Ya sea por la gastronomía italiana o el creativo diseño interior, la ubicación estratégica o los brillantes atardeceres con música en vivo, Livorno cumple su primer ciclo y se reafirma como punto de encuentro para ejecutivos y foodies. 

Por Raquel Azpíroz

A finales de octubre de 2014 el restaurante Livorno (Polanco, Ciudad de México) celebró su primer año de trayectoria. Durante
los últimos meses ya había sido una cita recurrente en nuestra agenda: un evento de Audi, el lanzamiento de los deliciosos perfumes Aerin —de Aerin Lauder, nieta de Estée Lauder— en México o la presentación de Fendi Château Residences en Miami bajo la batuta de Perla Machaen, entre otros.

Livorno, aparte de presumir de la cocina italiana más tradicional de la zona de la Toscana y del Veneto, es una explosión de sombras al atardecer, cuando los rayos del sol se cuelan en la terraza que bordea el restaurante y juegan con  la estructura de cubos tallados en madera que se multiplican infinitamente alrededor del comensal.

Por eso, cuando el chef nos invitó a degustar un menú elegido para nosotros, no pudimos resistir la tentación de vivir esas sensaciones gustativas, olfativas y visuales inherentes a cada comida o cena en el restaurante italiano. De nuevo, volvimos
a ver entre las mesas rostros de ejecutivos conocidos tomando un descanso a la hora de la comida, directivas de empresas del sector de la belleza y actrices nacionales.

¿Algo que pocos saben? Los fines de semana es el lugar idóneo para tomar un cóctel al caer la noche y dejar bañarse por la luz amarillenta del atardecer de primavera.

El menú Forbes

El chef Alfredo de la Cruz Carbajal preparó una degustación sólo para Forbes de lo mejor de la región del Veneto, cuya capital es Venecia.

Antipasti: Sombrero Fritto,  pasta crujiente rellena de queso burrata y arúgula, acompañado de cebolla caramelizada. Pulpo a
las brasas con papas gajo y salsa de perejil.

image (1)

Secondi: Lubina con salsa de  azafrán y galleta de risotto. Albóndigas de venado rellenas de foie-gras con aceite de trufa.

Dolce: Variazone, una degustación que incluye Rotolo al pistacchio, rollo de pan a la vainilla con mousseline de pistache. Panna cotta con salsa de cassis y frutos rojos. Creme brûlée.

Y, cómo no, ¡un magnífico cappuccino!

Más información:

@Livorno_polanco

 

Siguientes artículos

Un nuevo CEO liderará a Rolex
Por

La casa de Alta Relojería anunció que Gian Riccardo Marini, quien fungió como CEO desde 2011 (y previo director de Rolex...