Dentro de la música brasileña se encuentran ocultos diversos matices que la hacen única y distintiva. Sus orígenes provienen de Europa y África, con posteriores influencias de géneros musicales como el jazz y bailes como el merengue y la salsa. 

Aquí presentamos una lista de algunos de los géneros musicales más singulares de la región.

  • Samba

Este es el género musical carioca por excelencia, ya que se ha convertido en uno de los más representativos de esta región sudamericana y su baile protagoniza los afamados carnavales brasileños. Sus orígenes se remontan al tiempo en que los africanos eran traídos al continente Americano para trabajar; ya que fueron ellos los que introdujeron este estilo de música que pronto comenzó a difundirse.

PUBLICIDAD

La primera grabación de samba –distinta de la zamba popular de Argentina– que fue registrada en 1917, corresponde a la canción “Pelo Telefone”, de Donga y Mauro Almeida. Durante los años 30 surge la “escuela de samba”, una adaptación del sonido original a los desfiles del carnaval brasileño.

Beth Carvalho es una reconocida compositora, intérprete y cantante de samba.

  • Bossa Nova

Dentro de la samba también podemos encontrar otros estilos; uno de ellos es la bossa nova. Este sirvió como alternativa a inmigrantes europeos y comenzó a ganar rápida popularidad. Posteriormente se originaron derivados de la bossa nova; se relacionaron componentes políticos con sus letras y nacieron muchos artistas reconocidos. Una de las más importantes de la década de los 60 fue Clementina de Jesús.

No obstante, durante los años 80, con en el auge del rock y la música disco, la samba perdió popularidad. Fue así que se reinventó e incorporó nuevos instrumentos a su melodía. Existen infinidad de fusiones características de cada una de las regiones de Brasil; combinaciones de funk, jazz, raggae, hip hop, rock y otros.

 

  • Brega

“Pegajoso” en castellano, la brega es otro género brasileño que consta de letras románticas y amor excesivo; cuyo ritmo, precisamente pegajoso, hace honor a su nombre. Uno de sus más afamados representantes fue Reginaldo Rossi, quien murió en 2013.

  • Lambada

Este término proviene de la palabra portuguesa utilizada para describir el movimiento de un látigo y fue creado en la década de 1970. La lambada está compuesta de influencias de cumbia y merengue; se basa en el carimbó (tambor africano grande) y la guitarra. Posteriormente, la salsa, el merengue y el reggae se introdujeron en la lambada y la volvieron un baile de pareja.

Grupos extranjeros adoptaron este género y lo internacionalizaron; otros lo fusionaron con estilos propios. Incluso, Hollywood hizo uso de la lambada para algunas de sus películas. En 1990 se estrenó la primera versión de la cinta Dirty Dancing, en la cual se despertó el entusiasmo de las personas por esta música.

La canción “Lambada”, del grupo francés Kaoma, se convirtió en número 1 en 1989 y se vendieron más de 5 millones de copias. Hoy en día, esta canción es conocida en muchas partes del mundo e incluso ha sido utilizada por artistas contemporáneos.

  • Frevo

Este ritmo que evoca agitación y euforia surgió a finales del siglo XIX en Pernambuco, al nordeste de Brasil, y se caracteriza por su tempo acelerado. Se ha desarrollado como música de carnaval y surge como una combinación de diversas ramas como la música africana, el jazz y el mambo, entre otras. Cualquier persona puede bailar Frevo; sin embargo, actualmente existen más de 120 pasos que deben ser ejecutados por bailarines más experimentados.

Uno de sus representantes fue Nelson Ferreira.

  • Choro

El choro brasileño es uno de los géneros más antiguos de este país, ya que se originó hace unos 150 años. Este tipo de música fue fruto de una adaptación de ritmos provenientes de Europa, principalmente de Portugal. Su traducción más adecuada es “llanto”, pero aunque su nombre indica lo contrario, el choro comprende melodías fuertes, rápidas y alegres.

Los instrumentos más recurrentes en este género son la flauta, la mandolina, el cavaquinho (guitarra de cuatro cuerdas típica de Portugal), la pandereta y la guitarra convencional, o una de siete cuerdas. Se trata de música instrumental, pero en algunas ocasiones hay canto. Ha sido identificado como el predecesor de la samba y la bossa nova, aunque no sea tan popular como estos.

Ernesto Nazareth fue uno de los chorões (intérprete de choros) más destacados de su tiempo.

También te puede interesar: 4 escritores brasileños para agregar a la lista

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Cuando el golf es un negocio visceral
Por

En un intento por estar en algún ranking mundial o por ganar el premio al Mejor Campo de Golf en las revistas especializ...