Outer space – Outerwear. La última colección de Lacoste presentada durante la semana de la moda de Nueva York mostró una nueva faceta de la marca enfocada a prendas exteriores, las cuales desfilaron en una pasarela que parecía estar en el espacio exterior.

Asteroides, un terreno árido y supernovas envolvieron el más reciente fashion show de la marca francesa en donde el director creativo, Felipe Oliveira Baptista encontró el punto de encuentro entre la era del espacio y una faceta menos conocida del fundador de la marca: su pasión por la aviación.

Mucho se conoce de la carrera como tenista de René Lacoste, pero poca gente sabe de su otra pasión, la de los aviones. El también emprendedor tuvo una larga carrera en la industria aérea y estuvo involucrado en los primeros vuelos transatlánticos y en los aviones de gran tamaño. El tenis influyó la mayoría de las colecciones anteriores de la marca de moda, pero es ahora esta otra faceta del fundador la que se ve reflejada, aunque con un giro.

El diseñador de origen portugués ha tomado el concepto del traje de astronauta como base. Éste habla sobre vuelos y sobre visión, por lo que va más allá de la aeronáutica y la lleva al siguiente nivel en sus diseños. Lo anterior hace que se enfoque sobre todo en prendas exteriores. Es así como muestra muchos abrigos, chamarras, suéteres, rompevientos y gabardinas, algo poco explorado en la oferta regular de la marca.

En entrevista con Forbes Life, Thierry Guibert, CEO de Lacoste, menciona al respecto: “Me encanta lo que Felipe hizo en términos de outerwear, estamos teniendo una gran mejoría en este aspecto con esta colección. Se mostraron grandes piezas que no habíamos tenido antes y es una categoría en la que éramos demasiado débiles hace diez años. Solíamos estar muy enfocados a piezas tipo polo y ahora se nota un cambio para mejorar”.

La diversificación en tipo de prendas es sólo uno de los pasos que la marca francesa toma para una renovación. El CEO cuenta que el 2017 es un año muy interesante y dinámico para la marca. Entre lo que se espera se encuentran cambios en marketing, la asociación con los uniformes de las Olimpiadas nuevamente y el regreso a una cultura más afrancesada, pues es muy probable que ésta haya sido la última colección que presentan en Nueva York, París podría ser la próxima sede.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí 

 

Siguientes artículos

El arte en la lucha contra la violencia
Por

El próximo 23 de febrero en la Casa del Lago la obra de arte de Christoph Faulhaber, Mexicanización para DERIVA.MX, será...