Por primera vez en la historia la famosa casa de moda italiana Bottega Veneta fundada en 1966, viaja a México con sus artesanos para ofrecer un servicio de personalización dentro del Palacio de Hierro Polanco, que estará disponible únicamente del 4 al 5 de noviembre. 

Desde sus inicios la firma de alta moda Bottega Veneta ha sido conocida por su discreción, calidad y confección de artículos de piel de gran calidad. En febrero de 2001 esta casa fue adquirida por Grupo Kering, quien poco a poco hizo que la marca tomara más fuerza al ser cuidadosa y personal, lo que atrajo a clientes de un perfil elegante y seguros de sí mismos.

Hoy en día Bottega Veneta además de vender accesorios de piel tejida, también ofrece joyería fina, perfumes, relojes, muebles y accesorios para la decoración del hogar. Estos productos se distribuyen en Europa, Asía, Australia, Norte y Sudamérica, lo que ha hecho que cada año se logren abrir más boutiques de la marca, mismas que son diseñadas por el director creativo de Grupo Kering, Tomas Maier, bajo los criterios de la firma que busca ofrecer a sus consumidores un espacio lleno de lujo y comodidad, que refleje la calidad de Bottega Veneta.

Por otra parte en verano del año 2006, la marca abrió su propia escuela para crear artesanos talabarteros, que se especializarán en el “intrecciato” – la piel entretejida que distingue a la firma.

Proceso de tejido por los artesanos talaberos de Bottega Veneta.

Proceso de tejido por los artesanos talabarteros de Bottega Veneta.

Hoy, por primera vez Bottega Veneta trae desde Italia a sus maestros talaberos a su boutique ubicada en el Palacio de Hierro Polanco en la Ciudad de México, en donde se ofrecerá un exclusivo servicio de personalización. Lo anterior representa una oportunidad excepcional para los amantes de la moda y el lujo, quienes podrán ver en vivo cómo los artesanos trabajan su magia para crear una pieza de la marca. Además quienes deseen comprar una bolsa, podrán elegir modelos selectos y también tendrán la opción de incluir sus iniciales que irán en piel de cocodrilo de la más alta calidad.

Los clientes podrán poner sus iniciales en su bolso.

Los clientes podrán poner sus iniciales en su bolso.

El proceso de costura de las iniciales, permite que el cliente elija la tonalidad en la que quieren que vayan sus iniciales, resaltando el lema y la filosofía de Bottega Veneta que dice: “Cuando sus propias iniciales son suficientes”

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

La pastelería se convierte en estandarte del lujo
Por

La repostería nos sorprende con sus extraordinarios sabores y diseños. Receta únicas que han hecho que la repostería hay...