Conversamos con Michael Chow sobre su éxito en los negocios, su filosofía como artista y la más reciente apertura de Mr. Chow en México, el cual también visitamos para crear el Menú Forbes imperdible.

“Yo me he nombrado a mi mismo como embajador cultural de China. Este restaurante es como un teatro, es acerca de promover China, comunicarse con el Oeste para que entiendan la mejor parte del país a través de su expresión gastronómica”, comenta Michael Chow en entrevista con Forbes Life.

En 1968 el primer de Mr. Chow abrió sus puertas en Londres, en 1974 fue uno de los primeros restaurantes de lujo en cruzar el Atlántico e instalarse en Los Ángeles. Desde entonces se ha convertido en uno de los sitios más deseados por celebridades, hombres de negocios y amantes de la gastronomía. Ahora cuenta con seis establecimientos en Estados Unidos y el primero en México.

 

Michael Chow y Eva Chow

Michael Chow y Eva Chow

“Mr. Chow ha tenido un largo romance con la Ciudad de México, uno de casi 50 años, pues muchas personas me decían que tenía que abrir un restaurante aquí y tuve muchas negociaciones. Es apenas ahora que mi esposa encontró la negociación adecuada y encontramos al socio correcto para hacerlo,” comenta sobre su sociedad con Grupo Hunan.

Sobre el éxito en los negocios el empresario explica que él no hace negocios, sino que éstos nacen de forma natural. Explica que él está motivado por la visión, la emoción y un deseo interior. En este caso se trata de su pasión por comunicar la cultura China y hacerlo a través de un restaurante que se volviera internacional. “Cuando actúas de esta manera eres honesto y generas una gran energía que hace que los negocios lleguen por sí mismos”. En el caso de la industria restaurantera considera que el deseo de querer comunicar la cultura de su país de origen es una causa noble y una emoción que perdura. Reflejar esto es lo que a su punto de vista hace que la gente se acerque a un restaurante, porque se queda con más que una buena comida, sino con un trozo de cultura.

Mr Chow Londres

Mr Chow Londres

En el caso de México él considera que será muy bien recibido porque considera que la cultura tiene muchas cosas en común con China. “Para empezar ambos países tienen culturas de miles de años, tienen profundidad, sofisticación y elegancia, pero sobre todo ambas han sufrido mucho. (…) La cultura y la comida tienen alma y el alma sólo se adquiere a través del sufrimiento. Aunque no lo busques, el sufrimiento te alcanza, pues de una forma tal vez Dios o la naturaleza lo utilizan como una prueba”, explica Michael Chow.

Para él el sufrimiento de un individuo o de un pueblo es un arma que crea carácter, que impulsa a crear cosas nuevas, a ser mejores y a dejar un legado. No lo ve como algo negativo, sino como la motivación que hace que se pueda llegar más lejos. Y esto es precisamente una de las claves que lo ha llevado a la maduración no sólo en los negocios, sino también como artista, como lo fue su padre Zhou Xing Fang, legendario maestro de la Ópera de Pekín.

“Yo nací en una familia muy artística. Mi padre es un tesoro nacional de China a través del teatro y yo estuve devastado cuando tuve que salir de China solo, con apenas 13 años. Sufrí mucho en ese entonces y eso creó mi carácter. Por supuesto, tengo algunas cicatrices que son la parte negativa, pero fuera de ello salí como sobreviviente y motivado”, cuenta.

De igual forma considera que como artista el sufrimiento va de la mano, pues siempre ha habido una injusticia en el arte, razón por la cual se siente bendecido de poder serlo en el siglo XXI. Durante más de diez años se dedicó a pintar, tras haberlo dejado mucho tiempo cuenta que recientemente lo retomó y ya cuenta con tres exhibiciones en museos con su nueva obra. Pintar es para él el acto más noble que un hombre puede hacer y es un mensaje eterno, que viene desde las cavernas hasta el arte contemporáneo. “Las artes visuales con un continuo siempre en movimiento hacia el futuro y si soy bueno podré contribuir a esta expresión”.

“Creo que en cada día hay momentos especiales, cada día que pasa tiene su propio universo, su propio significado, algunos más que otros”, Michael Chow.

Mr Chow Foto por @aldocgracia (www.aldocgracia.com)

Mr Chow llega a México

Los amantes de la gastronomía podrán encontrar en el corazón de Polanco un lugar que evoca a las tradiciones culinarias de Beijing en donde el lujo se mezcla en los platillos que deleitan el paladar del comensal.

Se podrá percibir la mezcla de sabores entre lo agridulce, lo salado y lo dulce en perfecto maridaje con una copa de Champagne, ya que este es uno de los pocos lugares que sirven por copeo el Champagne de tu preferencia.

Pero a diferencia de muchos restaurantes, en Mr. Chow no sólo se disfrutará de la gastronomía, el arte también es una pieza elemental en el concepto y su más reciente apertura – la Ciudad de México – no es la excepción. En la entrada te recibe una instalación de Abraham Cruzvillegas la cual narra historias de amor en el coche, desde un punto de vista diferente y moderno. Al interior se encuentra una serie fotográfica del hijo del fundador y dos copias de fotografías aclamadas cuyas piezas originales cuelgan en las paredes del restaurante en Beverly Hills. La primera se trata del retrato de la Eva Chow y la cual es la última imagen tomada por Helmut Newton antes de su muerte. La segunda en un retrato de Michael Chow tomado por Andy Warhol.

Después de un soft opening de tan sólo una semana, el restaurante situado en Masaryk está totalmente abierto, sirviendo tanto comidas como cenas. No obstante, estas últimas son las más solicitadas ya que además de la comida se pueden apreciar pequeños performances que sólo se hacen a esta hora, como la preparación de los tradicionales noodles en vivo.

Pato Beijing

Pato Beijing

Menú Forbes

A continuación, nuestra recomendación de los platillos esenciales y que no pueden faltar en la visita a este restaurante.

Entradas:

  • Squab with lettuce, pollo picado con verduras acompañado de lechuga. Los elementos se colocan en la mesa por separado para que el comensal lo prepare a su gusto.
  • Glazed prawns with walnuts, camarones glaseados con nuez caramelizada.

Primer plato:

  • Ma Mignon, un delicioso filete de res con la receta original desde 1975.
  • Sweet & Sour pork, cerdo agridulce.

Acompañamiento:

  • String beans with XO sauce, ejotes con salsa XO.

Recomendación estrella:

  • Pato Beijing, autentico plato de Beijing que el chef corta directo en la mesa. Ya que su preparación se hace al momento se recomienda pedirlo desde el comienzo, ya que tarda cerca de una hora en estar listo. Éste es un pato completo, por lo que es preferible pedirlo en grupos mínimo de tres personas.

Postre:

  • Pastel de coco.

Bebidas:

  • Chowlini, Moët con jugo de litchi.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Los máximos exponentes de la fotografía contemporánea
Por

La fotografía nació de la necesidad de capturar momentos y congelar el tiempo. Desde la primera fotografía de la cual se...