El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no será invitado a la boda del príncipe Harry y la actriz estadounidense Meghan Markle. Tampoco la Primera Ministra de Reino Unido, Teresa May, así como no lo será cualquier otro Jefe de Estado, reportó un portavoz del Palacio de Kensington de cara al evento que concentrará la atención global el próximo 19 de mayo.

La decisión de la Casa Real no tiene precedentes, y en un afán de hacer más público el enlace, se anunció que 2,640 personas del público formarán parte de la exclusiva lista de invitados a la Boda Real, que se realizará en la capilla de San Jorge, ubicada en el Castillo de Windsor.

Entre otras singularidades de la boda, la pareja ha anunciado que en lugar de regalos solo recibirá donativos a nombre de Organizaciones No Gubernamentales, entre las que se encuentran CHIVA (Asociación que brinda apoyo a niños con VIH); Myna Mahila Foundation (organización que busca el empoderamiento de mujeres en barrios marginados de Mumbai) y Scotty’s Little Soldiers (que ofrece apoyo a niños que han perdido padre o madre sirviendo a las Fuerzas Armadas Británicas).

Te puede interesar: ¿Quién diseñará el vestido de Meghan Markle para la boda real británica?

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Fox y Del Toro
Fox crea división de películas con el sello de Guillermo del Toro
Por

La alianza entre el director y la compañía traerá nuevos proyectos, siendo el primero de ellos Antlers, una película pro...