Iniciaron con 100 personas, hoy ya cuentan con 300 asistentes al foro que se adentra en la investigación del mercado de alta gama en México y Latinoamérica. Conversamos con Abelardo Marcondes sobre lo que implica el lujo en una época en la que el cambio es cada vez más acelerado, los consumidores son más exigentes y los medios masivos interactúan con las marcas más exclusivas.

LuxuryLab se ha convertido en un foro icónico para conocer las tendencias y a los consumidores del mercado de alta gama en Latinoamérica. Sin embargo, a pesar del creciente interés que provoca Abelardo nos confiesa que lo quieren mantener dentro de un público muy pequeño, no más de 300 personas, para alcanzar al high management: CEOs, Brand managers y directores o empresarios.

El año pasado el foro llevó el nombre de Rethinking Luxury y para esta edición se centran en contestar dos preguntas clave: ¿cómo está tomando su decisión de compra el nuevo consumidor? y ¿qué es lo que está buscando? Con esto en mente es que nos cuenta Abelardo que se realizó la temática de este foro. “Lo que hemos visto es que las marcas están destinando más presupuesto a todo lo que es digital y también encontramos a un consumidor buscando más tecnología para todo; en arquitectura, diseño, moda, relojes, coches, por ejemplo. Todo este cambio en el sector de lujo se refleja del comportamiento del consumidor de la nueva generación que compra online y es influenciada por las redes sociales, revistas web e influencers”, comenta el CEO.

El foro nació como una necesidad ante una falta de información que existía sobre este sector en la región. Marcondes nos cuenta que en 2011 no había datos sobre el tamaño del sector, las tendencias, los pronósticos ni el comportamiento de consumidor. Es así como se alían con Boston Consulting Group y Euromonitor para realizar una investigación de mercado que se vuelva de dominio público, pero que tenga la primicia de los resultados durante el LuxuryLab, el cual fue pionero de los foros de lujo que hoy en día ya existen en otros países.

“En 2001 fue un desafío poder hacer que las empresas comprendieran que un día dedicado a obtener inteligencia del mercado era una inversión de su tiempo para informarse y poder realizar un presupuesto, hacer su planeación, su plan de comunicación, su estrategia de inversión, etc.”, cuenta Marcondes.

Tesla lujo

Model X, Tesla

El nuevo consumidor

Los millenials ya no son el único reto de las marcas hoy en día, la generación Z es el siguiente consumidor, y uno que cada vez tiene más capacidad de compra. Lo que nos cuenta el CEO es que este consumidor no está tan dispuesto a gastar en productos de lujo sino en experiencias. “En lo que gastan es en su tiempo, en disfrutar más el dinero que están ganando para crear momentos inolvidables y compartirlos. Esto ha sido posible gracias al internet, al e-commerce, a las redes sociales”, menciona.

“El internet ha creado una necesidad para este consumidor Z: tener una experiencia pero también poder presumirla”. Las redes sociales, se podría decir, que son el equivalente a utilizar el logotipo de las grandes marcas como se usaba años atrás, como en 2011. Incluso, Abelardo expone el caso de China, uno de los mercados que más consumen productos en los que los logotipos sean muy evidentes. Actualmente marcas como Tiffany o Louis Vuitton están recogiendo estos productos y sustituyéndolos por algunos más discretos y con mayor tecnología, como maletas con GPS integrado, por ejemplo.

“El consumidor también pasa a ser más exigente, va a investigar precio y calidad, y va a comparar tanto entre marcas como con otras industrias”, acentúa. Es aquí en donde entran las nuevas herramientas que las firmas pueden encontrar en Internet, hacer uso de herramientas para seleccionar targets específicos, el uso de membresías digitales e información por invitación para poder brindarle al consumidor que les interesa el acceso adecuado y no caer en la masificación.

Sweet Bocas en Panamá, una villa sobre el agua para desconectarse.

Sweet Bocas en Panamá, una villa sobre el agua para desconectarse.

¿Velocidad Z?

Así como muchas marcas – incluso algunas muy tradicionales – se están dando cuanta del cambio en el consumidor y lanzan productos con nuevas tecnologías, hay muchas otras que se están quedando atrás y no están evolucionando al mismo ritmo que los consumidores.

“Por ejemplo, la industria automotriz tiene esta polaridad. Así como hay marcas como Tesla que va muy adelantada en tecnología, hay pocas que tienen un coche híbrido y mucho menos que se maneje solo. Creo que falta mucho para que marcas tradicionales alcancen a las que están saliendo con nuevos avances”, exalta Marcondes, quien también destaca aquellas firmas que en lugar de competir con los nuevos lanzamientos ven una oportunidad en aquellas empresas de innovación y se alían para crear en conjunto algo distinto. Un ejemplo de ello es la colaboración de Google Glass y Luxottica.

Así como el concepto actual de exclusividad traspasa las fronteras del producto y se vive en experiencias e innovación, un nuevo sector está surgiendo a partir de la conectividad global. La privacidad realmente es un lujo en una época en la que imperan los datos, donde cada segundo se realizan 726 fotos en Instagram, 7,234 tweets, 2,154 llamadas por Skype y 54,647 búsquedas en Google.

Manejar el tema de privacidad “es una tendencia que no estamos pudiendo manejar bien todavía”, comenta. No obstante, es una gran ventana para la innovación y la industria del turismo es una de las que lleva la delantera. El turismo Technology Free es el que vende como lujo estar totalmente desconectado, por lo que se trata de sitios en donde el consumidor busca aislarse.

“Estamos pasando por una transición de lo que era individual, personal y exclusivo para algo muy público y democrático. Es por ello que cuando un producto, o un hotel, o un restaurante ofrece este tipo de privacidad se convierte en un diferenciador muy grande”.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Enrique Olvera entre los 100 Mejores Restaurantes del Mundo
Por

La prestigiosa lista de los 50 Mejores Restaurantes del mundo ha anunciado las posiciones que corresponden del 51 al 100...