¿Qué sucede cuando la moda traspasa sus fronteras e invade industrias próximas como la relojería o la joyería? Las marcas buscan crear un estilo de vida que invite al consumidor a vivir en un mundo diseñado sólo por ellas. Calvin Klein lleva ventaja. La modelo Kendall Jenner les proporciona una amplia audiencia en redes sociales.

Bain & Company lo advirtió en la primavera de 2014 en el estudio Global Luxury Goods Worldwide Market Study: de  entre todos los productos de lujo y moda los accesorios van a registrar el mayor crecimiento. Tras ellos, los  productos de belleza. Y —tomen nota— las bolsas para hombre y ropa masculina están en ascenso.

El lujo personal (moda, complementos, joyería, relojería y cosmética) facturó el año pasado 223 millones de euros a nivel mundial. La estrategia de varias marcas es intentar quedarse con una parte mayor del pastel: ya no son sólo moda, tienen sus propias líneas de accesorios, relojería, joyería y hasta cosmética.

CK Calvin Klein Watch + Jewelry Co. Ltd concilió la industria relojera suiza con el segmento de la moda. En 1997, Calvin Klein y Grupo Swatch alinearon sus objetivos y crearon el reloj CK.  Nace la máquina del tiempo como «accesorio de moda». Hoy, más de 200 diseños manufacturados en Suiza se encuentran en los anaqueles de 80 naciones. En 2004 surge la división Ck Jewelry.

El juego de joyería Breathe domina las sinuosas curvas.

El juego de joyería Breathe domina las sinuosas curvas.

La propia firma se define en sus comunicados  como «uno de los estudios de diseño de moda y marketing líder en el mundo». Diseñan y comercializan colecciones de ropa y otros productos manufacturados y comercializados a través de una extensa red de licenciatarios u otros arreglos comerciales alrededor del mundo. Durante la presentación en Ciudad de México de las novedades reveladas esta primavera en Basilea (Suiza), el Brand Manager de Calvin Klein Watches + Jewelry México, Carlos Solórzano, destacó la línea Infinite para hombre.

«En verano lanzamos la línea Color: relojes en aluminio con espíritu deportivo. Para otoño tenemos la línea Infinite, relojes automáticos con calibre ETA dirigidos a un target más alto. Para la marca supone la entrada al mercado de un tipo de reloj suizo más complejo con un precio muy competitivo para el consumidor».

¿La apuesta de Carlos? «El reloj Infinite en acero con carátula blanca». Hay accesorios que, como algunas prendas, son atemporales.

La línea Infinite supone la incursión en un segmento del mercado de la relojería nuevo para Calvin Klein: es su primer reloj automático manufacturado en Suiza.

La línea Infinite supone la incursión en un segmento del mercado de la relojería nuevo para Calvin Klein: es su primer reloj automático manufacturado en Suiza.

@calvinklein
#ckminute

 

Siguientes artículos

Facebook elimina 7 millones de publicaciones por información falsa sobre Covid-19
Por

Gracias a la tecnología de automatización, Facebook revisó el contenido durante los meses de abril, mayo y junio, ya que...