La novena edición del Festival Internacional de Gastronomía y Vino, Morelia en Boca, estuvo nutrida de emociones desde la apertura oficial. Este año, el encuentro rindió homenaje a Mónica Patiño por su trayectoria y su ánimo constante por difundir la gastronomía mexicana. De igual manera honró la labor de Hugo Enrique D’Acosta a favor de la cultura del vino en México.

Fue durante las primeras horas del programa que los homenajeados recibieron muestras de aprecio estrechamente relacionadas con sus seres queridos. Acto que puso de manifiesto uno de los principales valores de Morelia en Boca y su íntima correspondencia con la riqueza cultural michoacana.

Pues las recetas de Michoacán constituyen prácticas ceremoniales que siguen reuniendo a las familias en torno a la mesa para disfrutar de los más variados y deliciosos platillos. Son manifestaciones de un vasto legado gastronómico, patrimonio intangible de la humanidad y sustento de la comida popular.

Destacadas cocineras tradicionales compartieron ingredientes, utensilios y técnicas milenarias que se han transmitido de generación en generación, usando en gran medida uno de los emblemas de la cocina nacional: el maíz. Mónica Patiño, Enrique Olvera y Micaela Miguel también exaltaron las virtudes de la comida y las bebidas populares con propuestas dotadas de memorias. Elena Reygadas aportó su visión en torno al pan.

De las calles a la alta cocina

Otro de los ejes conductores de Morelia en Boca, la cocina callejera, dejó ver la pasión y experiencia de los personajes del oficio local. La misma que alentó al chef Jonatán Gómez Luna a rendir tributo al gaspacho moreliano a través de una colorida y sofisticada interpretación.

Morelia en Boca

Fotos: Morelia en Boca

A ella se sumaron creaciones culinarias fascinantes ante el imparable antojo de los asistentes. Las botanas de Mercedes Bernal y Rodney Cusic, las tortas de lengua de Álvaro Clavijo y las wagyu mexicano de David Castro. Además, las quesadillas de fideos de Claudette Zepeda y los postres callejeros de Mao Montiel y Marcela Bolaño, fueron parte del desfile de sabores en la Casa de Cultura de la capital michoacana.

El evento incluyó catas, talleres y exclusivas cenas maridaje curadas por los chefs de Morelia en Boca que se llevaron a cabo en hoteles, restaurantes y lugares emblemáticos de Morelia, como el Centro Cultural Clavijero.

Sin embargo, las experiencias fueron más allá del paladar. La importancia de conocer el origen de los productos que nos llevamos a la boca, el desperdicio de alimentos y la sustentabilidad, fueron parte del discurso.

La trascendencia del proyecto

“El festival ha logrado consolidarse a través de estos nueve años porque precisamente genera conversaciones que te hacen reflexionar sobre diversos temas. Es un evento que permite mantener un verdadero diálogo entre todos los actores de la cadena gastronómica”, comentó Fernando Pérez Vera, director de Morelia en Boca.

Entre las temáticas que se perfilan para la próxima edición se encuentran la migración y la autenticidad. Mientras tanto, Pérez Vera se mostró entusiasta de cara al décimo aniversario del festival, porque si hay algo que caracteriza a todos los que forman parte de este proyecto es la perseverancia.

Morelia en Boca

El poder de convocatoria de tradujo en la participación de más de 25 chefs, 20 cocineras tradicionales, tres sommeliers, 40 productores locales, 150 etiquetas de vinos y destilados, y la presencia de Colima como estado invitado.

Toda una experiencia sensorial dotada de sabores, colores, aromas e historias… Ahora nuevas experiencias se encuentran en fogón de cara al 2020.

Lee más: El chef Jonatán Gómez Luna cocina su libro ‘Le Chique’

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Jonatán Gómez Luna
El chef Jonatán Gómez Luna cocina su libro ‘Le Chique’
Por

En el marco de Morelia en Boca, el cocinero reveló algunos detalles de este libro que celebrará 12 años de Le Chique.