De Brescia a Roma y de regreso. Mil millas en las que se pone a prueba la resistencia y la calidad de autos clásicos, que datan de las décadas de los veinte hasta los cincuenta. En esta ocasión la Mille Miglia se llevó a cabo del 19 al 21 de mayo.

Como cada año los participantes salieron del Viale Venezia para dar comienzo a la que es considerada la carrera más bella del mundo. 450 competidores de 40 nacionalidades, con autos de 71 marcas distintas se disputaron el título. Los modelos iban desde 1927 hasta 1957 con un valor imposible de estimar ya que por los cuidados que se le han tenido son verdaderas piezas de museo en funcionamiento. La ruta también va de acuerdo con la estética de los automóviles. Una carretera antigua cuya belleza radica en la historia y en sus cualidades clásicas de la vieja Italia.

mille miglia

Este año se celebró la edición número 34 de la carrera, cuya duración de tres días se va trazando a través de más de treinta ciudades. Verona, San Marino, Roma, Firenza y Parma son algunas de ellas. A pesar de llevar más de tres décadas de existencia, los apasionados de los autos no dejan de salir a las calles para presenciar el desfile que narra a su vez la historia del automovilismo.

(c) Alexandra Pauli

Desde 1988 el cronometrador oficial de esta carrera ha sido Chopard y desde aquel año lanza para cada edición una colección especial de relojes edición limitada. Esto se debe a que la familia Scheufele se caracteriza por su pasión por los autos clásicos, razón por la que cada año también son participantes al volante. Karl-Friedrich Scheufele, junto con Jacky Ickx, estuvo a bordo de un Porsche 550A Spyder RS de 1956. Este auto fue un préstamo del Porsche Museum. Otros de los autos que se pudieron apreciar durante la carrera fueron un Bentley de 1923, O.M. 665 Superba Sport 2000 CC de 1926, un Alfa Romeo 6C 1500 Gran Sport de 1933 y un Mercedes Benz 300 SL propiedad de la familia Scheufele.

Mille Miglia 2016. © Magali Girardin/Chopard.

Mille Miglia 2016. © Magali Girardin/Chopard.

Los ganadores de la edición 2016 fueron el equipo de Andrea Vesco y Andrea Guerini, de Italia, quienes fueron los primeros en llegar de regreso a Brescia a bordo de un Alfa Romeo 6C 1750 GS Zagato de 1931. El año pasado los italianos habían quedado en segundo lugar.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Sudáfrica, ¿una nueva potencia vitivinícola?
Por

Actualmente, Sudáfrica ocupa el noveno lugar en la producción de vino en el mundo. Una industria que factura al año 5, 7...