terremoto, pero se recomienda que antes de leerlo a un niño, el adulto responsable lo revise y vea si es apropiado para el menor. También, si lo que el niño presenció fue un temblor de menor intensidad hay partes del cuento que pueden saltarse para no alarmarlo. Al final de la historia se presenta una guía para ayudar a los padres a entender las reacciones que los hijos pueden presentar frente a un terremoto.

Cuando la tierra se movió. Josefina Martínez, Elena Sepulveda y Rossana Culaciati

Este cuento fue creado en Chile después del terremoto del 2010 y es una especie de guía para los infantes en la que narra lo ocurrido y les explica cómo suceden los sismos y que son fenómenos naturales.

El libro es una herramienta muy útil sobretodo para los niños curiosos, ya que además tiene secciones de interacción con los pequeños lectores en las que el menor puede comentar cómo se sintió, lo que le da miedo y una serie de pasos para sobrellevar el trauma.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

 

Siguientes artículos

4 patas al rescate de los damnificados por el sismo
Por

México se ha mostrado como un país unido durante las últimas semanas, los dos grandes sismos que azotaron al país han tr...