El renovado Lincoln Continental, icono de la elegancia de la firma americana, entró al mercado americano el año pasado y mostró tanto éxito que rápidamente los clientes mexicanos comenzaron a solicitarlo. Es por ello que finalmente el nuevo modelo estará disponible en México a partir de septiembre.

Forbes Life estuvo presente en el lanzamiento de este nuevo modelo en Los Cabos, donde tuvimos la oportunidad de manejarlo desde San José del Cabo hasta Todos Santos. El secreto de su potencia está bajo el cofre, donde se alberga un motor V6 doble turbo de 3.0 litros y 400 caballos de fuerza. La grandeza de este motor se demuestra en la carretera donde se desliza ligeramente a pesar de ser un auto de cinco metros de largo.

Lo que más nos gustó es la comodidad que se vive en su interior. Al cerrar las puertas se convierte en un oasis donde el ruido exterior no perturba en lo absoluto a los pasajeros. El ruido se queda afuera, pero las vistas no, porque algo que nos encantó es el techo panorámico que abarca casi toda la superficie del techo. Únicamente la sección de entre los asientos delanteros y las piernas de los traseros está cubierta, ya que después continúa con vidrio para que todos puedan apreciar la vista.

El espacio que se disfruta en los asientos es muy amplio, de manera que se pueden estirar las piernas sin ningún problema. Incluso los asientos traseros cuentan con las mismas facultades que los delanteros, para reclinarse, acomodar la espalda baja, la cabecera y hasta ajustar los muslos independientemente. A esto le llaman Perfect Position Seat porque el acomodo del mismo es totalmente personalizable hasta convertirse en la posición perfecta para cada persona. En su diseño fueron muy cuidadosos con la ergonomía, pensando en todos los detalles. Por ejemplo, cuando se maneja en carretera es muy común separar la cabeza del asiento para estar más alerta, lo que se traduce en tensión en el cuello. Para evitarlo la cabecera puede acercarse sin necesidad de modificar la posición de la espalda.

Por si fuera poco, desde el asiento trasero es posible modificar la cercanía del asiento del copiloto, de manera que si no hay nadie en éste se puede lanzar hacia el frente dejando espacio perfecto para estirar las piernas.

Siguiendo con la parte trasera, ésta puede acomodar hasta tres personas, pero en caso de que sólo sean dos se puede separar un descansabrazos que también tiene todos los controles para manejar tanto el sistema de sonido como el de temperatura. Por supuesto, desde aquí también se controla el sistema de masajes, ya que cada asiento tiene de manera independiente distintas funciones tanto de intensidad como de puntos de interés, para quienes desean mayor presión en la espalda baja, media o en las piernas. Una delicia.

Otra de las características principales de este nuevo diseño es el audio. Las bocinas del sistema de audio Revel fueron diseñadas para el auto, de manera que se integran al diseño sin romper con el estilo interior. El sonido también es personalizable –no sólo porque cuenta con Apple Car Play y Android Auto– ya que tiene tres modalidades, la estándar, la que emite el audio como si se estuviera en un escenario o como si fuera parte del público en un concierto.

Cuando se trata de autos de lujo, la diferencia está en los detalles. Esto no ha sido desapercibido por la firma. Una de sus novedades es la bienvenida del auto —que por cierto ha rediseñado la parrilla con un aspecto más atlético— a su conductor. Desde que la llave se acerca las luces delantera y traseras emiten una secuencia de iluminación con LED a manera de saludo, después las luces se centran en iluminar el pavimento junto a las puertas para que los pasajeros puedan ver sin dificultades su camino y entrar al auto sin complicaciones.

La comodidad que se siente tanto al manejar como al estar como pasajero es la característica principal del Continental. Todo está acomodado para estar en un ambiente de tranquilidad, en donde no se tenga que hacer esfuerzos adicionales. Otro de los detalles que tienen para consentir a sus pasajeros está hasta en la facilidad con la que se abre la puerta. Las jaladeras tienen un sistema llamado E-pestillo que se trata de un botón muy suave que reacciona sin esfuerzo para abrir y después tiene tecnología de cierre eléctrico y automático.

Conducción segura

Algo que es importante destacar es que no han sido únicamente el diseño exterior y las amenidades interiores lo que ha hecho destacar al nuevo Continental. Lincoln también se ha preocupado por la seguridad detrás del volante, por ello ha instalado un sistema de tracción en las cuatro ruedas para brindar más estabilidad, sobre todo en curvas y en manejo a altas velocidades.

Ya que demás del modo de manejo normal (y confort) se puede conducir en modo sport resultaba indispensable brindarle un sistema de reacción óptimo. Para ello, cuenta con dirección adaptativa que realiza los ajustes necesarios para darle precisión y seguridad.

La asistencia en la conducción no podía faltar y lo hace de dos maneras. La primera es a través de alertas si los radares y cámaras instalados en el auto perciben riesgo de colisión, de peatones o de vehículos cercanos, desde cualquier ángulo, para que el conductor pueda reaccionar a tiempo y poder prevenir siniestros. La otra es que cuando se está conduciendo los sensores detectan las líneas en el pavimento y si el conductor está mordiéndolas genera una vibración en el volante para solicitar una reacción, si ésta no se realiza rápidamente el auto sólo se regresa a su carril. Algo interesante que notamos durante el viaje fue que cuando el auto detecta que el conductor varias veces necesita ser regresado a su carril lanza una alerta solicitando un cambio de conductor.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Glaciares
El hielo en Groenlandia se ha reducido a un punto sin retorno
Por

Los científicos estudiaron varios glaciares en el Ártico y descubrieron que las nevadas ya no eran suficientes para repo...