Un tambor de lluvia de hace más de 2000 años, el baúl de viaje de una princesa de Birmania o la puerta de un templo tailandés. Esto es tan sólo un poco de todos los secretos que se esconden entre las paredes de Namuh.

 Suelen decir que es una tienda de muebles, pero realmente se trata de una empresa que lleva el arte de la decoración a otros niveles. Entre sus estantes se encuentran tanto mobiliario creado por su propio estudio, como antigüedades recuperadas de todos los rincones del mundo. En una gran bodega de más de 2000 metros cuadrados a las afueras de San Miguel de Allende se encuentra este edén para un coleccionista.

 

SONY DSC

 

“Namuh es más que una mueblería, lo que nosotros queremos transmitir es cultura. Cada pieza tiene un sabor cultural”, aseguró Cecilio Garza, el director comercial, mientras Forbes Life recorría sus pasillos.

Al año importan a la bodega 24 contenedores con cientos de objetos provenientes de 14 países, la mayoría asiáticos. Es así como objetos de Vietnam, India, China, Singapur, Indonesia y Tailandia llegan a la bodega para ser reparados y acondicionados para convertirse en una pieza decorativa. Algunos, como los baúles por ejemplo, sólo son restaurados para ponerse a la venta, mientras que otros, como puertas o piezas rotas de otros muebles, son llevados al estudio para convertirlos en un mueble totalmente nuevo.

 

Piezas Namuh

 

“La connotación China e India son mal vistas en México, como si fuera algo barato. Pero realmente en aquellas culturas se encuentran cosas muy valiosas, piezas únicas. Un claro ejemplo son las piezas de la parte islámica de India”, afirma el director comercial quien se dedica a elegir pieza por pieza de lo que llega en los grandes contenedores.

El 70% de los objetos que aquí exhiben son de exportación, mientras que el otro 30% es producción propia o adaptada. La tienda que inició hace 14 años ha ido creciendo poco a poco contando ahora con Namuh Studio, el despacho de diseño industrial abierto en enero de 2014, en donde se crea mobiliario original y contemporáneo. Éste ya representa el 12% de las ventas totales de la empresa. Dentro de sus planes de crecimiento se incluyen la reciente apertura de una tienda en Roma Quince, en el D.F. y una bodega próxima a abrir sus puertas también en la Ciudad de México.

 

SONY DSC

 

 

Siguientes artículos

Querétaro recibe un nuevo club de aviones privados
Por

Redwings, la empresa de servicio de aviones privados, amplía sus instalaciones abriendo servicio ahora en Querétaro.