El precio es sólo un parámetro de la excelencia. Enumeramos las estrellas que más brillaron en el SIAR y revelamos cuál fue el reloj más caro.

 

Por Enrique Castro M.

 

Si se mira fríamente, el precio de un reloj de alto nivel es sólo un número; sin embargo, uno muy importante.Hay que notar que aquí dejamos fuera aquellas piezas recubiertas de diamantes, ya que eso es “hacer trampa”, puesto que resulta relativamente sencillo recubrir cualquier reloj con una gran cantidad de diamantes y así aumentar su precio de forma artificial.

Aquí hablamos de ejemplares que representan horas de dedicado estudio y desarrollo por parte de grandes maestros del arte relojero; horas de trabajo de máquinas de control numérico computarizado (CNC) y enormes dosis de paciencia de artesanos que ajustan, decoran y ensamblan una y otra vez los delicados mecanismos a partir de diminutos componentes. Nos referimos a esos microcosmos mecánicos cuya complejidad fascina y nos lleva a sacar la chequera o tarjeta con rapidez en pleno momento de éxtasis sensorial.

Presentamos los relojes que más nos hicieron abrir los ojos durante los tres días del SIAR.

 

Richard Mille Sapphire

1rm

2.2 millones de francos suizos. El cristal de zafiro sólo puede trabajarse con herramientas con punta de diamante. Hacer la caja tonneau de Richard Mille requiere mucho trabajo. Si el zafiro se rompe hay que volver a empezar de cero. Un mecanismo liviano es sujetado a la caja por medio de una “platina virtual” hecha de un diminuto cable de acero en tensión que completa esta bella y cara pieza.

 

Richard Mille RM59-01 Tourbillon Johan Blake

2rm

600,000 francos suizos. Con una caja tonneau hecha de un polímero mezclado con nanotubos de carbón moldeado a presión, este reloj es extraordinariamente liviano. Su platina emula la forma en la que el corredor jamaiquino coloca sus manos al realizar sus fabulosos sprints de 100 metros.

 

Girard-Perreg aux Tourbillon Triaxial

4gp

532,000 dólares Un mecanismo tourbillon con tres ejes de giro independientes, una muestra más de la alta relojería de esta manufactura. El movimiento mecánico se convierte en un embrujo que nos impide retirar la vista del pequeño domo de cristal de zafiro que le da alojamiento y espacio. La precisión cronometre K se ve mejorada por la anulación de los efectos de la gravedad en el volante oscilador. Aparte de lo técnico, el tourbillon Triaxial de GP es fascinante.

 

Greubel Forsey GMT en platino

3gmtplatino

545,000 dólares Nada mejor que un pequeño globo terráqueo para tener en cuenta las 24 zonas horarias del planeta. La indicación GMTes la estrella que domina la carátula tridimensional compitiendo con la jaula del tourbillon a su derecha. En la parte posterior encontramos las ciudades que corresponden a cada huso horario. Belleza de 360°.

 

Jaege r-LeCoultre Hybris Mec hanica 11 Master Ultra Thin

5

375,000 dólares. La undécima pieza de la colección es un repetidor a minutos extra plano automático con rotor perimetral y tourbillon volante; por si fuera poco es un reloj sumamente delgado y con una calidad sonora extraordinaria a partir de su caja de oro blanco, el metal precioso que mejor distribuye el sonido.

 

Bvlgari Ammiraglio del Tempo

6ammiraglio

359,000 dólares. En esta pieza se ha revivido un mecanismo de escape tipo detente, diseñado originalmente para los cronómetros de Marina. No es una hazaña menor, ya que por su diseño este mecanismo solamente podía funcionar en relojes colocados horizontalmente. Tiene repetidor de minutos con carrillón Westminster que emula la melodía del Big Ben.

 

Montblanc Metamorphosis II

7montblanc

270,000 euros. En esta pieza de pura locura mecánica se ha logrado que las dos carátulas se transformen de un calendario a un mecanismo cronógrafo operado por monopulsador. Al mover la palanca, la carátula superior se abre y emerge otra para ofrecer un conteo de minutos con la función del cronógrafo en combinación con el segundero central.

 

Girard-Perreg aux Tourbillon Tres Puentes de Oro

8.1

267,000 dólares. La disposición del tourbillon con tres puentes de oro es intrínseca a Girard-Perregaux. La más reciente expresión de este diseño mezcla el estilo clásico con una construcción moderna, con una platina lisa que no distrae la atención de los tres puentes y los componentes  sujetos por ellos.

 

DeBethune DB29 Maxichrono Tourbillon

9

267,000 francos suizos. El que podría ser considerado como el cronógrafo más hermoso inicia con una carátula elegante y todas las funciones de tiempo y conteo del cronógrafo indicadas por manecillas centrales que marcan sobre diversas escalas, en una disposición armoniosa y funcional. No ostenta su tourbillon en el frente.

 

Siguientes artículos

Premio Nobel subasta medalla en 4.7 mdd
Por

El descubridor de la estructura del código genético humano y ganador del Premio Nobel de medicina en 1962 subastó el gal...