Probar 300 platillos que presenten toda la majestuosidad y gloria con que vivía Moctezuma puede sonar como un sueño lejano, propio de épocas precolombinas. Sin embargo, hoy en día es posible recrear un poco de ese mundo de lujo gastronómico y cenar como un Tlatoani gracias al chef e historiador Rodrigo Llanes.

En Forbes Life tuvimos una entrevista exclusiva con el chef Rodrigo Llanes, quién nos platicó sobre el proyecto Los 300 Platos y nos invitó a vivir una experiencia gourmet propia de un Tlatoani.

El chef Llanes tardó 5 años en realizar la investigación que le permitió rescatar el protocolo de los cocineros de Moctezuma y, con ello, crear el Colectivo de Alta Cocina Los 300 Platos, en donde, de la mano de un grupo de cocineros, recrea los platillos, la vajilla y el ritual de la mesa de Moctezuma.

Fotos: Julio Hernández

Hoy en día, el reto al que se enfrenta el chef es el de reproducir la vajilla para compartir con los comensales el ritual de Moctezuma. Por ello, encabeza un fondeo para lograr que con lo recaudado se destine 90% a su proyecto y el 10% restante a la iniciativa “Una mano para Oaxaca”.

Es fundamental resaltar el trabajo y la dedicación que este proyecto supone, y en línea con este objetivo, no se puede dejar de lado la historia de su surgimiento: “Comenzó hace unos años con una investigación histórica sobre la forma en la que comía Moctezuma; fue parte de la investigación con la que me titulé como historiador. La tesis trataba de cómo conseguían alimento los españoles durante el proceso de la conquista, y las investigaciones de Bernal Díaz del Castillo y Hernán Cortez eran, con mucho asombro, hacia la manera en la que comía Moctezuma”.

Llanes explica que al Tlatoani le servían todos los días 30 guisos dentro de 300 platillos diferentes, lo cual quiere decir que en las cocinas le preparaban cerca de 10 porciones de cada guisado. “La comida iba en un plato y debajo de él llevaba un brasero para que no se enfriara; se lo servían como en una especie de desfile. Parte de la comida la compartían con el consejo de ancianos que comían aparte, ya que Moctezuma siempre comía solo”.

Según Ricardo, esa forma tan exquisita y suntuosa de cenar no existe en ninguna otra cultura, época histórica o región del planeta. Por lo tanto, tener la oportunidad de asistir a una cena similar es todo un privilegio.

También explica qué pieza fue fundamental para poder realizar Colectivo de Alta Cocina, Los 300 Platos: “Lo que sucedió después de la conquista fue que esta forma de comer y cenar tan especial se perdió por completo y consideré importante rescatar el protocolo. Uno de los elementos primordiales para esto era tener una vajilla adecuada, entonces, el año pasado contacté al centro de investigaciones en diseño industrial de la facultad de arquitectura de la UNAM, que ya habían trabajado con este tipo de proyectos a los que ellos conocen como soportes gastronómicos, y empezamos a trabajar juntos”.

Lee más: Las mejores tiendas gourmet de la CDMX

Y continúa: “Yo les llevé la parte histórica de la investigación que había hecho, la cual acompañó a la que hicimos de unas piezas arqueológicas del Museo de Tlatelolco y el Museo de Antropología; ello nos sirvió de inspiración para el diseño del prototipo, más contemporáneo, pero siguiendo la parte histórica”.

Para aquellos que estén deseosos de cenar como hacía Moctezuma, la reservación es un poco diferente y no tiene un precio específico. Es a través de un fondeo como cada comensal podrá decidir el paquete que más se acomode a sus necesidades y, con ello, ver el monto que desea donar. Estas son algunas opciones disponibles:

  • 1,000 pesos. Paquete más básico en el que los alimentos de la cena van servidos en caxitlis, pequeños recipientes elaborados en cerámica de alta temperatura.
  • 10,000 pesos o más: menú degustación para 10 comensales en el que servirán 30 degustaciones, llegando a la cifra de 300 platos.

Puedes fondear en: https://www.kickstarter.com/projects/377700646/los-300-platos-colectivo-de-alta-cocina-mexico-cre?ref=nav_search

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

3 restaurantes para celebrar el Thanksgiving Day

 

Siguientes artículos

Travesía culinaria con sabor a langosta
Por

El Festival de la Langosta está disponible durante todo noviembre en la Hacienda de los Morales, en la Ciudad de México...