Por tercer año consecutivo se realizó Women’s Weekend, un fin de semana dedicado a atender los intereses de las mujeres a través de talleres, showrooms y conferencias, como en la que estuvo presente la ex primera dama Margarita Zavala. En un ambiente entre amigas, dejó a un lado su parte política para mostrar su parte más humana.

Del 4 al 6 de marzo de 2016, el emblemático Hotel St. Regis Ciudad de México fue la sede de la tercera edición de Women’s Weekend, en donde se dieron cita personalidades de distintas áreas para compartir sus experiencias entre mujeres y para mujeres.

Uno de los foros que tuvo mayor respuesta por las asistentes fue en donde se presentó Margarita Zavala, una de las figuras más sobresalientes dentro del ámbito político en México, quien habló sin límites sobre el papel de la mujer en la política, como madre y empresaria.

La ex primera dama es abogada de profesión y con una carrera política desde los 16 años, ha podido observar de cerca el desarrollo de la mujer en temas de liderazgo, educativos, empresariales, políticos y en organizaciones en México.

Durante la conferencia, Zavala mencionó que aún hay muchos retos y necesidades por vencer, como la conciliación entre la parte laboral y la familia, lo cual no es excluyente de las mujeres, sino que también compete a los hombres y a las empresas para establecer los balances necesarios y verse favorecidos en este sentido.

Asimismo, destacó que aún existe una desigualdad laboral entre géneros, ya que actualmente las mujeres en una empresa no se atreven a pedir un aumento, no por falta de capacidades, sino por miedo, lo cual es un tema que necesita ser revisado por toda la sociedad. Para esto recomienda que el primer paso está en las mujeres mismas, en desarrollar su confianza, vencer los miedos y creer que son capaces de hacerlo.

Además, afirma que ser hijas, hermanas o sobrinas de alguien no puede ser la única definición de las mujeres. “Hemos luchado mucho por nuestra identidad y así me voy a presentar a México, con mis decisiones, con la responsabilidad en mis decisiones, con mis ideas, con mi pensamiento y experiencia”, dijo Zavala, quien también aseguró que le provoca mucha seguridad que la sociedad ya cuenta con mujeres que toman sus decisiones y son responsables de éstas.

A la ex primera dama no le molesta que a las mujeres se les considere portadoras de valores, lo que sí le causa conflicto es que se les cargue toda la responsabilidad sobre la familia. Ella desea que se les dé esta parte también a los hombres. En su papel como figura pública, ella confesó que comparte su vida política y familiar con Felipe Calderón.

En temas de filantropía, señaló que su primer acercamiento fue en su casa, donde la educaron con una actitud de solidaridad y de servicio. Además, se reforzó en la escuela a la que ella asistió y que es la misma a la que asisten sus hijos. Para ella, “la solidaridad es la expresión de poder ser feliz a través de la felicidad de los otros”.

En cuestiones sobre la carrera política que está emprendiendo al ser la candidata del PAN para la Presidencia de la República en 2018, aseguró que es consciente de lo que se ha propuesto y también ha pensado en los sacrificios. En la vida ha asumido varios cargos, entre ellos, ha sido diputada local y federal, antes de que Felipe fuera presidente. Ha trabajado en el tema de mujeres, dirigió el Departamento Jurídico del PAN, y a los que le han dicho que ha sacrificado su carrera les dice: “lo estoy viviendo de otra manera”.

Cuando los fines son superiores aprendes a compensarlos, dice, pues afirma que la vocación y pasión son el motor. “En el lugar en el que estés debes hacer algo por el bien común”, puntualiza y añade que es una condición humana que deberíamos tener todos.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Los mejores restaurantes de Los Ángeles
Por

Los Ángeles es definitivamente una de las capitales gourmet más importantes de Estados Unidos. Comida mexicana, italiana...