A unos días de que se conmemore en México el trágico final del Movimiento Estudiantil de 1968, se estrenó ‘Olimpia’: una producción animada de JM Cravioto que establece un nuevo referente en el arte y brinda una perspectiva diferente de lo sucedido hace 51 años.

Realizada con la técnica de rotoscopia, retocada cuadro por cuadro por dibujantes y pintores, ‘Olimpia’ cuenta la historia de tres jóvenes que participaron en las brigadas estudiantiles de 1968: Raquel (Nicolasa Ortiz), Rodolfo (Luis Curiel) y Hernán (Daniel Mandoki).

Coproducida por la UNAM y Pirexia Films, el largometraje retrata el pensamiento liberal que impregnó a aquellos jóvenes que clamaron por un país libre de injusticia y autoritarismo. Sin embargo, Cravioto no centra la trama en la tarde del 2 de octubre, sino en los días en los que el ejército mexicano invadió Ciudad Universitaria.

También te puede interesar: ‘El ombligo de Guie’dani’, la antítesis de ‘Roma’ alista su estreno

Las fotografías y los vídeos que se muestran en ‘Olimpia’ provienen del acervo de la Filmoteca UNAM, de TV UNAM y del semanario Proceso. También hay imágenes del único testimonio audiovisual existente sobre el movimiento desde dentro: El Grito, documental mexicano dirigido por Leobardo López Arretche.

Olimpia película

Foto. Cortesía de IQ Icunacury Acosta & Co

Dicho documental fue realizado gracias a la valentía de alumnos del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM que, con sus cámaras de 16 mm, arriesgaron sus vidas al filmar los mítines, las juntas del Consejo Nacional de Huelga, las marchas e incluso los trágicos sucesos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

A decir del propio Cravioto, egresado del CUEC, conoció a  muchos de estos personajes, algunos eran maestros suyos que le contaron de viva voz sus experiencias. Por ello, ‘Olimpia’ fue concebida como una película con alto sentido de pertenencia hacia la comunidad estudiantil.

Cravioto quiso que el filme fuera retocado manualmente por profesores y estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNAM. En total fueron alrededor de 100 personas las que con sus técnicas de dibujo e ilustración trabajaron durante ocho meses en la animación de la película.

Así, la novedosa producción que formó parte de la Selección Oficial del Festival Internacional de Cine de Morelia 2018, representa una experiencia próxima a las artes plásticas y un documento fundamental para entender el movimiento estudiantil que aún cimbra a México.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos