Neoclasicismo de vanguardia con este hotel de Buenos Aires

El Park Tower Buenos Aires, dentro del portafolio de The Luxury Collection, es un referente de la hospitalidad premium clásica, más allá de tendencias.

El lujo es un concepto en redefinición en la industria de la hospitalidad. Mientras en los últimos años han surgido tendencias como el rough luxury, un paso más allá del shabby chic, basado en conceptos como la autenticidad y la calidez de “lo vivido”, el lujo clásico ejemplificado en hoteles como el Park Tower Buenos Aires sigue plenamente vigente. Se trata de un establecimiento que huye de tendencias y abraza valores como la exclusividad, la opulencia y la suntuosidad de otra época. La Suite St. Regis, que ocupa la totalidad del piso 23 del hotel, es el mejor ejemplo, con su decoración estilo Luis XV, el mobiliario inglés y las antigüedades europeas que alberga en sus 380 metros cuadrados.

El Park Tower Buenos Aires forma parte del portafolio de The Luxury Collection, cuya particularidad es que cada uno de los hoteles que comprende la colección es único en su especie. Ubicado en una de las mejores zonas de la capital argentina, cuenta con gimnasio y spa, dos albercas (una exterior y una interior), canchas de tenis al aire libre iluminadas, una galería comercial con boutiques exclusivas y, además, un paquete especial de servicios para huéspedes, que incluye un mayordomo de cortesía, al más puro estilo de un valet británico, acompañado de otra tradición típicamente inglesa: la hora del té, que se sirve en el lobby lounge todos los días, de 4 a 7 p.m.

La alta gastronomía es otro de los pilares del hotel, gracias al restaurante St. Regis, localizado en la segunda planta. El menú de degustación de cinco pasos reúne lo mejor de la carta, servido en pequeñas raciones, donde se aprecian las tradiciones e influencias de la mejor cocina de autor: producto, sencillez, técnica, pero también un toque de vanguardia.

Suite Governor

El hotel cuenta con cuatro salas de juntas para presentaciones y dos, más amplias, para reuniones, que combinan la elegancia clásica con la innovación contemporánea. Un ejemplo de cómo el lujo atemporal abraza una tendencia contemporánea: el bleisure, donde se funde el viaje de negocios y de placer.

Una experiencia única.

Decoradas con estilo inglés, tanto la Suite Senator como la Suite Governor ofrecen extraordinarias vistas de la ciudad de Buenos Aires desde sus terrazas privadas. Se trata de dos de las suites más exclusivas del hotel, con detalles high end, como cristal francés, textiles deluxe en tapicerías, linos y ropa de cama, servicio de mayordomo y un baño-spa que incluye una piscina de hidromasaje. Un ejemplo de que el lujo clásico goza hoy de mejor salud que nunca.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí