Los sismos ocurridos durante el mes de septiembre nos movieron el piso, nos sacudieron, y nos recordaron la fuerza que tenemos los mexicanos al estar unidos; la solidaridad que nos mueve, la nobleza y la gran humanidad de nuestra gente. Sin importar cargos, profesiones, circunstancias, todos nos unimos una vez más como hermanos ante la adversidad y mostramos un México del que todos podemos sentirnos orgullosos.

Esta unidad no sólo fue evidente de manera local, sino que llamó la atención y fue admirada por la comunidad internacional. Ejemplo de ello es que, como promotores del Gran Premio mexicano, invitamos a los pilotos de Fórmula 1 a unirse al movimiento #FuerzaMéx1co y sin dudarlo accedieron. Desde Japón, los atletas se solidarizaron con nuestro país a través de un emotivo mensaje de aliento con el que nos recordaron que no estamos solos y que sí se puede, juntos saldremos adelante.

Esta acción, que podría parecer pequeña, en realidad es un gesto poco visto anteriormente en Fórmula 1 y que por ende es muy especial. Desde su regreso a nuestro país, la afición mexicana le regresó a este deporte una pasión que no se encuentra en ninguna otra sede; pilotos, miembros de las escuderías, medios internacionales, directivos constantemente se vuelcan en elogios hacia nuestro país cuando platican conmigo. Así, la fotografía del pasado domingo 7 de octubre es prueba de que entre la comunidad de Fórmula 1 hay un cariño muy particular por México.

PUBLICIDAD

Hoy, a tan sólo unas semanas de que se lleve a cabo la tercera edición de nuestra carrera, estoy seguro que nuevamente recibiremos a turistas, prensa extranjera, directivos de las escuderías y demás con una afición que les mostrará un México que se mantiene de pie, que sabe enfrentarse y salir fortalecido de las dificultades a base de la unión y solidaridad de los mexicanos.

Y es que en mis años dentro de la industria del deporte motor, nunca había visto una afición tan fiel y entusiasta en ninguna otra sede. En Fórmula 1, México es reconocido por la calidez de su gente, su diversidad y por ser un excelente anfitrión que recibe a sus visitantes con los brazos abiertos.

Tras los recientes acontecimientos le hemos aclarado al mundo que estas cualidades no son exclusivas de los seguidores de este deporte, sino que es algo que forma parte del espíritu de todos los mexicanos. Con esto en mente, invitamos a todo México a que sigamos construyendo una visión positiva de nuestro país en el extranjero al tiempo que les continuemos demostrado que México sabe salir adelante.

Mostrémosle al mundo que somos mucho más que los estereotipos, existe un México moderno, trabajador y emprendedor; un México que es no sólo es capaz de marcar tendencia sino que es ejemplo de unidad y solidaridad.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México. 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí  

 

Siguientes artículos

Un templo del buen comer deleita Polanco
Por

El corazón de Polanco recibe un nuevo templo gastronómico. Sobre Av. Presidente Masaryk se ubica el restaurante Pagano,...