El accesorio decorativo masculino por excelencia: la corbata. La prenda ha existido desde el siglo XVII y a la fecha continúa como símbolo de formalidad.

Originalmente era parte del uniforme de unos mercenarios croatas contratados por el Rey Louis XIII de Francia, pero rápidamente se convirtieron en elemento obligatorio para las fiestas reales. Durante 200 años se mantuvo como una de las piezas más populares de Europa con distintos estilos que marcan su evolución década tras década.

No obstante, fue en 1924 cuando surge el diseño que se utiliza actualmente, a partir de que el sastre neoyorkino Jesse Langsdorf ideó una nueva manera de cortar la tela que permitía que ésta regresara a su forma original cada que se desatara. Con esta innovación surgieron una gran cantidad de nudos para jugar con el estilo de la corbata.

PUBLICIDAD

Se cree que hay 177,147 maneras de atar un nudo, pero por lo pronto los expertos de Thomas Pink nos muestran cuatro básicas que todo hombre elegante debe conocer.

Nudo de Pajarita

 

Nudo Four in Hand

 

Nudo Half Windsor

Nudo Skinny

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí