Esta semana pensaba escribir sobre el Beaujolais Nouveau 2016, ese vino francés, joven y afrutado, elaborado con la variedad Gamay en la zona de Beaujolais, en el sur de Borgoña; que marca, con una gran fiesta, la salida al mercado de los vinos de la ultima cosecha. Pensaba hablar de cómo a través del vino se celebran los nuevos comienzos, ya que el tercer jueves de noviembre de cada año, comienza una nueva etapa y el vino de la nueva añada lo representa.

Decidí no escribir acerca del Beaujolais Nouveau, pero conservar el tema de los nuevos comienzos. En cambio, contaré la historia de 3 vinos cuyas historias vienen de inmigrantes mexicanos.

Esta semana algunos (muchos) mirábamos con sorpresa y miedo al futuro político de un país y lo que eso implicaría en nuestras vidas, directa o indirectamente. Llevamos ya tiempo escuchando discursos de odio y división y ahora son más cercanos y reales. Estamos, sin lugar a dudas, ante un nuevo comienzo, solo que esta vez, no es uno de fiestas, vino y alegría.

PUBLICIDAD

De entre todo ese odio, uno de los temas que más me preocupa es lo referente a la inmigración.

Soy nieta de dos mujeres inmigrantes. Cuando era casi una niña, mi padre se mudó por cuestiones de trabajo durante algunos años y aunque yo era muy joven, empecé a entender acerca del sacrificio y el dolor de la separación para quien se vá.

tractor2

Mi primer gran amor fue un inmigrante, hijo de inmigrantes; de quienes aprendí, entre muchas otras cosas, la riqueza y tradiciones de otra cultura, la añoranza y la posibilidad de ser simultáneamente y con el mismo amor, de dos países diferentes.

Yo fui (y seré siempre, porque uno no deja en realidad de serlo nunca) inmigrante, dejé todo y encontré una nueva casa y un nuevo país en el que aprendí, crecí y cambié. Y aunque volví, jamas volví a ser la misma, entre otras cosas porque viví en un país con muchísimos inmigrantes de diferentes rincones del mundo, en el que conocí a muchas personas que en algún momento lo dejaron todo para buscar una nueva vida en otro lugar.

Aunque cada historia y cada sacrificio son diferentes, unos evidentemente, muchísimo más difíciles que otros, todos tienen en común la esperanza; porque irse, dejarlo todo, sacrificarse y saber que se va a sufrir, se hace con la esperanza de que allá donde vayas, habrá algo mejor para tí que donde estás.

En el mundo del vino, como en todos los demás ámbitos del arte, la cultura y la sociedad, la inmigración es fuente de enriquecimiento, crecimiento y avance; porque el talento y la pasión no tienen banderas ni conocen de fronteras.

El vino es, a fin de cuentas, un reflejo de la tierra y la vida. Es la historia líquida de un lugar, de un tiempo y de todas las manos que lo trabajaron.

contact_image

Entonces, a pesar de que comienzan tiempos difíciles, tenemos la capacidad y la obligación de no dejar que el miedo sea más fuerte que la razón, hay muchas cosas que no estarán en nuestras manos, pero cambiar nuestra actitud sí lo está. Cambiemos para en vez de tener únicamente miedo, sentir también orgullo de nosotros y de nuestra gente, donde quiera que estén y tener la fuerza para reconstruir desde lo que vayan a destruir.

Lee también: Vino para Aficionados, las 5 preguntas básicas para entenderlo

Defendamos activamente los derechos de los inmigrantes, muchos de ellos campesinos, si construyen muros, construyamos nosotros puentes para unir a los demás. Prepárate para ser ayuda y soporte, hoy comienza una nueva etapa, a nivel mundial, donde más que nunca es importante la unión y la conciencia; consume local y crea empleos, apoya a las pequeñas y medianas empresas y fomenta el comercio justo y no olvides nunca a los miles de inmigrantes que están luchando por su futuro en otras tierras.

Inspírate y aprende de estos 3 vinos y sus deliciosas historias de inmigrantes mexicanos.

 

CAMPESINO BAYBOS 2013

vino baybos 2013

Campesino Cellars es el proyecto vinícola de Macario y Griselda Montoya en Sonoma, California. Ambos son hijos de inmigrantes mexicanos que trabajaban como campesinos en la zona.

Respeto profundamente el proyecto de Campesino Cellars, que es un tributo al trabajo y al sacrificio de los inmigrantes; así como a las largas y agotadoras jornadas de trabajo de los campesinos a quienes buscan honrar, ya que a fin de cuentas, son ellos quienes HACEN el vino.

Campesino Cellars elabora vinos con alma y corazón; las manos, imagen de la bodega y de su vino Baybos (nombre del viñedo), son las del padre de Griselda y la pintura la realizo Maceo, hermano de Macario.

Campesino Baybos 2013 es una mezcla rica y profunda de uvas mediterráneas como Garnacha, Syrah y Mourvedre, es un vino opulento pero balanceado, fresco y ágil, de cuerpo medio y taninos sedosos, tiene muy buen ataque y un postgusto larguísimo. Este vino es una delicia, elegante y muy balanceado.

 

RoLu 2011

rolu vino

RoLu es de esas historias de éxito en las que se basa el American Dream. Luis Rodríguez, mexicano de nacimiento, se muda a California en busca de mejores oportunidades de educación y trabajo. Al poco tiempo, Chuck Wagner, enólogo y propietario de Caymus lo contrata para trabajar en la linea de embotellamiento, desde donde crece en la bodega hasta conseguir el puesto de enólogo asistente.

En el año 2001, se enamoró de la tierra del Valle de San Vicente en Baja California. San Vicente, al sur de Ensenada, es una zona más fría que el Valle de Guadalupe, lo que le llamó la atención. Poco más adelante ya contaba con 20 Ha de tierra allí.

RoLu es la historia de la inmigración a la inversa, se fue, luchó, triunfó y volvió a hacer crecer su tierra.

Elaborado con Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Nebbiolo, con una crianza de 16 meses en barricas nuevas de roble francés, es una mezcla potente de frutas rojas compotadas, especias deliciosas, cuero y caramelo. En boca es potente, amable y redondo.

 

JUGUETTE SHIRAZ 2014

juguette vino

Juguette para mí es una historia de unión, de que es posible que dos personas de diferentes nacionalidades consigan crear un proyecto exitoso en común. La pasión por el vino unió a Ben Caldwell (australiano) con Mauricio Ruiz ( mexicano) quien trabajo para casa Madero en Parras, Coahuila desde que tenía 20 años y posteriormente por su pasión por el vino, se mudó a Australia. Graduado en Viticultura y Enología por la Universidad de Adelaide. Posteriormente funda con Ben Caldwell la bodega en el Sur de Australia, específicamente en Barossa Valley y McLaren Vale. El proyecto aún es pequeño y ellos trabajan en todas las fases del proceso desde el campo a la venta.

Elaborado con el mejor Shiraz del norte de Barossa, criado durante 15 meses meses en barricas de roble francés y americano, con una producción de 4050 botellas, este vino delicioso une los aromas intensamente frutales de la ciruela y los frutos negros con aromas herbales y espaciados a canela y cardamomo. De textura aterciopelada y intensa, los taninos son maduros y muy bien integrados.

 

Contacto:

www.consultoriaenvino.com

Mail: [email protected]

Instagram: mtg.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

5 filósofos cuya visión cambió al mundo
Por

Este día de la filosofía lo dedicaremos a recordar a 5 filósosfos que todo apasionado por la filosofía debería de conoce...