Compartir un dulce postre en pareja se ha vuelto un clásico de San Valentín, pero en esta ocasión nos dedicamos a darle un giro en el paladar y combinarlos con distintos elixires.

De repente vale la pena olvidarse de los clásicos oportos para darle la bienvenida a otro tipo de bebidas y destilados que pueden hacer un matrimonio perfecto con los sabores dulces.

Probamos algunas de las especialidades del restaurante Jaso en la calle de Newton en Polanco, Ciudad de México, en un maridaje hecho para Forbes Life en donde se casaron algunos de sus postres predilectos. Aquí, nuestra recomendación para una dulce cita.

PUBLICIDAD
creme

Créme Brulée. Este tradicional postre se coloca sobre una galleta y se envuelve en láminas de pera. A lado se encuentra una compota de pera con un poco de helado de vainilla de Papantla. Para acompañarlo se sirvió un vino blanco de cosecha tardía de Milbrandt Vineyards. Este vino del valle de Columbia está realizado con uva Riesling que por tratarse de una cosecha tardía guarda mucha azúcar en su interior. Sus notas de chabacano, miel, naranja y manzana lo convierten en una muy buena opción para sustituir los tradicionales oportos. En este maridaje, son estos sabores los que casan a la perfección con los toques frutales del postre.

Tarta de Chocolate Colombiano con Nuez Pecana

Tarta de Chocolate y Nuez. Este postre nació durante un viaje de la Chef Sonia Arias por Perú. El pequeño pastel de chocolate representa una de las montañas de aquel país sudamericano y la espuma de leche a su alrededor es en representación a las nubes que cubren dichas montañas. Este postre se maridó con un Ron Zacapa 23 que resultó en una exquisita combinación ya que el dulzor del chocolate fue minimizado por el destilado, el cual se pudo disfrutar derecho sin ningún problema gracias a las notas de la tarta. El toque extra de sabor se dio porque la tarta al interior tiene nueces caramelizadas precisamente con ron Zacapa, lo que se convierte en el broche de oro del maridaje.

mz

Confit de manzana. Uno de los postres favoritos de este restaurante, se trata de una pasta de nuez crujiente como base y una capa de caramelo. Éste se hornea 24 horas para asegurar la suavidad del interior y el intenso sabor. Se acompaña de un helado de canela que, al igual que todos los ingredientes de los platillos de este restaurante, se realiza en casa desde el inicio. Este postre se recomienda maridarlo con una sidra natural que por su ligereza no pasa por encima de los sabores del confit y que además acentúa el sabor de la manzana. Otra opción es un Icewine, también conocido como sidra de hielo, como el Riesling Mission Hill Icewine. Este tipo de vinos consiste en tomar las uvas justo antes de que éstas se congelen, lo que provoca una concentración muy profunda de azúcares dotando al vino de sabores frutales y azucarados, una combinación perfecta con la manzana y el caramelo.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Los 10 hoteles más románticos de todo México
Por

Existen pocas experiencias comparadas con darte la oportunidad de vivir una escapada romántica al lado de esa persona ta...