Este símbolo arquitectónico de Barcelona cuenta con un total de 7000 metros cuadrados y se compone de 26 viviendas de entre 100 y 500 metros cuadrados cada una, repartidas en seis pisos.

Por: Alfredo Sánchez

Cualquier reminiscencia de Gaudí en la capital catalana siempre provoca un levantar de cejas. Pero vivir en un edificio modernista, con el legado de esa época son palabras mayores. Eso sucede con Casa Burés, situada en pleno centro de Barcelona, como un edificio modernista protegido construido entre 1900 y 1905 obra del arquitecto catalán Francesc Berenguer i Mestres, quien fuera estrecho colaborador de Gaudí.

PUBLICIDAD

El inmueble, que reunió a los mejores artistas del momento en pleno clímax del movimiento modernista, cuenta con viviendas que se sitúan entre las más valiosas de Europa por su alto valor patrimonial. Bonavista Developments está llevando a cabo una reforma fiel a la naturaleza del edificio para que sus inquilinos puedan disfrutar de la exclusiva experiencia de vivir en un palacio modernista con las mejores comodidades del siglo XXI. De hecho, la reforma de Casa Burés ya ha sido premiada en Londres con el premio Five Star Awards in the residential and renovation redevelopment categories de los European Property Awards 2016-2017.

Este símbolo arquitectónico de Barcelona cuenta con un total de 7000 metros cuadrados y se compone de 26 viviendas de entre 100 y 500 metros cuadrados cada una, repartidas en seis pisos. En total, tres lofts, dos principales, 16 pisos tipo y cinco áticos, que oscilan entre uno y siete millones de euros. Todas las viviendas cuentan con salas de un gran interés patrimonial y, tanto en el sótano como la cubierta se podrá disfrutar de espacios comunitarios. Ambos espacios contarán con piscina y la del sótano será una de las más largas de España. También habrá gimnasio, jacuzzi, cocina comunitaria, entre otras comodidades.

Pero no sólo el valor arquitectónico es el protagonista en este caso. Catalogada desde 1979 como bien de interés cultural, Casa Burés dispone de verdaderas obras de arte en su interior: el interiorismo, el mobiliario, la luminaria, las pinturas, las vidrieras, los paneles escultóricos o los mosaicos de algunos de los artistas más reconocidos de principios del siglo XX.

Para la empresa inmobiliaria es crucial el respeto histórico de todos los elementos que forman parte del legado modernista de Barcelona. Para ello, los elementos más valiosos serán restaurados por artesanos especializados y expertos en patrimonio. Para uno de los socios fundadores de Bonavista Developments, Marcus Donaldson, “lo importante para la ciudad es que entendemos el valor histórico del edificio y estamos llevando a cabo una reforma que es respetuosa, con un equipo de arquitectos que trabajan codo a codo con los expertos en patrimonio de la ciudad”. Gracias a su acción, esta joya del modernismo que se encontraba semi-abandonada, volverá a brillar como nunca y se convertirá en un auténtico privilegio vivir en ella. “No solo hemos respetado todas y cada una de las indicaciones de los expertos en patrimonio sino que incluso hemos decidido recuperar elementos y hacer intervenciones que la normativa no nos exigía y lo hemos hecho porque nos apasiona este proyecto y ha sido una apuesta empresarial pero también sentimental”, añade otro socio de la firma, Alex Miquel.

bonavistadev.com

Con información de: Robb Report

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí 

 

Siguientes artículos

Ella es la mejor directora de orquesta en México
Por

La directora de orquesta mexicana, Alondra de la Parra, está cambiando la forma de ver la música en el mundo. Con la ene...