Forbes Life, Territorio Creativo (TC) y La escuela de negocios ISDI lanzan el primer estudio del consumidor digital de lujo en México. Salvador Suárez, socio de la firma consultora TC, resume los principales insights y adelanta tendencias digitales desde su dispositivo móvil personal, por supuesto. Bienvenida la era 3.0.

Escribo este artículo en un avión de Madrid a Lima. Desde aquí volaré en unos días a mi amada y caótica ciudad de México, donde pienso degustar una vez más el maravilloso ibérico que sirven en el restaurante Biko. La reserva ha sido gestionada desde mi celular, al igual que la reserva de auto con chófer, que me estará esperando en cada uno de los aeropuertos el día y hora de mi llegada. Es evidente que la tecnología, a través de innovadoras aplicaciones, nos permite una gestión más eficaz, económica y segura de nuestros viajes de negocios y ocio.

Pero, ¿y el lujo? ¿Puede ser digital? Ya no es entendido en el sentido tradicional (basado en la adquisición de productos de gran valor), sino que se asocia a intangibles, a experiencias, a la personalización de servicios y una mejor calidad de vida. La gran tendencia de este sector es la evolución no tanto hacia lo que tenemos, como hacia quiénes somos. Estamos en el epicentro de una revolución sin precedentes que nos afecta a todos. Según Harvard Business Review, la automatización de procesos podrá sustituir miles de puestos de trabajo no especializados; el 67% del empleo actual está en riesgo de ser automatizado en una década o dos gracias a la tecnología. El desarrollo de la revolución industrial en Europa fue lineal en el tiempo, sin embargo, la revolución digital en la que nos encontramos se expande de manera exponencial y global. La irrupción masiva de innovación mejora la vida de los ciudadanos en muchos ámbitos, pero también cambia las reglas de la relación entre marcas y consumidores.

El sector del lujo siempre ha sido conservador en el ámbito digital, pero no puede quedarse al margen de la ola de transformación digital que llega de la mano de nuevas marcas y empresas caracterizadas por modelos disruptivos y visionarios en red, la adopción de nuevas estrategias y el uso intensivo de medios tecnológicos, todo ello bajo la batuta de directivos formados en el entorno de esta nueva economía.

Puedes obtener el estudio del consumidor digital de lujo aquí

Recordemos que la transformación digital consiste en un proceso estratégico y profundo de adaptación a la innovación en las organizaciones, que va más allá de la mera digitalización de canales de venta. Desde Territorio Creativo hemos venido desarrollando proyectos en los últimos años con grandes corporaciones en México, España, Colombia, Perú y Gran Bretaña, convirtiendo retos complejos en realidades. Es por eso que contemplamos este proceso de transformación desde tres perspectivas:

1. El nuevo consumidor

El acceso masivo de los clientes a los smartphones y las redes sociales está propiciando nuevos modos de buscar y comparar productos, siguiendo tendencias como el ROPO (búsqueda de productos online y compra offline) o el Showrooming (búsqueda en retail y compra en digital). Los consumidores disponen, en todo momento, de una potente herramienta de acceso a información y contenidos que ejercen como una poderosa palanca en la toma de decisiones de compra.

2. La tecnología transforma el modelo de negocio

La tecnología está cambiando la configuración de la cadena de valor desde el primer eslabón del proceso de desarrollo de productos y servicios hasta el consumidor final en muchas industrias. Uber, Spotify, Netflix, Google, Paypal o Amazon son ejemplos de organizaciones cuyo modelo de negocio está basado en el desarrollo de tecnología como vía de acceso directo al consumidor.

3. Evolución en las estructuras organizativas

Estamos compitiendo en una batalla desigual. Las empresas digitales no sólo cuentan con profesionales con alto conocimiento de este nuevo entorno, sino que además han crecido con una cultura corporativa más adaptada al siglo XXI. Los sectores tradicionales tienen tendencia a quedarse en las estructuras jerárquicas y rígidas propias del siglo XX. La transformación nace de la visión y voluntad del comité de dirección de las empresas de adaptar nuevas estrategias que mejoren los procesos internos, aumenten la vinculación de sus empleados a través de mayor acceso a la información y generen un mix de comunicación más adaptado a la realidad de los mercados actuales.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Tikún Olam, regresa el festival internacional de cine judío
Por

Llega a México el Festival Internacional de Cine Judío celebrando su 14º edición. Éste se presentará del 20 de enero al...