Si en todos los sectores hacemos un análisis luego del Brexit, no puede faltar en el sector del lujo y de prestigio.

 

Aunque vemos algunos impactos positivos a corto plazo, en particular para las marcas británicas, el Brexit aporta incertidumbre a la economía de Europa. Y la incertidumbre no anima las inversiones ni el consumo. Esta inestabilidad no ayuda a un sector en el que 70% de las marcas son de origen europeo, aunque el 70% de los clientes sean de fuera de Europa.

Algunas empresas como Burberry lo han vivido con alegría, al menos en el corto plazo. A la fecha, la depreciación de la libra ha añadido a su beneficio 90 millones de libras adicionales. Este efecto al convertir a libras sus ventas por el mundo ha tapado una evolución del negocio con resultados mediocres el primer semestre del 2016. Este efecto positivo sobre las ventas, resultado de una libra más débil, ha compensado el incremento de coste de sus proveedores europeos. Estos resultados han acelerado probablemente el cambio del equipo directivo que se acordó en el último consejo. Marco Gobetti, actual CEO de Céline, la marca del grupo LVMH, asumirá próximamente el cargo de CEO, mientras que Christopher Bailey se queda con la responsabilidad de la dirección creativa. Este cambio en la gestión de la compañía, junto con los resultados mejores de los esperados, explican que la acción se ha apreciado recientemente un 6%.

PUBLICIDAD

El Brexit también tiene un efecto positivo al haber sido el factor que ha convencido a más turistas chinos a incluir Londres en sus viajes europeos. La caída de la libra les ha animado a pasar por Londres y hacer algunas comprar de sus marcas de lujo favoritas. El gran almacén de referencia donde se encuentran muchas de ellas, Harrods, ha reportado ya un buen comienzo para las famosas rebajas de verano.

Entre los efectos negativos del Brexit, además de la incertidumbre generada, está el impacto sobre la cotización de las marcas europeas. Por ejemplo, el grupo más importante del sector LVMH cayó un 9%, aunque posteriormente se recuperó hasta un 5%.

Hay otro impacto del Brexit, que aunque se notará más a largo plazo, acaba de comenzar. Se trata del impacto negativo sobre la captación de talento, de buenos profesionales, de los mejores ejecutivos y colaboradores. El sector de la moda representa 28,000 millones de libras para la economía de Reino Unido y 880,000 puestos de trabajo que incluyen fabricación o venta al detalle. El Brexit puede ponerlo en riesgo.

Me di cuenta de lo rápido que va cuando hoy, una de mis alumnas recientemente graduada del MBA de IE Business School, me confirmaba que había descartado Londres como destino. Aun siendo de origen canadiense y estando atraída por el sector del lujo británico concluía que la ecuación de salario en una moneda menos valiosa, combinada con el alto coste de vida londinense, no la compensaba. Parece que en la guerra por el talento, imprescindible en el sector, las marcas inglesas competirán en desventaja.

Para los que se gradúan en diseño de moda en las prestigiosas escuelas británicas, la restricción al libre movimiento de personas puede ser una limitación para el desarrollo de sus carreras. Los gigantes del sector LVMH y Kering se ocuparán de conseguir visados para sus diseñadores estrella, pero ¿que pasará con los centenares que hacen prácticas en pequeños estudios de diseño europeos? Esa posibilidad de trabajo y formación parece ahora más complicada.

El British Fashion Council (BFC) o la asociación de marcas de moda inglesa, informó antes de la votación el pasado día 23 de junio que el 90% de sus socios estaban a favor de permanecer en Europa. Parece razonable ya que muchos de ellos como Paul Smith desfilan en París o compran sus tejidos en Italia y otros países europeos. Esto ahora será, si no más difícil, más caro.

Creo que Federico Marchetti CEO de Yoox se inspira en Darwin cuando alude la capacidad de adaptación como arma de supervivencia y la semana pasada declara a un medio económico inglés: “Lo importante es adaptarse rápidamente. La reacción que tenemos al hecho es más importante que el hecho en sí mismo.”

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @MARIAGIRON

Página web: Observatorio del Mercado Premium IE

Página personal: María Eugenia Girón

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Peter Copping deja Oscar de la Renta
Por

Después de dos años de estar al frente de la marca, Copping se retira afirmando que las circunstancias requieren que reg...