La marca de vinos de origen toro con una gran tradición de trasfondo, Numanthia avalada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro, lanzó el día de ayer en México sus tres líneas de vinos con una sola variedad de uva: Termes, Numanthia y Termanthia. 

Los vinos de Toro tienen una historia desde muy atrás, y si nos referimos a “atrás” se trata de que estos asentamientos datan incluso antes de los romanos. Con el paso del tiempo, durante la Edad Media, esta región fue considerada de gran aprecio, la cual la privilegiaba porque era posible comercializar en ciudades donde la venta de otros vinos -ajenos a los locales- estaba prohibida.

Esto no trajo otra consecuencia más que se llenaran bodegas reales alejando cada vez más sus fronteras, para infortunio de algunos y fortuna de otros, en el siglo XIX se exportaron cantidades gigantescas a Francia debido a la falta de vino provocado por la plaga de filoxera.

PUBLICIDAD

Trasladándonos a una época más contemporánea, en los años 70 comenzaron a nacer los primeros granos de arena que con una lucha constante llegarían a ser más tarde la “Denominación de Origen Toro” que culminó en 1987. El hoy llamado “Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro”, avala únicamente a 51 bodegas en el mundo, entre ellas a Numanthia.

Platicamos con el director de Numanthia Lukas Löwi, en donde entre plática, comida y vino, nos contó acerca de lo especial de este vino: “En toro tenemos una gran suerte, la primera es contar con viñas tan viejas que fueron plantadas hace siglos atrás, y por otro lado, contar con la Tinta de Toro”.

Lukas Löwi

La Tinta de Toro únicamente se encuentra dentro de esta zona en España y es la uva de la región de Toro que también es de la familia Tempranillo, una de las que resistieron a la plaga de la filoxera la cual arrasó con los viñedos en Europa denominada como “la más tinta de las tintas”.

“Digamos que la principal diferencia está en la edad de los viñedos entre uno y otro y luego en la forma de extracción y la crianza en barricas”, afirmó Lukas. Una de las partes fundamentales que hacen a este vino excepcional es el clima y el suelo los cuales son tan secos y cálidos que provocan dificultades e incluso rendimientos muy bajos, esto fue una cualidad que defendió a los viñedos y prohibió que se asentara la plaga en esa época.

Otro dato a destacar es la separación que hay entre las hileras de los vides, son sus tres metros de distancia los que logran que se aproveche la humedad y resulte innecesario un sistema de riego, aunque por esto mismo las propias cosechas son limitadas -por mero proceso natural- a únicamente 1,800 kilos por hectárea.

El hecho de que Toro sea un lugar en el mundo severo por su clima aunado a las limitaciones que la misma naturaleza les impone, lo vuelve un vino aún más selecto, fino y elegante.

Existen 3 líneas de vinos en el que el Director Löwi nos explicó la diferencia entre estos:

1. Termes:

Es la línea más joven que viene de viñedos de entre 30 y 50 años de edad, aquí la uva aporta a este vino un toque fresco y joven, con mucha más preponderancia de la fruta y acidez pero al mismo tiempo con estructura y buen cuerpo, este es ideal para un consumo más del día a día en donde se busquen momentos de relajación o sin pretensiones.

2. Numanthia

El cual es homónimo a la firma de la bodega, se encuentran reunidos los viñedos más viejos en donde su rendimiento es menor y esto mismo provoca un vino más concentrado, poderoso, con más fuerza y estructura pero a la vez es más complejo, fino y elegante.

3. Termanthia

Es el vino ícono de la firma e ícono de España, es considerado un buen vino y por lo mismo está hecho en cantidades limitadas el cual es una parcela que tiene más de 140 años de edad, el hecho de que la viña sea muy vieja provoca que la producción sea únicamente de 7,000 botellas por año.

El vino como hábito

Ante la cuestión de las tendencias que ha tenido el alcohol Lukas Löwi nos comentó que para su perspectiva el vino ha estado presente durante siglos y es parte de la alimentación, “yo lo tomo como una forma de vida, si es un hecho que han habido erupciones de otras bebidas como por ejemplo la cerveza la cual ha tomado gran territorio o bebidas espirituosas como el gin, pero yo creo que el vino de alta calidad siempre se va a mantener porque para los amantes del buen vino, es difícil que sea reemplazado con otro tipo de bebida como puede ser el caso de vinos más “centry level” o de calidad más baja”.

A pesar de las tendencias y más allá de ser una forma de vida, algo importante que destacó fue el tema de la comunicación y la educación hacia la población sobre las distintas posibilidades en el maridaje y cuales son las características y atributos del vino, “más allá de la moda, es decir, los vinos españoles tienen trayectoria, tienen historia y tienen futuro.

México está muy ligado a España, y a vista y experiencia del director ha visto que es el primer país en el que cual el principal vino importado es el español, además de que en los últimos 10 años ha observado cómo se ha ido desarrollando la industria vitivinícola.

Otro factor que determina la entrada de este vino a México es que hoy en día el consumidor se está “premiumizando”, es decir, cada vez hay más información y posibilidad de sofisticación, esta es una oportunidad que tiene esta firma porque el consumidor mexicano ya valora esa sofisticación y apreciación de la bebida. Numanthia tiene un gran potencial a desarrollar porque dice “es una joya aun no descubierta”.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Cómo se logran las grandes añadas de un vino
Por

La magia de una gran añada en un vino poco tiene que ver con la intervención del hombre en su creación. Se trata de un v...