La barrica lo es todo para esta nueva serie de whiskys Premium de la firma escocesa. Tanto así que hasta decidieron quitar la edad de la etiqueta.

Ni colorantes, ni caramelo tocan este whisky de malta. El color, el sabor, el aroma y hasta el cuerpo se nutren de la madera de sus 200,000 barricas de roble provenientes de Estados Unidos y de España. Es por ello que la madera es la clave que diferencia a esta firma de cualquier otra. Tanto así que Stuart MacPherson, el Master of Wood de The Macallan, afirma que ellos invierten más en sus barricas que cualquier otra casa de whisky. Incluso, para el año próximo se tiene contemplada una inversión de 16.4 millones de libras en la adquisición de nuevas barricas españolas, convirtiéndose así en la firma escocesa que importa la mayor cantidad de barricas de roble – 80% de todas las que llegan a Escocia.

“La madera se encuentra en el corazón de todo lo que hacemos, tiene un rol vital en la producción de estos extraordinarios whiskys, ya que el 65% del sabor y el 100% del color provienen de la barrica”, afirma Stuart MacPherson.

Es precisamente ese interés en elevar la importancia de sus barricas en el sabor que los distingue lo que les hizo tomar la decisión de romper con la tradición que dicta que la botella debe presumir el tiempo de añejamiento en la nueva colección llamada The 1824 Master Series. Estas 4 nuevas etiquetas superan a la colección anterior, llamada solamente 1824 Series, en cuanto al lujo invertido en el diseño y el material de los decanters, así como en el proceso con el que se creó el destilado.

La exclusiva serie consta de cuatro botellas de las cuales dos están realizadas en cristal de Lalique. La serie cuenta con un código de colores basado en la tonalidad que cada uno adquiere dentro de la barrica, de manera en que conforme el color sea más oscuro, el sabor es más intenso. La complejidad de sus sabores y el valor del whisky se debe al meticuloso cuidado que se tuvo en escoger para su añejamiento barricas muy codiciadas y escasas.

 

 

Rare Cask. Con un precio de 300 dólares este es considerado el más complejo whisky que han realizado, pues se añejó en 16 tipos de barricas diferentes y después se unieron esos destilados independientes en uno solo. El proveedor, el tipo de ahumado de la madera, la edad de la misma que se encuentra entre 15 y 35 años y el tamaño de las barricas fue lo que varió a pesar de que se trata sólo de dos tipos de madera. Los sabores que se degustan son caramelo, miel, jengibre y un poco de chocolate.

rare_cask_open_white

 

Reflexion. Este whisky de 1,200 dólares fue madurado en barricas de aproximadamente 225 litros, por lo que gozó de una mayor área de contacto con la madera y esa interacción lo hizo obtener el color rojo caoba que lo caracteriza. Los sabores que se perciben son florales, de vainilla, manzanas y frutos secos.

Reflexion_OPEN_WHITE

 

No. 6. Inspirado en los seis pilares de la marca, éstos se reflejan en las 6 caras de uno de los decanters más bellos de la colección. La botella que ostenta un costo de 4,000 dólares fue realizada en cristal de Lalique con transparencias y esmerilados a través de los cuales se puede apreciar el tono café oscuro que resguarda notas de frutos secos y naranja.

No6_OPEN_WHITE

M. Se trata del whisky que se encuentra en lo más alto de esta gama. Creado a partir de siete barricas de roble español curadas con jerez. La botella de cristal de Lalique fue hecha a mano y diseñada por Fabien Baron tomando como base el triángulo invertido que distingue a la marca. Su intenso color alberga un sabor especiado, amaderado y cítrico.

M_artshot

 

Más información:

es.themacallan.com

@The_Macallan

 

 

Siguientes artículos

5 claves para comprar en la nueva tienda online de Clinique
Por

Con casi 50 años en la industria de la belleza, Clinique finalmente abre su tienda online para el mercado mexicano.