Los quesos en México no suelen considerarse un tiempo más en la comida, sino un complemento de los platillos. En Francia, en cambio, una tabla de quesos con distintos complementos es parte en sí misma del ritual de la comida.

Esa tradición es justo la que Olivier Bert, afinador de quesos, quiere dar a conocer en Le Fromager by Sabor y Carácter. Esta tienda se especializa en quesos de todas partes del mundo, aunque son los Franceses los principales. Incluso han creado el concepto del Cheese Club que consiste en una membresía anual para recibir cada mes tres tipos de queso distintos junto con un kit para maridarlo.

Olivier cuenta que, aunque el maridaje de quesos con vino suele ser la forma más común de combinar los sabores, no es la única. Dependiendo el tipo de queso se puede casar con frutas o mermeladas, por ejemplo. En el caso de la miel, hay que recalcar que hay distintos tipos de miel y de acuerdo al sabor de la misma es el tipo de queso que mejor se marida.

Para este especial de experiencias foodie de Forbes Life elegimos tres quesos, uno suave, uno medio y uno fuerte para crear la experiencia de sabores ideal para cualquier paladar. Ésta se puede realizar en Le Fromager en el Marche Dumas en Polanco, o se pueden llevar los elementos necesarios para realizarlo en casa.

Queso Comté. Con una pasta dura y un centro suave se trata de un queso del este de Francia. Uno de los quesos preferidos de la montaña que sigue una tradición de más de 1,000 años. A pesar de tener un sabor intenso, es bastante suave y con notas afrutadas, por lo tanto no se debe de combinar con sabores fuertes porque se podría perder su personalidad. Untarle miel suave es la mejor opción para que logre un matiz agradable al paladar. En cuanto a vino se recomienda con vino blanco, en especial Chardonnay.

Pirámide de cabra. Se trata de un vino de cabra mexicano añejado 30 días. Su sabor es medio y untuoso. La producción de éste es totalmente artesanal y creado a partir de la leche de 50 cabras alpinas viviendo en un mismo rancho. Ya que se trata de un queso intermedio puede casarse con cualquier tipo de miel, no obstante la que es más suave y sin subtonos de otros sabores es preferible porque solamente le baja la intensidad al queso, pero sin perderse el sabor de ninguno.

Queso Stilton. Este queso azul de vaca es considerado el rey de los quesos de Inglaterra. Sólo es elaborado por seis queserías británicas. Su textura es áspera y crujiente por fuera, mientras que por dentro es suave y cremoso. Ya que su sabor es fuerte e intenso, con tonalidad a nuez, se recomienda untarle miel con toques cítricos. De esta manera se creará un balance en los sabores que podrían ser opuestos y la miel cítrica es bastante fuerte, por lo que no se perderá en el sabor del queso. En cuanto a vinos, los oportos, de postre o de vendimia tardía logran un exquisito maridaje.

 

Siguientes artículos

Tiffany & Co. celebra 130 años del anillo de compromiso
Por

Charles Lewis Tiffany tenía una pasión: los diamantes. Y colocó esa piedra preciosa en una de las joyas más emblemáticas...