Los amantes del arte tendrán la oportunidad de descubrir un poco de la vida de 5 artistas impresionistas que redefinieron el concepto de arte en la época y nos marcaron para siempre con obras espectaculares y llamativas que definen el significado de impresionismo. 

El termino impresionismo fue utilizado por primera vez en 1874 y hacía referencia a las obras de una nueva generación de artistas franceses que buscaban plasmar la sensación que transmitía una obra y no solo lo que representaba.

Las aportaciones más representativos de los impresionistas fueron la liberación de la luz y el calor, ademas de crear un impacto visual.

Claude Monet 

Pieza fundamental en el inicio del impresionismo fue considerado el jefe del grupo de impresionistas, Impresión, sol naciente (1872, la cual se encuentra actualmente en el Museo Marmottan, París) es reconocida como la pieza que le dio nombre al movimiento. Sus inclinaciones artísticas se formaron gracias a sus relaciones con artistas como Renoir y Sisley, durante los primeros años como artista.

En los inicios de su carrera tuvo múltiples problemas económicos y el nacimiento de su hijo Jean, en 1867, lo llevo a intentar suicidarse.

Vivió en Inglaterra durante la época franco/prusiana, en donde conoció a Paul Durand-Ruel quien le brindaría apoyo económico. Durante esos años conoció la obra de Turner que le provoco una obsesión con la percepción del color y la luz.

Édouard Manet

Antes de dedicarse al arte, a petición de sus padres, Manet intentó dos veces entrar a la escuela naval. En 1850 ingresó en el taller del pintor Thomas Couture en donde tuvo 6 años de aprendizaje y entrenamiento.

Después de dejar el taller de Couture entabló relación con artistas como Charles Baudelaire y Edgar Degas. En 1860 su fama empezó a crecer y algunas de sus obras fueron de gran interés para Téophile Gautier, un aclamado crítico de la época. En 1863 la pintura Almuerzo sobre la hierba (1863, actualmente en el Museo de Orsay, Parísfue criticada tanto por la técnica, el baño de luz y el contraste, como por el tema ya que presentaba a una mujer desnuda.

A finales de 1870 puso al naturalismo como su tema principal y más adelante abandonó la técnica tradicional, el óleo, para pasar al pastel.

Berthe Morisot 

Ella fue la primera mujer en unirse al movimiento impresionista, amiga, modelo y cuñada de Edouard Manet. Su educación se basó en el gusto por las artes y la música. Ella era considerada una mujer moderna.

Se relacionaba con artistas como Monet, Renoir y Degas, con quienes expuso sus obras. Morisot causaba gran interés y admiración entre los intelectuales de la época entre los cuales se encuentra a Mallarmé; fue considerada pieza fundamental en el impresionismo.

Una de sus obras más conocidas es En el baile (1875), exhibida actualmente en el Museo Marmotas, París.

Pierre Auguste Renoir

Durante los primeros años de este pintor francés trabajó como decorados de porcelana y abanicos. Después de mucho trabajo pudo unirse al taller del pintor Gilbert y más adelante se movió al de Gleyre, en donde conoció a Monet.

Sus primeras inclinaciones lo llevaron a pintar al aire libre y en 1873 terminó Jinetes en el Bosque de Bolonia (1872, actualmente en el Museo Hamburger Kunsthalle), obra que fue excluida del Salón Oficial y expuesta en el de Rechazados.

El tema de la mujer fue de gran interés para Renoir y se enfocaba en el máximo exponente de la belleza femenina por lo que todas sus obras buscan envolver con una calidez particular.

Edgar Degas 

En un principio Degas se iba a dedicar al derecho pero con el apoyo de su familia se concentró en el arte y en 1853 ingresó al taller del pintor Barriasy en donde comenzó sus estudios.

Pertenecía a la clase alta y eso le sirvió para conocer las colecciones privadas y originales de artistas como Botticelli y Pollaiuolo, esto le sirvió como fuente de inspiración y como parte de su educación.

Era un hombre tímido y retraído, le era muy difícil crear relaciones con los demás.

Más que enfocarse en paisajes se interesaba por la música, el teatro y la danza, una de sus obras más famosas es El padre de Degas escuchando a Lorenzo Pagans (1869) se puede apreciar en el Museo de Orsay, París.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí 

 

Siguientes artículos

El museo de memoria y tolerancia lucha por la mujer
Por

La exhibición temporal Feminicidios en México ¡Ya Basta! estará disponible hasta el 19 de mayo para hacer conciencia sob...